web analytics
Página de inicio » Nacionales » Transfiguración virtual con mucha fe y oración  
El cardenal Gregorio Rosa Chávez celebra la Santa Eucaristía en honor al Divino Salvador del Mundo, que este año se celebró de manera diferente debido a la pandemia. Foto Diario Co Latino/ @arzobispadoss

Transfiguración virtual con mucha fe y oración  

@DiarioCoLatino

Desde 1526 se celebra  la transfiguración del Divino Salvador del Mundo, patrono de El Salvador , y desde 1963 la tradicional procesión sale de la Basílica Sagrado Corazón, y desde allí recorre las principales calles de San Salvador hasta llegar a la Catedral Metropolitana, pero este año solo fue un recuerdo para los fieles católicos debido a la pandemia que azota el  país.

Y aunque la  iglesia  a través de sus medios de comunicación como la radio y tv  transmitió la celebración de años pasados, y hubo miles conectados que revivieron una de las tradiciones más significativas del pueblo católico salvadoreño, hizo falta la aglomeración, los cantos, las oraciones, las promesas.

El 6 de agosto la misa de las fiestas fue a puerta cerrada, aunque se observó en las afueras de la catedral a algunos fieles usando mascarilla, haciendo oración, pidiendo la intercesión del Divino Salvador del Mundo para que se vuelva a la normalidad.

José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador, habría informado recientemente de la suspensión de algunos eventos religiosos que se programan como parte de los festejos patronales en honor al Divino Salvador del Mundo.

Uno de estos  eventos era  la misa en honor al patrono, ya que los contagios (de Coronavirus) se incrementan cada día.

Y no sería responsable someter al riesgo de contagio a los asistentes. Para la iglesia ha sido duro suspender una actividad, en la que participan feligreses que vienen a la ciudad de todas partes del país.

Este año las actividades religiosas han quedado suspendidas, lo mismo pasó en la Semana Santa, sin embargo, los católicos han participado virtualmente de las conmemoraciones desde sus hogares.

Diversos medios de comunicación y por plataformas de redes sociales se han encargado de  transmitir las actividades religiosas, en las que no hay presencia física, pero sí fe y oración.

“Es un momento providencial para unirnos y suplicar al Señor, no es el momento para celebrar con cohetes, con fiesta, esta vez no puede ser así”, habría afirmado el arzobispo de San Salvador.

Ver también

Denuncian al ministro de Hacienda por recorte presupuestario en fondos de veteranos 

Samuel Amaya  @SamuelAmaya98 Veteranos y excombatientes de guerra presentaron esta mañana una denuncia en la …