web analytics
Página de inicio » Nacionales » Tacuscalco, una tierra sagrada que hoy sus herederos intentan proteger
El movimiento de “Artistas, intelectuales y trabajadores de la cultura en defensa de Tacuscalco” reafirman su compromiso de acompañamiento a las comunidades indígenas en defensa de este lugar, amenazado por proyectos urbanísticos, y la pasividad de las autoridades estatales que no logran detener a la empresa Fénix S.A. de C.V. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Tacuscalco, una tierra sagrada que hoy sus herederos intentan proteger

Iván Escobar
@DiarioCoLatino

Herederos de Tacuscalco exigen al Estado se respete la tierra de sus ancestros y llaman a la defensa del mayor templo sagrado del occidente de nuestro país, es el mensaje expresado por el movimiento en defensa de esta localidad ubicada en Sonsonate.

En conferencia de prensa en la Universidad “José Simeón Cañas” (UCA), el pasado miércoles 29 de enero, el movimiento de “Artistas, intelectuales y trabajadores de la cultura en defensa de Tacuscalco” reafirmó su compromiso de acompañamiento a las comunidades indígenas en defensa de este lugar, amenazado por proyectos urbanísticos, y la pasividad de las autoridades estatales que no logran detener a la empresa Fénix S.A. de C.V.

Entre las nuevas acciones se dio a conocer el pronunciamiento con más de doscientas firmas de artistas de diversas expresiones, profesionales de varias disciplinas y ciudadanos que piden frenar todo daño al lugar.

Este lunes 3 de febrero se entregó el documento a las autoridades del Ministerio de Cultura para que se pronuncien sobre el tema, y desde el Estado se proteja uno de los principales templos ceremoniales que data desde hace más de 3,000 años, que guarda importante historia de esta localidad.

Para el sábado 8 de febrero se llevará a cabo el conversatorio “Tacuscalco: el derecho a la dignidad de nuestros pueblos indígenas”, de 2 a 4 de la tarde en la Casa de los Vientos (casa del Mirador de Los Planes de Renderos), en el cual se continuará denunciando y sumando voces para pedir su protección.

Las comunidades indígenas exigen derechos

Y es que la lucha se ha intensificado luego de que en el mes de enero se conociera de la destrucción de un importante material arqueológico en la zona, siempre por los responsables de impulsar el proyecto urbanístico “Acrópolis Sonsonate”.

Mateo Rafael Latín, representante de la Alcaldía del Común de la zona de los Izalco agradeció el acompañamiento y remarcó: “Hoy nos sometemos a este nuevo proceso de lucha”, recordando que en El Salvador las comunidades indígenas siempre han sido invisibilizadas, sometidas a la explotación, despojados de sus tierras ancestrales y obligados a vivir en la extrema pobreza.

Latín recordó que en desde 1881, con la introducción del café en El Salvador, las comunidades indígenas comenzaron a ser violentadas en sus derechos. “Nos quitan la mayor parte de nuestras tierras”; hace 88 años, en 1932 “se da el otro problema por la miseria en que estábamos”, en referencia a la masacre indígena en el inicio de la administración de Maximiliano Hernández Martínez. “Nuestros parientes tenían que luchar, solo en Izalco a más de 10,000 hermanos nuestros los asesinaron”, recordó.

Y desde aquel oscuro 1932 a la fecha, “no simplemente mataron a nuestra gente, eliminaron ese conocimiento ancestral que hoy nos está haciendo falta. Izalco ha sufrido estragos (…) nuestra propia gente niega nuestra cultura por el desconocimiento”, puntualizó.

En este sentido, enfatizó que la defensa de Tacuscalco hoy en día es una nueva lucha de las comunidades indígenas, que se resisten a perder esa identidad que han preservado casi en silencio, resistiendo a toda agresión, persecución y un oscuro pasado.

Federico Paredes, arqueólogo y antropólogo salvadoreño y parte del movimiento de defensa de Tacuscalco, recordó que el lugar es un espacio sagrado y de gran valor histórico y patrimonial. Resalta que la lucha ha comenzado a dar resultados, ya que a pesar de que la destrucción y amenaza hacia el lugar viene desde 2017, se ha logrado que en enero -luego de los últimos daños- el Ministerio de Cultura emitió una resolución en la cual amplía hasta 500 manzanas la zona declarada como “bien cultural”. Ya en 1997, a través de la Ley Especial de Protección del Patrimonio Cultural, se contemplaban cerca de cuarenta manzanas.

“Lo que está pasando en Tacuscalco es el mismo caso que pasa a nivel nacional y regional (…) la destrucción de un sitio patrimonial de los sitios arqueológicos, sitios sagrados constantemente”, indicó.

Y añadió que “esto nos debe llevar a reflexionar sobre nuestro modelo de gestión patrimonial”.

Para el movimiento, no solo es defender Tacuscalco y que se castigue judicialmente a los responsables de la destrucción; hay que trascender a la preservación de otros espacios, de las comunidades, de garantizar el derecho a la cultura e identidad que tienen los pueblos originarios.

De acuerdo a Paredes, Tacuscalco forma parte de los 545 sitios existentes en el país, de acuerdo al mapeo arqueológico que data de 2005; por tanto, podrían existir más, “y no es posible que se dejen perder y llevarse parte importante de la historia de El Salvador”, acotaron.

Mateo Rafael Latín, representante de la Alcaldía del Común de la zona de los Izalco agradeció el acompañamiento, y remarcó que se entregan a este nuevo proceso de lucha por la defensa de Tacuscalco, recordando que en El Salvador las comunidades indígenas siempre han sido invisibilizadas.
Foto Diario Co Latino/Cortesía.

El presidente debe cumplir su palabra

Latín, en nombre de la Alcaldía del Común, institución que data de 1549, llamó al Estado, al presidente de la República y a las autoridades competentes a que acompañen la defensa de Tacuscalco.

“Reconocemos que somos los herederos exclusivos, la Alcaldía del Común representa la región de los Izalco -no solo Izalco- y Tacuscalco es parte de los cuatro Izalcos con lo cual nos pertenece, nos duele que a estas alturas, a más de 500 años, todavía luchen por todos los medios en invisibilizarnos, de mantenernos con pobreza extrema”, expresó.

“(…) Espero que analicen la situación y no sean cómplices una vez más de la destrucción de nuestro pueblo, de la destrucción de nuestra historia”, puntualizó Mateo Latín.

Por su parte, la representante de FESPAD, Ariela González destacó que la defensa jurídica de Tacuscalco es viable, ya que hay jurisprudencia tanto local como internacional para ejercer la protección de los derechos culturales. “Los pueblos indígenas no están solos”, afirmó.

El pasado 28 de enero salió publicado el comunicado del movimiento de artistas, intelectuales, académicos, trabajadores de la cultura, que a la fecha suman más de doscientas firmas, y en el cual se reafirma el carácter histórico de Tacuscalco, ya que desde tiempos de la conquista española se dejó sentando como un lugar de gran importancia, según consta en la Carta de Pedro de Alvarado a Hernán Cortes, el 28 de enero de 1524, y en la actualidad el arqueólogo Federico Paredes ha confirmado que fue una zona “nuclear” de las cabezas de jaguar.

“Además, es parte de la región cacaotera, en la zona de los Izalcos. Zona Nuclear de las cabezas de Jaguar… (debido a que) tres monumentos fueron encontrados en Tacuscalco”, finalizó.

“Mi llamado es al señor presidente… Creo en su palabra y no creo que sea hipócrita, que demuestre con palabras. Para nosotros, como pueblos originarios, la palabra dignifica al hombre”, concluyó Latín.

Ver también

Gobernación se mantiene en la zona hasta despejar la vía en Nejapa

Gloria Silvia Orellana @GloriaCoLatino “Hoy pues vamos a tener que continuar, serán los encargados de …