web analytics
Página de inicio » Nacionales » Tiempo, tribus, suerte, violencia y fútbol I

Tiempo, tribus, suerte, violencia y fútbol I

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

En Rusia 2018 el campeonato mundial de balompié se puede imaginar de diversas formas, si consideramos el tiempo de 90 minutos (prorrogables) o agregados por los árbitros contadores de tiempo es muy similar a la representación del mito de Cloto (hilaba la hebra de la vida), Láquesis (echaba suertes y medía la longitud de la vida), Átropos (que no gira, corta la vida de la vida), aunque la representación es un poco forzada, la conjugación de los elementos míticos se cumple en el fútbol, por ello cada partido es una vida, un “destino” que quiérase o no conjuga un factor no humano, la “suerte” ese azar común que aplica en éste mundo, la diferencia fundamental con el mito es una planificación humana, un lugar determinado, así como la visión compartida de jueces terrestres, pero a pesar de todo ese control incluso con el VAR, en los pocos partidos que hemos visto, los errores arbitrales con faltas cometidas en la cancha son escandalosos, de ahí el azar. Echar suerte es un término conocido por la humanidad desde la antigüedad, en nuestra condición mediática de redes sociales etc, olvidamos el significado de Ocasión (diosa greco-romana) “representada por una mujer hermosa de larga cabellera por delante que le cubre el rostro y calva o rapada por detrás” porque es muy difícil encontrarle un pelo a un calvo, Fortuna y Ocasión están asociadas, escuchamos a los comentaristas deportivos estas palabras constantemente en sus transmisiones; Fortuna (la diosa)  puede ser buena, mala o breve.

Tribus en el fútbol es muy significativo, observamos colores, banderas, leyendas, distintivos, escudos, tambores, grupos coreando himnos en un sector, en el otro otra tribu alienta a los suyos de igual forma, es una violencia simbólica tolerada, en ocasiones es insulto racial, nacional, histórico, político, homosexual etc. que lesiona a muchos por su sola mención; las tribus son la voz externa que pide a su modo: “solo la victoria”, solo el éxito. Las tribus tienen en su psique un profundo sentido de superioridad, desean demostrarlo en esencia dominar al oponente de una forma u otra, dentro o fuera de la cancha, el grupo no pide una igualdad, tampoco la hermandad o la solidaridad, el grupo pide diferenciarse y proclamarse vencedor en ese juego, es competencia por lo tanto perder no es aceptable. El concepto tribal también afecta el sentido religioso, el portero egipcio Mohamed Elshenawy renunció a un premio budwiser porque el alcohol no es aceptado en su religión.

Continuará

 

Ver también

Diariamente fallecen tres personas en siniestros viales

Alma Vilches @AlmaCoLatino El viceministro de Transporte Nelson García señaló que en el país a …

A %d blogueros les gusta esto: