web analytics
Página de inicio » Articulos » Troles, bots e influencers

Troles, bots e influencers

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

La Guerra Psicológica y su concreción, las Operaciones Psicológicas, es una guerra política y de propaganda1. Esta se dirige a influir en el sistema de valores, en el sistema de creencias, en las emociones y en reforzar actitudes y comportamientos favorables en la población objetivo. Se suele situar en la Primera Guerra Mundial, el comienzo de las Operaciones Psicológicas modernas.

Para el coronel de artillería del Ejército Español, Fernando Frade Merino, el objetivo de la Guerra psicológica es influir sobre las actitudes, opiniones y conductas del grupo blanco2. La Guerra Psicológica comprende un Plan de Acción que se materializará a través de las Operaciones Psicológicas. Las cuales son acciones propagandísticas, ideológicas, económicas, militares y políticas.

Las Operaciones Psicológicas precisan definir el grupo blanco, su vulnerabilidad psicológica, el objetivo psicológico, la misión psicológica, el modo de acción psicológica y el tema psicológico. Para ello, el Operador Psicológico necesita conocer la dirección, el grado, la importancia, el contenido y la especificidad de las actitudes del grupo blanco. Pues su misión es que aparezcan las actitudes deseadas y evitar la formación de actitudes no deseadas.

La propaganda dirigida a la audiencia blanco tiene que especificar si el objetivo de la acción psicológica es unirla o segregarla, si el llamamiento es por medio de la persuasión lógica o activando emociones. A la vez, determinar si la propaganda será blanca, negra o gris y establecer si se expone en forma directa o implícita la respuesta deseada.

Para el psicólogo argentino Sergio Mario Guilli, la Guerra Psicológica es parte fundamental de la Guerra de Cuarta Generación3. Esta es una combinación de guerra asimétrica, guerra de baja intensidad, con terrorismo de Estado y contraterrorismo, operaciones encubiertas y guerra popular. El autor considera que la sociedad latinoamericana ha estado bajo la influencia de Operaciones Psicológicas del Imperio Norteamericano. Alega que los elementos de la Guerra de Cuarta Generación son el astroturfing, la propaganda negra, los perfiles falsos en las redes, la distracción, la posverdad, el manejo de la información de la Big Data para enviar mensajes segmentados y las distorsiones informativas.

El periodista español, Mario Saavedra considera que el trol, usuario falso de internet (sock-puppet), “pesca” a otros con sus cebos: comentarios hirientes, comentarios salidos de tono, insultos y aseveraciones contra lo que se afirma en un foro4. Estos alborotadores y polemistas se ocultan tras perfiles aparentemente reales. Desde allí lanzan mensajes que provienen del Estado, de organizaciones políticas o religiosas. Practican el astroturfing, técnica de marketing que consiste en ocultar al verdadero emisor de un mensaje publicitario o propagandístico, y hacerlo pasar por una expresión popular y espontánea. A través de este controvertido método, se crea popularidad y masividad ficticias, para que otras personas estén más proclives a aceptar la idea, marca o producto que se desea promover. El término proviene de Astroturf, una marca de césped sintético. Por tanto, la Internet se ha convertido en un auténtico campo de batalla por la opinión pública de parte de blogueros, tuiteros, youtubers, tiktokeros y facebuqueros (influencers).

Según la politóloga argentina Silvina M. Romano, las Operaciones Psicológicas del Gobierno Norteamericano encarnan objetivos de seguridad, expansionismo económico de las transnacionales y la creación de espacios académicos que explican “la amenaza Rusa, China, Iraní, Coreana y Venezolana”. El objetivo es garantizar el flujo de recursos, materias primas y acceso a mercados para expandir el “modo de vida americano”5. Los pilares de la Guerra Psicológica norteamericana son los medios masivos de comunicación, las producciones de Hollywood, el intercambio estudiantil y la asistencia al desarrollo.

Centros de guerra psicológica

Paolo Luers -periodista alemán salvadoreño- asevera que en El Salvador hay una estructura de desinformación alrededor de Casa Presidencial6. Señala que existe un Centro de Guerra Psicológica Gubernamental que se encarga de desinformar, difamar y realizar un acoso digital sistemático. Advierte que también prevalecen Centros de Guerra Psicológica extraoficiales de desinformación, operados con fondos públicos, como los medios de comunicación digitales decomisados y manejados por el Consejo Nacional de Administración de Bienes (CONAB), troll centers e influencers que realizan un acoso difamatorio y violento contra posiciones críticas y opositoras al gobierno, tanto en redes sociales como medios digitales.

Las periodistas españolas Noelia Ruiz-Alba y Rosalba Mancinas-Chávez replican que el mismo Presidente Bukele es un influencer7. Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.

Señalan que su cuenta en Twitter la emplea para hacer propaganda de su gobierno y auto promocionarse, a la vez, para hacer contra propaganda a sus adversarios políticos. Con sus ministros la utiliza para implementar una estrategia de colmena, es decir, ordena algo a un ministro y este responde el mensaje. Para el Presidente Bukele twitter es una herramienta política y en ocasiones, marca la agenda mediática que circula en la esfera digital y en la prensa. Dos estrategias claves que utiliza son la espectacularización y el humor. Por su medio Implementa la política emoticono: sensacionalismo y entretenimiento.

La abogada salvadoreña Erika Saldaña expresa que en una campaña electoral, como la próxima elección para diputados y concejos municipales, se da una guerra política a través de la televisión, radio, prensa y redes sociales8. Se da un bombardeo constante de rostros, colores y banderas políticas en un ambiente tóxico de conspiración, engaño, manipulación y distracción.

En esta Guerra Psicológica se manipula la información y se tergiversan palabras, imágenes e ideas, con tal de hacer quedar mal al contrincante y que los ciudadanos no voten por él. En las redes sociales se da una beligerancia anímica y moral, contra quien piensa de manera distinta y se busca dar la impresión que un gran grupo de personas está contra este u otro candidato. La propaganda se exhibe a través de anuncios, programas televisivos, facebook lives y redes sociales. Ésta es  efectuada por auténticos voceros, gente pagada, como troles y bots (programas informáticos que efectúan automáticamente tareas repetitivas a través de Internet) y fanáticos. Saldaña califica una campaña electoral como una tormenta sucia que se dirige a neutralizar, insultar y desprestigiar al adversario político.

Detrás de la guerra psicológica

¿Qué hay detrás de esta guerra política? Se dice que hay cuatro formas para lograr que una persona obedezca: activando emociones, prometiendo una recompensa, apelando al deber, al honor, a la ideología y utilizando premios y castigos 9. En general la base del poder político se basa en emociones. Las emociones pueden unir o separar a las personas. Para lograr sus fines, el poder político utilizará las emociones que nos separan: miedo, odio e ira.

Los problemas crean sufrimientos y las personas buscan a sus líderes políticos para que los solucionen. Los problemas son fuente de poder de los líderes políticos. Los políticos no hacen nada para eliminar el problema, ya que los necesitan para justificar su existencia. Proponen soluciones contraproducentes que no atacan su causa, solo sus efectos y consecuencias. La meta de los líderes políticos es, lograr el control de los ciudadanos regulando sus emociones.

La versión más despiadada de Guerra Psicológica la encontramos en los regímenes totalitarios a través de la Psicopolítica. La Psicopolítica parte de la Geopolítica, es el arte y ciencia de dominar ideas y lealtades para conseguir sojuzgar a un pueblo10. Sus métodos se dirigen a alinear y afianzar lealtades de personas y masas. La misión del psicopolítico es enfilar a los individuos a los objetivos del Estado y erradicar a las personas que puedan desviar las lealtades del grupo. Su tecnología va desde el adoctrinamiento, la coacción emocional, la descarga eléctrica, la neurocirugía y la eliminación del individuo.

Se trata de alterar las personalidades de los ciudadanos, propiciando un caos cultural por medio de la agitación política, la desconfianza y la depresión económica y dominando cuerpos y mentes de personas importantes en la población a someter, para obtener la obediencia ciudadana y de esta manera conseguir crear esclavos psicopolíticos.

La conclusión del psicólogo austriaco estadounidense, Ernst Dichter, es clarísima11: “Estamos envueltos en un falso combate de misiles y bombas H, mientras que, bajo la superficie, el verdadero combate está en torno al espíritu del hombre”.


  1. Guerra Psicológica. En: https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_psicológica

2. Frade Merino, Fernando (1994). La Guerra Psicológica. En: https://es.slideshare.net/Guille1958/la-guerra-psicológica

  3. Guilli, Sergio Mario. Guerra Psicológica. En: https://revistalacomuna.com/formacion-politica-y-opinion/guerra-psicologica/

  4. Saavedra, Mario. Guerra Mundial Troll. En: https://www-elconfidencial.com/mundo/2015-04-20/guerra-mundial-troll_762146/

  5. Romano, Silvina M. La guerra psicológica como guerra permanente: Estados Unidos en América Latina. En: https://www.vocesenelfenix.com/content/la-guerra-psicológica-como-guerra-permanente-estados-unidos-en-américa-latina

  6. Luers, Paolo, Carta a la comisión anti troles: investiguen a fondo los centros de desinformación y acoso del gobierno. En: http://siguientepagina.blogspot.com/2020/08/carta-la-comision-antitroles.html

  7. Ruiz-Alba, Noelia y Mancinas-Chávez, Rosalba. Estrategia de comunicación en twitter de Nayib Bukele: el presidente milenial de El Salvador. En: https://revistas.unav.edu/index.php/Communication-and-society/article/view/39038/34142

  8. Saldaña, Erika. Campaña Política: distracción, manipulación, engaño y conspiración. En: https://www.elsalvador.com/opinion/editoriales/campana-politica-distraccion-manipulacion-engaño-y-conspiracion/561815/2019/

  9. Mártir Hidalgo, José Guillermo. Acerca de la base emocional…del poder político. En: https://es.slideshare.net/Guille1958/pike-99850821

  10. Mártir Hidalgo, José Guillermo. Manual de lavado de cerebro. En: https://es.slideshare.net/Guille1958/brainwashing-102713582

  11. Mucchielli, Roger (1977).

Ver también

La forma viva y fulgurante del concepto de Revolución

Autor: Pedro de la Hoz  [email protected] El concepto de Revolución enunciado por Fidel ante la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.