web analytics
Página de inicio » Nacionales » San Romero y su legado de justicia es recordado en vigilia virtual
Un capitalino camina frente a una imagen pintada a un costado de Catedral Metropolitana durante el día en que se conmemora el martirio de monseñor Óscar Arnulfo Romero, y la cancelación de estas actividades debido a la emergencia del COVID 19.

San Romero y su legado de justicia es recordado en vigilia virtual

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

Los lugares emblemáticos como la Cripta de Catedral Metropolitana, la capilla del Hospitalito Divina Providencia y la parroquia San Óscar Romero, en Ciudad Barrios, San Miguel, lucieron desiertos debido a la declaratoria de Estado de Emergencia Nacional por la Pandemia de coronavirus COVID-19, que obligó a la Conferencia Episcopal a cancelar todas las actividades relacionadas a la conmemoración del 40 aniversario del asesinato del primer santo del país, monseñor Óscar Arnulfo Romero.
No obstante, las redes sociales han vibrado con homenajes desde las comunidades, organizaciones, o de manera individual, al más universal de los salvadoreños: san Romero.

Las frases de sus homilías como “Muchos quisieran que el pobre siempre dijera que es voluntad de Dios vivir pobre. No es voluntad de Dios que unos tengan todo y otros no tengan nada”, “Un periodista o dice la verdad o no es periodista” o “La persecución es algo necesario en la Iglesia. ¿Saben por qué? Porque la verdad siempre es perseguida” y la celebración de la Santa Eucaristía a puerta cerrada en algunas iglesias marcaron este inusual aniversario martirial.

Un trabajador quien no quiso identificarse afirmó: “Desde el jueves pasado han cerrado totalmente la capilla y el Centro Histórico Monseñor Romero, solo está en funciones el hospital que atiende a personas con cáncer. Es por la emergencia -como usted sabe-; sino, esto estaría a reventar de lleno con la gente que siempre lo visita y por la misa de aniversario”.
En la homilía del 15 de diciembre de 1979, monseñor Romero predicó: “¿Por qué solo hay ingreso para el pobre campesino en la temporada del café y del algodón y de la caña?, ¿por qué esta sociedad necesita tener campesinos sin trabajo, obreros mal pagados, gente sin salario justo?

Estos mecanismos se deben descubrir no como quien estudia sociología o economía; sino, como cristianos, para no ser cómplices de esa maquinaria que está haciendo cada vez gente más pobre, marginados, indigentes”.

San Romero trascendió como la “Voz de los sin Voz” y tuvo que esperar más de dos décadas para que el primer papa latinoamericano, Francisco I, lo elevara a los altares en Ciudad del Vaticano, el 14 de octubre de 2018, proceso diocesano que inició el arzobispo Arturo Rivera Damas, en 1994.
Asimismo, el 24 de marzo ha sido designado por el Sistema de Naciones Unidas (ONU) como el “Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones de los Derechos Humanos y de la Dignidad
de las Víctimas”, con el objetivo de dar reconocimiento a todas las personas que han sido víctimas de secuestros, tortura, desaparición y muerte.

Vigilia virtual

Al filo de las seis de la tarde de este martes se realizó la vigilia virtual, organizada por un grupo de organizaciones, comunidades eclesiales, entre otros y que se denomina “Generación Romero”.

Por primera vez el uso de la tecnología permitió que existiera una conexión no tradicional, en la conmemoración.

Y se recorrió -a través de las redes- el camino del mártir Oscar Arnulfo Romero, proclamado santo por el Vaticano.

Con el lema acorde a la emergencia que vivimos “De los virus nos cuidamos, a Romero recordamos” se realizó la actividad que conmemora los 40 años del asesinato del que fuera la “voz de los sin voz”.

José Lazo (Pro-Búsqueda) habló de la deuda del Estado salvadoreño sobre la falta de justicia, verdad y reparación a las víctimas del conflicto Armado.

“Romero al final de su homilía decía, yo quisiera hacer un llamamiento de manera oficial, a los hombres del ejército y en concreto a las bases de la Policía Nacional, hermanos, son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos y ante la orden de matar que de un hombre debe prevalecer la ley de Dios dice: No matar. Al final de esta homilía termina diciendo un enérgico llamado a que cese la represión”, recordó Lazo.

Desde las perspectiva de las organizaciones que defienden los derechos de las víctimas del conflicto armado, este ha sido un tema fundamental, el llamado del obispo mártir en la que devela al Estado que estaban matando a poblaciones campesinas, estudiantes, obreros y todos aquellos que parecía enemigo.

Para Lazo, la denuncia de Romero sigue teniendo vigencia porque estas poblaciones que defendió el obispo mártir siguen sin obtener respuesta por parte del Estado.  “Hoy siguen iluminando el camino estas palabras”, afirmó.

De igual manera criticó el intento de aprobación de una Ley de Reparación y Justicia Transicional que no responde a las necesidades de las víctimas, por lo que instó al Estado a tomar conciencia y responder a las verdaderas necesidades, de reparación, verdad, justicia y no repetición de los hechos del conflicto armado.

Ver también

Economía salvadoreña podría contraerse dos puntos porcentuales

Alma Vilches @AlmaCoLatino El analista económico Mauricio Choussy consideró que debido a la pandemia del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *