web analytics
Página de inicio » Nacionales » El derecho humano al agua desde las juntas rurales
María Rudecinda Orellana, directora de PROVIDA junto a representantes de organizaciones sociales, Juntas de Agua de Chalatenango y gobiernos locales participan en el conversatorio denominado “Gestión Integrada, participativa y ambientalmente sostenible del recurso hídrico con enfoque de Derecho y Equidad de Género”. Foto Diario Co Latino/Alfredo Carías.

El derecho humano al agua desde las juntas rurales

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

El agua no es un tema coyuntural en la zona rural, es un desafío permanente con el que debe lidiar la población y en especial las mujeres, que actualmente deben recorrer amplias distancias para el abasto y acarreo de agua debido a la escasez para sustentar las actividades de la familia.

“Son más de cien familias que se benefician con nuestro sistema de agua, que cuenta con un tanque de captación; teníamos un proyecto que estaba ya desfasado, tenía como veinticinco o treinta años, pero ahora estamos tratando de manejar este recurso de manera más innovadora, cuidando a la vez nuestras fuentes de agua”, dijo Rosa Adela Herrera Guardado, directiva de la Junta de Agua de Teosinte, Chalatenango

Con un taller-conversatorio, PROVIDA, AEOPAS, gobiernos locales, Juntas de Agua y comunidades compartieron experiencias sobre el desarrollo del proyecto “Gestión integrada, participativa y ambientalmente sostenible del recurso hídrico con enfoque de derecho y equidad de género”, que compartieron con los municipios de San Ignacio, San Francisco Morazán, Tejutla y San Fernando, en el departamento de Chalatenango.

Sobre la protección de las fuentes de agua y acuíferos, Rosa Adela señaló como un avance importante la capacitación de habilidades de la población sobre la gestión y administración del recurso hídrico, así como, la concienciación sobre el rescate del medio ambiente.

“Teosinte se abastece de agua de dos fuentes de agua: El Aguacatillo y Las Cañitas, que son montañas que tiene estas fuentes muy importantes para nosotros y, gracias a PROVIDA, hemos podido legalizarlas. Ahora somos una nueva junta con mayor participación de mujeres y estamos entusiasmadas porque vamos a gestionar un mejoramiento al sistema de agua domiciliar”, acotó.

Los informes sobre la calidad de agua de los ríos en el país, que realizó hace dos años el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), dan cuenta de la precariedad de los mismos, cuando reportan que un 68 % de este recurso se encuentra contaminado, lo que representa peligro para la población, así como para las especies de flora y fauna.

Esto se une a los registros de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillado (ANDA), que señalan que el 8.7 %  de la población salvadoreña no tiene acceso alguno al agua potable, con el agravante de que el 99 % de ellas residen en las zonas rurales, normalizando un “sistema desigual” para  la disponibilidad del agua potable en el país.

El acceso al derecho humano al agua es un tema permanente con el que los pobladores de las zonas rurales deben lidiar a diario.
Foto Diario Co Latino/Archivo.

María Rudecinda Orellana consideró fundamental una planificación organizativa en la administración del agua de las comunidades, además de contar con proyectos y planes a largo plazo, para que su gestión sea integral.

“Con la visita de AEOPAS, empresa relacionada al agua, pero con una esencia pública, que de eso trata este conversatorio para hablar de la gestión del agua en España y cómo es en El Salvador, será lo enriquecedor de esta jornada y poder compartir con líderes y lideresas de la comunidad o miembros del concejo municipal, porque buscamos sensibilización y enfoque de género”, manifestó.

Mientras, Marvin Cardoza, alcalde de San Francisco Morazán, Chalatenango, reafirmó que como parte del proyecto de cooperación de PROVIDA y la Solidaridad Internacional de Andalucía, que fueron fondos enfocados al fortalecimiento de las comunidades en la gestión integral del agua, ha sido positivo por su enfoque de derecho humano y género.

“Se han beneficiado tres comunidades de los cantones Teosinte, Tremedal y El Higueral, donde se fortaleció y legalizaron las Juntas de Agua. Además de invertir en infraestructura, que trata de la mejora de los sistemas y generado espacios de participación ciudadana, a la que acompaña nuestro gobierno municipal”, explicó Cardoza.

En cuanto a la relación del gobierno local y sus comunidades, señaló que son “facilitadores” para el crecimiento de los liderazgos femeninos y la participación social, en el proceso de captación, saneamiento y distribución del agua.

“Antes era abrir la llave del sistema de agua y cerrarla, ahora se ha institucionalizado y ahora tenemos Juntas de Agua más responsables, donde se ve la calidad misma desde su cloración, porque antes no lo hacían y había un pésimo control. Ha habido un salto de calidad en la gestión del agua a nivel comunitario y nosotros somos responsables de la población del municipio (casco urbano), porque creemos que el empoderamiento de la comunidad es fundamental”, aclaró.

En la visita que realizó Leo Heller -relator del derecho humano del agua de la ONU- fue enfático en la visión de dar “prioridad al uso de agua para consumo humano, doméstico”, lo que honra la prerrogativa de todo ser humano al derecho al agua, que además debe cumplir con las características de ser salubre, suficiente, accesible y asequible. De ahí su recomendación de un marco normativo de la Ley General de Agua y Saneamiento.

Ver también

Instan al gobierno ecuatoriano a buscar el diálogo y la paz

Buenos Aires/Prensa Latina El Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel instó al …