web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Fervor y devoción religiosa durante 75 años
Fervor y devoción religiosa durante 75 años
La Hermandad de Jesús Nazareno de Izalco conmemoró 75 años de fundación. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Fervor y devoción religiosa durante 75 años

@jospadfoto

La devoción de todo un pueblo inundó de fervor las calles de Izalco el pasado domingo. Miles de personas acompañaron la procesión de Jesús Nazareno que recorrió el municipio por once horas, shop la escena, hospital propia de una Semana Santa: túnicas moradas, treat incienso, velas, sacrificio y penitencia,  en esta ocasión fue para conmemorar los 75 años de fundación de la Hermandad de Jesús Nazareno.

El intenso sol no fue impedimento para que miles de personas acompañaran la procesión. Alfombras, gallardetes, cohetes de vara, fueron elementos que engalanaron la festividad. Desde los más pequeños hasta los mayores fueron testigos de cómo el Nazareno recorría los barrios en una época poco común y con un sentido festivo, distinto al sentimiento luctuoso de la semana mayor.

La hermandad se fundó en 1940 luego que un grupo de devotos, al ver que más personas visitaban al Nazareno y participaban en las fiestas de la entonces cofradía indígena, tomaran a bien la decisión de transformarla en Hermandad de Jesús Nazareno, crear estatutos y elegir a una junta directiva periódicamente. Además se llegó a un acuerdo que las tradiciones propias de la cofradía se respetarían y se continuarían.

Aunque para algunos la decisión significara perder aspectos de la celebración, esto traería beneficios, ya que la imagen de Jesús Nazareno ya no estaría en casas particulares, en esos tiempos ranchos de paja, y sus pertenencias serían preservadas de mejor manera.

Actualmente no existen datos certeros del origen de la cofradía, sin embargo, algunas investigaciones concuerdan que para finales del siglo XIX esta entidad ya existía. Tampoco hay un origen certero de la imagen del nazareno, la historia de su llegada a Izalco está llena de misticismo, los más longevos afirman que la imagen fue encontrada dentro de unas cajas de madera que eran tiradas por mulas y al no llegar a su destino fueron recogidas por pobladores, iniciando así las festividades.

El sábado se realizó la vela de la imagen del nazareno, en un altar al estilo antiguo, los devotos llegaron a venerarle. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

El sábado se realizó la vela de la imagen del nazareno, en un altar al estilo antiguo, los devotos llegaron a venerarle. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Con el paso de los años las cosas se fueron “modernizando”, se establecieron tres procesiones formales para Semana Santa, los días martes, miércoles y Jueves Santo; siendo la última, llamada Procesión de los Cristos, la principal con una duración de 16 horas y en la que se evidencia el sincretismo indígena cristiano que la asociación posee.

En los años sesentas se logra edificar una ermita con ayuda del pueblo en el Barrio San Sebastián, y sería dedicada al culto del Nazareno y la sede hasta estos días de la hermandad.

Asimismo, el anda donde se procesiona la imagen, que fue donada en los años 60s y remodelada en 1979, sustituyó a las pequeñas andas anteriores, cuyo espacio no sobrepasaba los 20 cargadores.  Ahora 50 hombres llevan en hombros la pesada estructura de madera, bamboleándose a un solo paso para soportar el peso.

“A través de la hermandad, la fe y el amor a Dios y a Jesús Nazareno ha crecido. Vemos para Semana Santa como los niños vienen con sus cruces, participan como inciensores y desde muy pequeños se involucran, esa es la vida y la fuente del futuro de la hermandad”, expresa Abraham Gil, síndico de la junta directiva de la organización religiosa.

La iglesia también se unió a la celebración. Antes de iniciar la procesión se realizó una eucaristía por el aniversario.

“Como comunidad parroquial hemos querido unirnos a esta fiesta de la Hermandad de Jesús Nazareno. Son de las cosas que identifican al pueblo, las hermandades y cofradías tuvieron carácter evangelizador, porque servían para acercar e involucrar a la gente en el quehacer religioso; no son ajenas al quehacer de la iglesia católica”, manifiesta Roque Acosta, sacerdote de la parroquia Nuestra Señora de los Dolores.

El sábado también se llevó a cabo la “vela de Jesús Nazareno”, actividad en la que se colocó la imagen en un altar dentro de la ermita para que la gente llegue a venerarlo. Se repartió la tradicional flor de corozo y los asistentes degustaron chilate con dulces en conserva y melcocha, elementos culinarios propios de la hermandad.

A %d blogueros les gusta esto: