web analytics
Página de inicio » Internacionales » Nacionalistas europeos lanzan ofensiva contra el pacto de ONU sobre migraciones

Nacionalistas europeos lanzan ofensiva contra el pacto de ONU sobre migraciones

Viena / AFP

Sophie Makris

Los nacionalistas europeos se están movilizando contra un pacto mundial auspiciado por la ONU para regular las migraciones, una cuestión muy sensible en varios países y que podría incluso hacer caer al gobierno en Bélgica.

Este pacto ha reavivado las disputas políticas a través de todo el continente sobre este asunto, que paraliza la cooperación entre los Estados.

El documento amenaza con desintegrar la coalición gubernamental belga del liberal Charles Michel, bajo presión de los nacionalistas flamencos de la formación N-VA, que se oponen a este texto.

En Eslovaquia, el ministro de Relaciones Exteriores Miroslav Lajcak, exdiplomático de Naciones Unidas, acaba de abandonar el gobierno, en rechazo a la decisión de su país de oponerse al pacto.

El canciller conservador austriaco Sebastian Kurz no deja de recibir críticas desde que se alineara con su socio de extrema derecha FPÖ para boicotear el texto.

A sólo unos días de la cumbre internacional que se celebra el 10 y el 11 de diciembre en Marrakech para aprobar el pacto para una migración “segura, legal y ordenada”, seis países de la Unión Europea (Hungría, Austria, Polonia, República Checa, Eslovaquia y Bulgaria) anunciaron que no enviarán representantes a Marruecos para validar este documento, que sin embargo habían aprobado en julio, como todos los países de la ONU, a excepción de Estados Unidos.

Italia, donde gobierna la extrema derecha, decidió paralizar su firma, sometiéndola a una votación posterior del Parlamento.

– Asunto “inflamable” –

Más allá de estos países que defienden una línea dura en materia de migración, el debate sobre el pacto de la ONU se ha acelerado en cuestión de semanas en muchos países europeos.

“Hemos llegado hasta aquí porque la migración es un asunto político totalmente inflamable”, señaló Yves Pascouau, investigador de la Universidad de Nantes (oeste de Francia).

Los Estados europeos, ya sea sobre la cuestión del rescate de migrantes en el mar o sobre la repartición de los solicitantes de asilo en Europa, se muestran divididos desde la gran afluencia migratoria de 2015.

“El pacto saca a la luz las divisiones existentes entre europeos, entre los que están a favor de una gestión coordinada y los que se oponen”, agregó Pascouau.

En cambio, todos apoyaron este proyecto de la ONU lanzado hace dos años. “El clima era en general de consenso, fue la propia Europa la que había pedido este proceso de Naciones Unidas”, recordó François Gemenne, investigador especialista en migraciones en la Universidad Libre de Bruselas.

Pero entre la adopción del pacto este verano (boreal) en Nueva York y la próxima reunión en Marruecos, “ha habido una especie de estrategia concertada de los partidos nacionalistas en Europa, que han dicho ‘vamos a utilizar esto como una especie de cortina de humo'”, afirmó el investigador belga.

– Último llamado –

Stefan Lehne, del centro de reflexión Fondation Carnegie Europe, ve “un esfuerzo organizado de los partidos populistas” para generar polémica, pues el rechazo a la inmigración “está en el centro de su ‘business model'”.

Este pacto de la ONU no vinculante, de unas 25 páginas y el primero de este tipo sobre la materia, recoge principios generales -derechos humanos, derechos de los niños, soberanía nacional- y una veintena de propuestas para ayudar a los países a hacer frente a la migración facilitando información, la integración de los migrantes, el intercambio de evaluaciones, etc.

En Viena, el gobierno ve un reconocimiento de un “derecho a la migración” y una distinción difusa entre migración legal e ilegal. El cambio de opinión austriaco, en un momento en el que el país ocupa la presidencia de la UE hasta final de año, ha revelado las críticas más allá del bando nacionalista.

Si la mayoría de los miembros de la derecha alemana en el poder (CDU) se pronunció a favor del documento, algunos de sus representantes empezaron a mostrar reservas. En Francia, el partido de derecha Los Republicanos (LR) criticó el texto y pidió un debate en el Parlamento.

“Se trata simplemente de generar una dinámica, una plataforma de cooperación internacional sobre las migraciones”, defendió este miércoles Dimitris Avramopoulos, comisario europeo para Migraciones, en un “último llamado” a los críticos.

Ver también

Empezó la “guerra” para salvar a los océanos del plástico

París / AFP Amélie Bottollier-Depois Las imágenes descorazonadoras de tortugas asfixiadas con bolsas, cachalotes atiborrados …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: