web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Selección poética de Marta Miranda (Argentina)

Selección poética de Marta Miranda (Argentina)

 

 

EL MAR NO ES

una piscina

el mar tiene vida propia

nomás sumergirse

y el cuerpo pierde fuerzas

a veces se avanza

a pesar se retrocede

 

Cae la tarde

con los pies en el agua

mira el mar, avanza unos pasos

se detiene:

 

ahora avanza el mar

y la rodea

 

De eso se trata, en la orilla

poseer

ser poseída

 

 

 

 

 

 

LA NADADORA EMERGE

rasga el agua con sus brazos

 

La cabeza se desplaza

sobre el filo del agua

el cuerpo, desde lo profundo

la acompaña

 

¿Qué distingue a la que nada

del pez recién nacido?

 

La que nada sabe que

es preciso

alcanzar la orilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NO RECUERDO LA SONRISA DE MI PADRE

 

Aunque la enfermedad lo devoraba

siempre ponderé

la belleza de mi padre:

sus grandes ojos

sus manos alargadas

el aire irónico con que miraba el mundo

 

Desde su silla de ruedas

si alguien cometía una torpeza,

cosa frecuente dado el lugar

las circunstancias,

si me miraba en esas circunstancias

sonreía calladamente

yo tomaba ese gesto como una señal de bienvenida,

de ser parte de su mundo

 

Sin embargo

no recuerdo su sonrisa, digo,

lo material

de su sonrisa

 

¿Sus dientes eran amarillos

o parejos?

En el recuerdo

la sensación es de felicidad

pero la imagen congelada

al mirarme

es la sonrisa que ofrecemos al perro abandonado

que al cruzarnos en la calle nos sigue

mueve la cola, no nos muerde

 

Creo que es suficiente

con saber que mi padre sonreía

más allá del recuerdo

para poder creer en la regla de bondad

de todas las sonrisas

de todos los perros

de todos los padres de este mundo

 

 

POSTAL

 

Quizá sea el momento

de tener una casa, un hogar

un perro que nos lama

 

Estampita

del álbum familiar

lejos del centro

tuvimos una casa

postal imperfecta

faltó siempre

el animal doméstico

 

NIEVE

Hace días que el mundo es otro:
llueve en esta parte del mundo
y el aire es caldo
sensación de una cosa
que subiendo por la tráquea
enmudece, deja
la lengua como un charco

Hace días que llueve y me gustaría
saber si va a parar
y no lo sé
porque clavado en la pantalla
aparece siempre el pronóstico
de la ciudad donde estás
Grados temperaturas
nubecitas de colores,
hoy
y durante toda la noche
copos blandos empezaron a ocultar tu casa
si sigue así
mañana tendrás que palear la nieve
para poder salir

 

Aquí
la lluvia cesa y sale el sol
ruge como venido del infierno
una bocanada caliente y húmeda
que nada logra sofocar

 

Apuro el trago
dejo un hielo en la boca
y en la lengua estalla
tu parque nevado

 

Que la nieve del mundo
se lleve este ardor

 

Marta Miranda (Mendoza, Argentina, 1972)

Escritora, Magister en Escritura Creativa y gestora cultural. Publicó los libros de poemas Mea Culpa (Nusud, 1991), El Oleaje (Nusud, 1998), La misma piedra (Ediciones Del Dock, 2004), Nadadora (Bajo la Luna, 2008, 2º ed. 2018), El Oleaje y otros poemas, antología bilingüe (Ruinas Circulares, 2013), Antología (Cuadernos Amerhispanos, México, 2013), El lado oscuro del mundo (Bajo la Luna, 2015).

Dirige junto al escritor Ricardo Rojas Ayrala la Asociación Cultural VaPoesía Argentina desde donde organiza el Festival Internacional VaPoesía Argentina – literatura e inclusión.

 

Selección por: Claudia Jiménez

Psicóloga, actriz  y gestora cultural

 

 

 

 

Ver también

Me conmueven los aplausos finales

  Por Wilfredo Arriola   La preparación es la cara oculta del artista. En las …