web analytics
Página de inicio » Deportes » Nacional y River empatan y dejan abiertas opciones en Sudamericana
El jugador Daniel Bocanegra, de Atlético Nacional, disputa el balón con Rodrigo Mora, de River Plate, durante el partido de ida de la Copa Sudamericana, en el Estadio Atanasio Girardot, en la ciudad de Medellín. Xinhua/Jhon Paz

Nacional y River empatan y dejan abiertas opciones en Sudamericana

Medellín/Colombia/dpa

Atlético Nacional de Colombia y River Plate de Argentina empataron 1-1 en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana de fútbol y dejaron así abiertas las opciones para la vuelta, viagra order que será la próxima semana en Buenos Aires.

En un intenso partido que congregó a más de 44.000 aficionados en el estadio Atanasio Girardot de Medellín, drugstore Orlando Berrío convirtió al minuto 35 para Nacional y Leonardo Pisculichi lo hizo a los 65’ para River.
Aunque el equipo local fue el dueño del primer tiempo, los dirigidos por el técnico argentino Marcelo Gallardo retomaron su técnica y doblegaron a los “verdes” en la segunda parte del juego.
“No jugamos nada bien en el primer tiempo, ellos nos manejaron la pelota, anticiparon todas las pelotas divididas”, analizó el director técnico “millonario”, quien destacó la reacción que mostró el equipo argentino tras el flojo comienzo.
“Tuvimos que corregir mucho para jugar el buen segundo tiempo que jugamos.

Empezamos a controlar más la pelota, no perdimos tanto en el inicio de la jugada, empezamos a tener más el control y nos hicimos fuertes en los duelos”, dijo.
A su turno, el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio lamentó el cambio de ritmo que tuvo Nacional y señaló como culpable de la igualdad “al temor” de los jugadores de mantener la ventaja.
“Estoy muy triste.

No entiendo el cambio del equipo del muy buen primer tiempo a los 20 minutos del segundo tiempo, hay que decirlo, o es fatiga o es el temor a arriesgar el resultado a favor y el riesgo que eso genera”, dijo Osorio.
El técnico colombiano, que con el cuadro “verde” ha conseguido los últimos tres campeonatos de la liga local, lamentó que haya dejado pasar las oportunidades de ampliar el marcador y llegar con ventaja a Buenos Aires.
Ambos técnicos coincidieron en asegurar que la llave quedó abierta para ambos equipos, aunque no dudaron en afirmar que la hinchada de River y la presencia de más de 60.000 espectadores en el Monumental pueden ser determinantes en el resultado.
“No voy a engañar a nuestra hinchada, es un partido en el que seguramente River va a entrar presionando con el ímpetu de jugar en casa, con el apoyo de su gente y para nosotros es una prueba”, reconoció Osorio.
El encuentro de este miércoles estuvo empañado por un accidente que sufrió un hincha colombiano al perder varios dedos de sus manos luego de manipular ilegalmente pólvora al interior del estadio.
Ambos equipos llegaron a la final con la confianza en alza tras ganar unas semifinales cargadas de drama.

El conjunto colombiano eliminó a Sao Paulo por penales en Brasil, mientras que River dejó afuera a Boca Juniors en el “superclásico” argentino.
Nacional podría lograr su primer título internacional desde que ganó la Copa Merconorte en 2000 y de paso tomarse una revancha de la final que perdió ante San Lorenzo en la final de la Sudamericana de 2002.
Para River, sería la posibilidad de ganar por primera vez la Sudamericana, que dejó escapar en la edición de 2003, cuando cayó en la final ante Cienciano del Perú. El conjunto argentino buscará además quebrar una larga sequía de títulos internacionales que se remonta a la Supercopa de 1997.

Ver también

Antibiótico o veneno

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Águila, con las heridas supurando y con los moretones frescos que le …

A %d blogueros les gusta esto: