web analytics
Página de inicio » Nacionales » Movimiento Feminista: El Estado salvadoreño tendrá que rendir cuentas por Caso Beatriz
Diversos colectivos de mujeres feministas, conmemoran este 28 de septiembre la memoria de Beatriz, y la lucha por la despenalización del aborto cuando la vida de la madre se encuentra en riesgo. Foto Diario CoLatino /Gloria Orellana

Movimiento Feminista: El Estado salvadoreño tendrá que rendir cuentas por Caso Beatriz

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

“Estamos como movimiento feminista y desde las disidencia sexo-genéricas conmemorando la vida de Beatriz este 28 de septiembre que se lleva acabo la Acción Global por la Despenalización del Aborto”, dijo Alejandra Burgos, del Movimiento Femenista de El Salvador.

Un grupo de organizaciones de mujeres feministas se reunieron en la Plaza de la Salud, en donde se encuentra el monumento a la memoria de “Beatriz”, una mujer joven, de 22 años, quien residía en la zona rural y en situación de extrema pobreza.

Beatriz, padecía además de “lupus eritematoso sistético”, agravado con nefropatía lúpica y artitris reumatoidea, que en febrero de 2013, se confirmó un embarazo de 11 semanas, el que fue catalogado de “alto riesgo”, debido a su condición de salud y por el diagnóstico médico que confirmaba las “condiciones del feto incompatibles con la vida”, por lo que la recomendación médica era la interrupción del embarazo.

Situación que se vio impedida por la reforma a la ley que “penalizó todas las circunstancias (1997) y presenta sanciones por incurrir o realizar abortos. El Código Penal de 1973 establecía que el aborto no sería punible (castigo) cuando se contara con el consentimiento de la mujer, en caso de ser menor incapaz, o el embarazo fuera delito de una violación o estupro o deformidad grave producto de la concepción en generales.

“Este día a lo largo del mundo estaremos viendo distintas acciones en las que se va a tener presente a El Salvador, porque estamos a las puertas que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) conozca el Caso de Beatriz, y una vez más el Estado salvadoreño tendrá que rendir cuentas por un caso vinculado a complicaciones obstétricas”, explicó Burgos.

Sobre el Caso de Beatriz, Burgos agregó que por haberle negado el derecho a decidir sobre su cuerpo la salud de ella se deterioró cuando era un caso de emergencia médica. “El caso de Beatriz significa una historia que nos marcó la vida y marcó el trabajo del movimiento feminista salvadoreño, justamente porque su historia dio la vuelta al mundo”, manifestó.

“Además, nos conmovió porque era una mujer de 22 años, que tenía exigencia de su propio derecho a decidir y su lucha por su derecho a vivir y ser feliz. Para nosotros Beatriz significa justicia, significa esperanza y también la fuerza para luchar por nuestro derecho a decidir”, señaló Burgos.

Beatriz, quien falleció en un accidente automovilístico por un infección, comentó Burgos, que la opinión de los médicos que la atendieron, afirmaron que ese accidente y sus heridas “no eran razón para perder la vida”, pero que el nivel de desgaste y deterioro que tenía de esos 81 días de espera, para interrumpir su embarazo que era inviable, provocó que no resistiera una infección que no era grave para una persona con salud plena.

Las organizaciones femenistas señalaron también que existe un “grave retroceso en sus derechos”, que se evidencia desde la entrada en vigencia del Régimen de Excepción. Foto Diario CoLatino /Gloria Orellana .

“Este ha sido el único caso en El Salvador que se llevó a la Corte IDH, en donde la parte acusadora como la parte acusada estábamos de acuerdo. Tanto el personal médico como nosotros -que la acompañábamos- coincidíamos claramente que Beatriz necesitaba la interrupción del embarazo”, afirmó.

“Nuestra lucha es porque no queremos más Beatrices que tengan que pasar 81 días, esperando que le permitan acceder al aborto, cuando hay condiciones de salud que garantizaban y estaba claro lo que tenían que hacer, pero no se hizo”, recordó.

Esa Sala de lo Constitucional (CSJ) que se hacían llamar “Los 4 Fantásticos”, fueron quienes le negaron el derecho a Beatriz a decidir. Y solamente fueron las medidas cautelares de la CIDH, lo que permitió la interrupción del embarazo.

“Beatriz nos enseñó a luchar desde su propia historia de vida y por algo tan básico como el derecho a vivir y ser feliz, porque ella quería más vida para poder crear a su hijito que ahora tiene 11 años, quien ahora tiene que enfrentar una serie de situaciones y consecuencias que le ha implicado no contar con su madre y eso pudo ser evitado porque era responsabilidad del Estado salvadoreño”, puntualizó Burgos. Las organizaciones femenistas señalaron también que existe un “grave retroceso en sus derechos”, que se evidencia desde la entrada en vigencia del Régimen de Excepción que ha venido a impactar mayoritariamente a los derechos de las “mujeres salvadoreñas”, desde sus derechos sexuales y reproductivos.

Así, también, con la situación que viven miles de mujeres que buscan a sus hijos, hermanos, compañeros de vida o espososo que han sido capturados injustamente y fueron desaparecidos de “manera forzosa” por las autoridades de seguridad del Estado, y la fragilidad de la salud física y emocional por esta situación en que se encuentran por casi 6 meses.

Ver también

“El Salvador debe atender los retos y necesidades para fortalecer la aplicación de la LEIV»: ORMUSA

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 En el contexto de los 12 años de haberse implementado la Ley …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.