web analytics
Página de inicio » Nacionales » Agua y alimentación adecuada, temas urgentes de nación
Organizaciones sociales por la Ratificación de los Derechos Humanos al Agua y la Alimentación, reiteraron su llamado al partido oficial que tiene en su poder 56 votos (mayoría calificada), para que trabaje a favor de las mayorías que aún no cuentan con la garantía de ambos derechos. Foto Diario Co Latino

Agua y alimentación adecuada, temas urgentes de nación

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

“Queremos que la nueva legislatura ratifique el derecho al agua y la alimentación adecuada, porque son trece años que estamos esperando y tenemos esperanza que si el partido Nuevas Ideas es el cambio, pues les digo, ratificar estos derechos sería nuevas ideas”, manifestó Elsa Marina Villegas, representante de las Asociaciones de Consumidores de El Salvador (ENLACES).

Las organizaciones sociales, iglesias y academia que integran la Campaña por la Ratificación de los Derechos Humanos al Agua y la Alimentación, reiteraron su llamado al partido oficial que tiene en su poder 56 votos (mayoría calificada), para que trabaje a favor de las mayorías que aún no cuentan con la garantía de ambos derechos.

“Nuestras comunidades tienen problemas de abastecimiento y calidad del agua (Guazapa) necesitamos el acompañamiento que prometió el presidente de ANDA (Rubén Alemán), que prometió racionar el agua a otros lugares que siempre han contado con el recurso, para mandarla a las comunidades y, es por eso, queremos reunirnos con él de nuevo, para explicarle nuestros problemas”, agregó Villegas.

Mientras, Erick Marín -franciscano conventual- señaló que elevar estos dos derechos a nivel constitucional fortalece a un Estado democrático, y que como temas de nación estos se encuentran vinculados a rostros, historias y contextos concretos de poblaciones que en su mayorías son mujeres y niñez.

“Estamos hablando de poblaciones que tienen sus sueños, aspiran a un futuro mejor y no olvidemos a los adultos mayores, estos mínimo vitales, el agua y la alimentación no pueden ser negociables. Esta lucha que se ha venido realizando ha sido larga y desafortunadamente inconclusa. Ahora, continuaremos en este esfuerzo en un contexto ya conocido, en medio de una pandemia, con una crisis sanitaria que vino a desnudar problemas estructurales que han estado presentes en nuestro país”, afirmó.

La Campaña por la Ratificación reseñó que la petición por el derecho humano a la alimentación adecuada acumuló trece años; mientras el derecho humano al agua doce años; que solo han logrado en diferentes legislaturas los votos para su aprobación, pero nunca su ratificación para convertirse en ley de la República.

No obstante, que El Salvador, como Estado parte del Sistema de Naciones Unidas (ONU), son compromisos internacionales ineludibles de un Estado de Derecho Democrático. Porque el agua y la alimentación están vinculados directamente a otros derechos como la salud, la vida y la dignidad humana.

“Garantizar estos derechos humanos fundamentales constituye un vivo ejemplo de aquello que nos puede permitir dar el paso de generar nuevas condiciones, calidad de vida y bienestar para toda la población salvadoreña. Como expresiones organizativas sociales, ambientales, eclesiales y ciudadanía en general, en conjunto elevamos nuestra voz, que reúne el clamor del pueblo salvadoreño sea escuchado”, reiteró Marín.

“Es importante el reconocimiento de ambos derechos en el contexto en el que nos encontramos como el agua que está en estrés hídrico”, sostuvo Danilo Pérez (CDC), que integra la Campaña por la Ratificación, señalando diversas problemáticas del abastecimiento y calidad del agua, a lo largo del territorio nacional.

“Hay encuestas que han documentado (UCA) la petición de la población para que sea ratificado este derecho al agua y saneamiento, fue en más de un 90 %; entonces, la lógica de la nueva Asamblea Legislativa será que la ratifiquen. Y en el derecho a la alimentación adecuada es fundamental porque previo a la pandemia ya teníamos más de 2 millones de pobres y posterior a la pandemia se sumaron 478,000 nuevos pobres de acuerdo al BID”, informó Pérez.

La cifra de 2.5 millones de pobres, señaló el presidente del CDC, es alarmante porque eleva los riesgos de la “inseguridad alimentaria” se recrudezca para estos grupos poblacionales para obtener alimentos y su subsistencia.

“A los diputados y diputadas que ganaron las elecciones y que estarán representando al pueblo salvadoreño, les pedimos que ratifique los derechos fundamentales al agua y alimentación, lo más pronto posible; que es una deuda con la población y un llamado al presidente de la república (Nayib Bukele) a que facilite, a través de la bancada de Nuevas Ideas, esta ratificación porque solo ellos tienen 56 votos, con lo que se lograría de inmediato la ratificación, aunque lo ideal sería que los 84 diputados puedan votar”, manifestó.

Asimismo, realizó un llamado al Sistema de Naciones Unidas (ONU), desde sus diferentes agencias como el PMA, PNUD, FAO, FIDA, ONU Mujeres, UNICEF, a interceder ante los órganos Legislativo y Ejecutivo, para buscar la ratificación de ambos derechos y acompañar los esfuerzos que realizan desde una década atrás la sociedad civil organizada y la iglesia católica.

“La FAO ha concentrado a diferentes zonas del país como Ahuachapán, la zona Oriental, los municipios del Corredor Seco Mesoamericano y nacional, que son muchos municipios que han tenido problemas sus poblaciones por el impacto del Cambio Climático en la zona. Estamos hablando de medio millón de personas en inseguridad alimentaria y no son datos nuevos, lo que si es nuevo, es el número de pobres que impactan a más de 2 millones de personas de la pobreza multidimensional sube del 28.1 % a 34 %, eso es grave, porque hay gente productora que no vende, ha aumentado el comercio de subsistencia y no hay generación de empleos”, puntualizó Pérez.

Ver también

Pronóstico del tiempo para este miércoles 22 de septiembre

@DiarioCoLatino El Cielo estará poco nublado a medio nublado, con posibilidad de chubascos con énfasis …