web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Los que tienen el espíritu de ricos, desprecian a los pobres”: padre Andreu Oliva
Feligresía de la cripta de Catedral Metropolitana de San Salvador hizo entrega de un cuadro y velas en honor a los mártires jesuitas de la UCA, esto en el marco del 29 aniversario de su asesinato. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

“Los que tienen el espíritu de ricos, desprecian a los pobres”: padre Andreu Oliva

Yaneth Estrada
@caricheop

En la cripta de Catedral Metropolitana se conmemoró el 29 aniversario de los mártires de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”. El padre Andreu Oliva, rector de la UCA, expresó en la homilía que “la riqueza quita la libertad, esclaviza, hace orgullosos, codiciosas a las personas, y no les permite darse cuenta de la necesidad de sus prójimos y de las personas necesitadas de corazón”.

“Los que tienen el espíritu de ricos desprecian a los pobres y consideran que son plebes, porque quieren, porque son haraganes, porque les falta inteligencia. Y son estas actitudes las que han hecho tanto daño a nuestro país, porque los ricos creen que se han ganado su riqueza, pero no reconocen que son ricos porque han despojado a los pobres de aquello que tienen”, recalcó. Asimismo, el religioso criticó a los adinerados de no querer pagar impuestos para que el Estado pueda ofrecer mejores servicios a los pobres, mejor salud, educación, viviendas y más oportunidades a los jóvenes para evitar que caigan en la tentación de involucrarse en las pandillas. “No quieren que se apruebe una Ley General de Aguas para que los sectores menos favorecidos tengan acceso a este vital líquido, no quieren mejorar los salarios, ni compartir más con los trabajadores, porque solo están dispuestos a compartir lo que les sobra”, dijo Oliva.

También exhortó a los fieles a hacer como dijo Monseñor Oscar Arnulfo Romero y llamar a los ricos a la conversión, a combatir el egoísmo, que consiste en no querer compartir de lo suyo para que alcance a los demás, hay que hacerles saber que para Dios no hay nada más vergonzoso que la codicia y que no hay cosa más grande que tener el corazón desapegado de las cosas de la tierra.

El padre Andreu Olivo ofrece la misa dominical en la cripta de Catedral Metropolitana de San Salvador, en donde recordó la memoria de los mártires jesuitas y la vida y obra de San Oscar Arnulfo Romero que apoyaron a los más pobres del pueblo salvadoreño.
Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Entrega y ofrendas

El 16 de noviembre de 1989, luego de constantes amenazas, seis sacerdotes de la Compañía de Jesús y dos empleadas domésticas fueron asesinados por el batallón Atlacatl dentro del campus de la UCA. Estos fueron colocados boca abajo, mientras eran ejecutados. Entre los asesinados estaban Ignacio Ellacuría, rector de la universidad; Ignacio Martín-Baró, vicerrector académico; Segundo Montes, director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA; Juan Ramón Moreno, director de la biblioteca de Teología; Joaquín López y López, fundador de la universidad y estrecho colaborador; Elba Ramos, empleada doméstica; y Celina Ramos, empleada doméstica. Por esta masacre, un exmiembro del ejército salvadoreño incriminó al expresidente de la República Alfredo Cristiani y 14 exmilitares. Además, la Audiencia Nacional de España anunció en el año 2009 que investigaría el asesinato de los jesuitas, cinco de ellos españoles.

“Ni Jesús, ni los mártires que hoy queremos recordar, se guardaron la vida para sí, sino que actuaron con plena libertad, aún a sabiendas que con ello se jugaban su propia vida y prefirieron perderla, ganándola para Dios, fueron capaces de dar lo más valioso. Ellos son para nosotros un ejemplo de pureza evangélica, en el sentir con Dios, en una profunda unión con Dios, así como Jesús que vivía en el Padre en palabras de Monseñor Romero”, aseguró el rector de la UCA.

En el ofertorio se presentaron ocho velas rojas, imágenes de los rostros de los mártires de la UCA, las uvas y el pan como fruto del trabajo y de la entrega del servicio a los demás, el testimonio de los mártires salvadoreños y el vino como símbolo de la sangre del señor y la búsqueda de la comunión y una sociedad más justa.

Ver también

Crean ágil acceso a precios de combustible y gas licuado

Rosmeri Alfaro @RosmeriAlfaro “MinecAPP” es la aplicación móvil con la que el Ministerio de Economía …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: