web analytics
Página de inicio » Mundo » Cuba sigue abriendo nuevos hoteles pese a pandemia

Cuba sigue abriendo nuevos hoteles pese a pandemia

   Por Yosley Carrero
   LA HABANA/Xinhua

Cuba apuesta por la inauguración y construcción de nuevos hoteles para la reactivación económica del país, pese a la pandemia del nuevo coronavirus y la intensificación de las sanciones de Estados Unidos contra la nación caribeña.

Al tiempo que ha maniobrado con una emergencia sanitaria que llegó a alcanzar picos de más de 9.000 contagios diarios, el gobierno cubano y las cadenas hoteleras han dejado listas nuevas instalaciones en balnearios como Varadero y Guardalavaca.

En tanto, para el próximo 22 de diciembre, el Ministerio de Turismo de Cuba prevé el inicio de operaciones del Coral Level Esmeralda en Cayo Cruz, un islote de 26 kilómetros cuadrados en la parte del archipiélago Jardines del Rey, perteneciente a la central provincia de Camagüey (centro).

Operado por la cadena española Iberostar e inspirado en el diseño inmobiliario de las haciendas cafetaleras cubanas de la segunda mitad siglo XIX, el hotel de 121 habitaciones ya cuenta con reservaciones de turistas canadienses, alemanes y visitantes locales para los primeros días luego de su apertura.

El director de operaciones de Iberostar para la zona del centro y oriente de Cuba, Manuel Corbalán, dijo a Xinhua que la nación posee todos los atractivos necesarios para atraer a un mayor número de visitantes en un escenario postpandemia.

«Continuaremos invirtiendo en el sector turístico de Cuba y planificamos abrir nuevas instalaciones en los próximos años. Hemos arrancado recientemente con un proyecto de construcción hotelera en la península de Ancón, el cual ya se encuentra en la fase de movimiento de tierras», destacó.

De los tres hoteles ubicados en el más nuevo de los destinos de sol y playa de Cuba, ya ofrece servicio La Marina Plaza and Spa, y se apresta a iniciar operaciones el Valentín Cayo Cruz.

La turista canadiense de 52 años, Tracy Boccini, comentó a Xinhua que había escogido el destino Cuba por el atractivo de sus playas y la amabilidad de su gente.

«He estado varias veces en este país. He venido con mi esposo y la estamos pasando muy bien. Aún no estamos de vuelta a casa y ya sentimos ganas de regresar», dijo mientras disfrutaba de un café en la piscina de un hotel de Jardines del Rey.

Por su parte, la turista peruana radicada en Canadá, Carla Pérez, también llegó hasta el balneario en el centro de Cuba para escapar del frío invierno y el agitado ritmo de la ciudad de Montreal.

«Los turistas canadienses han estado visitando a este país por muchos años. Nos sentimos seguros aquí, aunque se han encendido las alarmas en el mundo con la variante Omicron del nuevo coronavirus», respondió a Xinhua mientras descendía de un velero en el cayo Media Luna.

En Playa Pilar, sitio que adquirió el nombre del yate del escritor estadounidense y Premio Nobel de Literatura, Ernest Hemingway, tras sus travesías marítimas por estas partes de Cuba, el hotel Cayo Guillermo Resort Kempinski también se prepara para reabrir a los turistas a partir del próximo 3 de enero.

Sin huéspedes caminando en bermudas y camisetas entre las construcciones de palafitos, o los bares dispensando tragos de mojito y Cubalibre, los trabajadores de la instalación cuentan los días para recibir nuevamente a los clientes al tiempo que agilizan las acciones para reparar la pasarela de acceso a la playa con nuevas vigas de mozo bamboo.

Con inauguración en febrero de 2020 y cierre el 22 de marzo por causa de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), proyectan cerca de un 10 por ciento de ocupación para enero próximo.

La directora adjunta del hotel, Yaima Pérez, aseguró que existen estaciones de desinfección en múltiples áreas incluyendo las habitaciones, restaurantes y bares.

«Pudimos operar por un período muy corto. Tenemos habitaciones que nunca se han vendido. Para nosotros es casi como un nuevo estreno. Un hotel sin turistas es como una casa cerrada», subrayó.

Las autoridades del turismo en la central provincia de Ciego de Ávila esperan que más turistas canadienses, europeos y rusos puedan arribar a la nación en los próximos meses a pesar del nuevo contexto marcado por la aparición de la variante Omicron del virus.

La directora de ventas de la cadena Muthu en Cuba, Yudith Alfonso, aseguró a Xinhua que se han adoptado todas las medidas para ofrecerle a los turistas toda la seguridad posible en medio de la emergencia sanitaria.

«La reapertura de fronteras ha permitido que muchos clientes canadienses, mexicanos y rusos se hayan sumado a la apuesta por Cuba. Esto es algo muy importante que ayudará a recuperar la economía de este país», precisó.

Asimismo, otros proyectos para la inauguración y construcción de nuevos hoteles ya están en marcha en diferentes destinos turísticos del país, incluyendo la capital cubana.

Cuba proyecta recibir para finales de 2021 cifras inferiores al medio millón de visitantes, lejos aún de los más de cuatro millones de turistas que arribaron al país al cierre de 2019, meses antes de la detección de los primeros casos de la COVID-19 en la nación caribeña.

Ver también

Siria condena ataques aéreos de EEUU en Hasakah

DAMASCO/Xinhua El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria acusó hoy sábado a las fuerzas estadounidenses …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.