web analytics
Página de inicio » Nacionales » Pluviómetros y observación comunitaria en prevención por lluvias

Pluviómetros y observación comunitaria en prevención por lluvias

Redacción Nacionales
@DiarioCoLatino

“Es como un temporal de lluvias fuertes en la comunidad de Guaymango, Ahuachapán, y así está la situación en la zona de Jujutla abajo, Garita Palmera y Metalío, aunque hay otras zonas en que interviene MESAMA”, explicó Sara Guardado, lideresa de la mesa por la Sustentabilidad del Agua y del Medio Ambiente de Ahuachapán (MESAMA).

Las lluvias instaladas en el territorio nacional 48 horas atrás, han comenzado a impactar a varias comunidades de la zona Sur de Ahuachapán, con inundaciones provenientes por desbordamientos de ríos aledaños que tributa el río Paz, que sirve de frontera natural entre Guatemala y El Salvador.

“Aquí, Protección Civil, no tiene nada que ver, esto es un esfuerzo comunitario y nos ayudamos por el monitoreo de los y las compañeras y pluviómetros, en donde hemos medido la cantidad de lluvia caída que ha llegado a 34 milímetros. Nos cayó primero dos tormentas (lunes 6 y martes 7) y luego el miércoles por la tarde se vino la lluvia fuerte, tipo temporal”, informó Guardado. Asimismo, expresó la preocupación de las comunidades por las primeras pérdidas de huertos caseros, granos básicos y aves de corral, que por efectos de la lluvia de la semana que está generando muerte de las especies vegetales y animales, que son sustento de su dieta y generación de ingresos económicos.

“Nosotras hemos coordinado como grupo, ante esta situación de lluvias hasta dar asistencia técnica, porque hay presencia de miembros de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), que andan verificando la situación en estos momentos (ayer) acá en el territorio, y solo en nuestra zona son 136 personas”.

Doña Isabel de la comunidad California, verifica sus pérdidas en sus parras de tomate en Guaymango, Ahuachapán.. Foto Diario Co Latino/MESAMA.

“En la zona Sur de Ahuachapán monitoreamos constantemente a través de compañeros y compañeras que nos dan sus reportes y estamos protegiendo diferentes iniciativas que tenemos en la zona porque estamos hablando de nuestros medios de vida. Esos que nos han permitido durante la emergencia por la pandemia subsistir y ahora estamos igual con el mismo peligro latente”, dijo Guardado.

Sobre los estragos de las lluvias menciona que han llegado algunas “pestes” o enfermedades a las aves de corral que denominan “moquillo” o “soco”, que ha generado a las mujeres que tienen estas iniciativas buscar la vacunación y otros medicamentos para las aves. “Por las fuertes lluvias y anegamientos estamos cambiando de lugar las granjas de aves para que no sigan mojándose y muriendo, como los gallos, gallinas y pollos que están muriendo. Se han perdido legumbres como matas de pepino y pipianes. La lluvia constante les bota las flores, pudre los tallos. Y los tomates han quedado verdes, las berenjenas se han puesto amarillas y el chipilín y la mora se perdieron, y esto afecta grandemente y genera inseguridad alimentaria”, dijo Guardado.

La UNES, en un monitoreo con las comunidades de Ahuachapán, ha generado información de 15 estaciones pluviométricas de la zona Sur, con datos exactos sobre la situación climatológica. En Jujutla se han reportado 48.6 milímetros de lluvia, que ha dado paso a inundación en comunidad de El Capulín en San José Los Naranjos. Mientras, en la comunidad El Castaño, la cantidad de lluvia registrada llegó a los 28 milímetros

“Como mujeres estamos viviendo momentos difíciles, como se nos atribuye el cuido y protección de las familias, huertos y aves de corral. Tenemos que lidiar con la falta del agua potable en casa. Prácticamente los pozos y pilas que se llenan con el acarreo de agua de ríos en estos momentos no están aptas para consumir por toda la suciedad que arrastran y se considera un peligro acercarse a esas aguas turbulentas”, dijo.

“También, debemos cuidar a nuestros hijos e hijas, que hemos mandado a la escuela, que son los grandecitos, para el paso de los ríos o puentes no muy confiables que los amenazan las aguas de los ríos. Ahí vemos a niños y niñas mojándose al cruzarlo, y luego deben secarse los pies y ponerse de nuevo sus zapatos. Otros cruzan los puentes con sus madres que los esperan y cuidan también por la violencia delincuencial que nos les pase nada a sus hijas e hijos. Lo preocupante de todo esto es que estas lluvias no son las lluvias de invierno de años atrás, las tormentas son anormales y afecta nuestro ritmo de vida, es simplemente el Cambio Climático”, concluyó Guardado.

Ver también

Migrantes pagaron una suma exhorbitante por llegar a San Antonio

Tomado de Univisión Los coyotes que traficaron a los migrantes del camión que fue hallado en …