web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Deportes » ¡Frustrante!
¡Frustrante!
Dustin Corea, es marcado por jugadores nicaragüenses, durante el partido amistoso en el Estadio Nacional en Managua, donde empataron a un gol. Foto Diario Co Latino/AFP.

¡Frustrante!

@DiarioCoLatino

Las postales que inmortalizaron el conato de bronca de anoche entre jugadores de la selección de El Salvador y Nicaragua, tadalafil retratan  la frustración que sufren los salvadoreños al ver jugar a la Azul, ailment que sin ser exagerados a vuelto a la era “primitiva”. Los pupilos de Ramón “el Primitivo” Maradiaga sudaron más de la cuenta en tierras pinoleras para rescatar un empate que, sin ser pesimista, sabe a derrota.

La prueba definitiva de Maradiaga y sus dirigidos será ante Honduras, pero nadie peca al afirmar que los tres laboratorios los aplazó con baja calificación. Anoche se esperaba una victoria, se esperaba que Nicaragua sirviera como punto de partida para recuperar brillo, pero no funcionó el “betún” y el panorama pasó de gris a negro para el futuro.

El estratega catracho mantuvo anoche su mismo esquema de juego, pero varió mucho su once inicial con respecto al partido pasado y el experimento de nueva cuenta resultó en fracaso. Tanto que su once inicial no tuvo ni siquiera la capacidad para manejar la posesión de pelota y, aunque parezca mentira, fue mucho más ordenado y punzante el rival.

Maradiaga apostó su acostumbrado 4-4-1-1, pero en esta ocasión apostó por Roberto Domínguez y Henry Romero para la zaga central y Xavi García volvió al corredor derecho por donde se desplegó también Jonathan Jiménez en función de volante.

Juan Barahona y Alex Larín se movieron por izquierda y el centro del campo se lo distribuyeron Rodrigo Rivera, Néstor Renderos y Miguel Lemus en labor de enganche, solo unos metros atrás de Dustin Corea.

No fue un mal planteamiento salvo que los hombres elegidos no cumplieron la tarea y se vieron superados por una selección pinolera que presionaba en la salida y que es bastante vertical al momento de buscar la cabaña contraria.

La primera gran acción de peligro, sin embargo, favoreció a El Salvador, fue un balón filtrado para Jiménez que lo dejó cara a cara con el portero Diedrich Tellez, pero el salvadoreño se sofocó y ante la salida del guardameta terminó rematando hacia fuera. La jugada ocurrió a los seis minutos y seguramente si hubiese acabado en gol la historia sería diferente.

Es que en adelante, una vez los chochos se recuperaron de ese susto, comenzaron ha hacer su fútbol y la Azul no solo se vio limitada al momento de recuperar el balón; sino que también lucieron faltos de ideas con la pelota en su poder.

No es que Nicaragua sea un selección de “Tiki-taka”, pero al menos se veía más claros en la idea de juego e intenciones, lo pusieron de manifiesto al ponerse en ventaja a los 26 minutos. Cuajaron el gol en la primera gran jugada de peligro que crearon.

Luis Capote de tiro libre desde fuera del área venció a Henry Hernández que se estiró cuan largo es, pero no pudo evitar la anotación y el colorido festejo de Capote.

La anotación  subió la adrenalina de los pinoleros y buscaron con insistencia un segundo gol de inmediato, pero sus ocasiones solo arrancaron suspiros. Un remate desviado y una jugada de espaldas a marco que asustó a Hernández es lo más cerca que estuvieron de su objetivo.

Claro está que el verse dominados causó frustración entre los integrantes de la Azul al grado de armar una trifulca en una jugada con poca trascendencia.

El defensa salvadoreño Roberto Domínguez y el delantero nicaragüense Bryan García pagaron los platos rotos ya que tuvieron que dejar el juego antes del primer tiempo.

En etapa de complemento “el Primi” quemó todas las naves dando participación a varios del banquillo que para ser honesto no mejoraron mucho la dinámica de juego. Si algo se puede rescatar es que fue en este tiempo en el que por la vía del penalti la Azul se salvó de hacer un ridículo mayúsculo.

Dustin Corea fue derribado en el área al ´64 y Jorge Morán ejecutó el tiro de 12 pasos que decretó el 1-1 definitivo. El de anoche es apenas el tercer empate que Nicaragua consigue ante El Salvador. Según las estadísticas se han enfrentado en 32 ocasiones.

El próximo partido de la Azul será ante Honduras y es un juego en el prácticamente está en juego la continuación del sueño de los salvadoreños por seguir escalando en la ruta que lleva al mundial de Rusia 2018.

3 Comentarios

  1. Los frustrados son los federativos mediocres mas claro no canta un gallo para que el Cuscatlán sea un desierto sin gente cuando enfrenten a os catrachos.

  2. Aclarando: fué El Salvador, que consiguió el empate. También fue El Salvador que peor de los dos. Nicaragua ha mejorado y El Salvador continúa empeorando. Tienen la palabra los expertos.

  3. Pero gracias a ese empate la selecta subio en el ranking FIFA de medio punto;ahora es la numero 96 1/2….

A %d blogueros les gusta esto: