web analytics
Página de inicio » Deportes » ¡Vergonzoso!
El Salvador quedó eliminado de la Copa Oro 2019. Foto Diario Co Latino/AFP

¡Vergonzoso!

Santiago Leiva

@DiarioCoLatino

Se vale llorar, patalear y señalar con el dedo al técnico mexicano Carlos De Los Cobos. Y es que El Salvador no solo se quedó fuera de la Copa Oro 2019 en la primera ronda, sino que dejó una pobre imagen al caer 4-0 anoche en Los Ángeles.

El estratega azteca y sus pupilo tuvo un desastroso segundo tiempo en el que dieron pena ajena y dejaron a la afición azul con un nudo en la garganta y echando rayos.

El Salvador y su hinchada llegaron relajados al césped y las butacas del Banc Of California de Los Ángeles, pero Curacao le empató a Jamaica y eso puso nerviosa a la Azul que debió enfrentarse a una Honduras desbocado y con ánimos de quitarse la pena moral de la eliminación tempranera.

Sin más que el orgullo en juego, la “H” jugó sin presión y arrinconó al representativo cuscatleco que tendió dos barricadas en su parcela, renunció a la pelota y especuló con hacer daño con contras explosivas.

La estrategia le permitió a El Salvador cerrar el primer acto en blanco y consiguió generar dos llegadas claras, pero faltó puntería y un poquito de más picardía.

Al cuarto de hora, por ejemplo, Nelson Bonilla tuvo un mano a mano contra el meta Luis López, pero se durmió y le robaron la cartera.

Al ´40, mientras tanto, en una incursión relampagueante por izquierda, Juan Carlos Portillo sacó un misil que se fue sobre el horizontal.

Honduras, con claro dominio de balón, también generó llegadas peligrosas: el primero en probar fue Michael Chirinos con remate desviado y luego, a la media hora, Félix Crisanto le quemó los guantes a Henry Hernández que atinó a desviar el balón sobre el travesaño.

El complemento arrancó como cerró el primer tiempo: De Los Cobos no solo mantuvo el 4-1-4-1, si no que también sus cromos iniciales en los que fue novedad la presencia de Marvin Monterrosa en la zona ancha.

La diferencia, no obstante, la marcó Honduras que empujó la piedra y al ´60 encontró su premio en un disparo de Jorge Álvarez que dejó sin chance a Hernández.

El tanto cayó como balde de agua fría y obligó al estratega azteca a mover sus piezas con urgencia: entró Gerson Mayén por Narciso Orellana y la “H” acabó escribiendo su victoria sobre la lápida.

En el ´66, Darwin Cerén se equivocó en la salida, perdió un baló y este quedó para Rubilio Castillo que fusiló a Hernández con remate cruzado.

Ya desconcertada y con la ansiedad soplandole en la nuca, la Azul adelantó líneas, pero nunca tuvo claridad y al final acabó recibiendo más castigo.

Se corría el ´75, cuando en un trazo largo Bryan Acosta apartó con su cuerpo a Roberto Domínguez y decretó el 3-0.

Pero el bochorno no acabaría así: en el ´89, en una contra letal la selección hondureña acabaría por conseguir el 4-0, por medio de Emilio Izaguirre, que tenía segundos en la cancha, pero que le bastaron para decretar el “póquer” catracho.

Ver también

“No se tolerarán Caballos de Troya en el Gobierno”: Nayib Bukele

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El presidente de la República, Nayib Bukele, envió un fuerte mensaje a …