web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Mi gobierno no negoció, ni entregó beneficios a pandilleros”: Mauricio Funes
Mauricio Funes Cartagena, expresidente de la República. Foto Diario Co Latino/Archivo

“Mi gobierno no negoció, ni entregó beneficios a pandilleros”: Mauricio Funes

@DiarioCoLatino 

El caso de la tregua entre las dos principales pandillas de El Salvador ha tomado un giro en el centro judicial salvadoreño, ya que se presentó un nuevo requerimiento de acusación contra exfuncionarios del gobierno del expresidente de la República, Mauricio Funes. Requerimiento que incluye a Funes, quien ya suma un nuevo proceso más, ahora por los presuntos nexos con la tregua entre la Mara Salvatrucha (MS 13) y la Pandilla 18.

Ante este caso y otros procesos judiciales en su contra, el expresidente Funes concedió una entrevista a Diario Co Latino, para aclarar su situación, la cual asegura forma parte de una persecución política en su contra.

-¿Cuál es su opinión sobre este nueva imputación que hace la FGR por el caso Tregua entre Pandillas?

Es totalmente absurda y ridícula de parte de la fiscalía. Tanto así que la representación fiscal que me hizo la incriminación en el Juzgado Especializado de Instrucción no supo argumentar y menos sustentar las supuestas pruebas que dicen tener. Me acusan de los delitos de asociaciones ilícitas e incumplimiento de deberes. Yo no me he asociado con nadie en el Gobierno y mucho menos con miembros de pandillas para delinquir. No he financiado o apoyado el accionar de las pandillas como sí lo han hecho otros que están siendo juzgados en un proceso similar a este. Tampoco incumplí mis deberes y obligaciones como presidente de la República en los meses en que estuvo vigente la tregua entre pandillas. Dicen que soy “coautor” directo de este proceso de tregua. ¿Qué significa ser coautor?, ¿que yo diseñé la tregua en mi despacho? Eso no fue así. Yo tuve conocimiento de ese proceso, de que las pandillas habían decido pactar entre ellas, por comunicación del entonces  ministro de seguridad, quién a su vez se enteró de esta decisión de los principales cabecillas de las pandillas por los mediadores de la tregua (Monseñor Colindres y Raúl Mijango) que dicho sea de paso no eran ni son funcionarios de gobierno. No recibían órdenes mías ni del General Munguía Payés.

-¿El Gobierno negoció o no negoció con las pandillas? 

Mi Gobierno no negoció nada. No se les concedió nada. No se les otorgaron beneficios carcelarios a cambio de bajar los homicidios. Las pandillas por decisión propia dejaron de atacarse, de asesinarse entre ellas y eso produjo una reducción significativa en la cantidad de homicidios que se venían registrando en el país. El autor de la tregua no fue el Gobierno. Los autores de la tregua fueron los propios cabecillas de las pandillas, la mayoría de ellos presos en los penales. Las imputaciones que me hace la fiscalía en el sentido que yo ordené que entraran ilícitos a los penales, que yo autoricé que se celebraran fiestas con prostituta en los penales, que yo autoricé el ingreso de plasmas, computadoras y hasta comida especial en los penales no son ciertas. Primero, deben demostrar que esos ilícitos se cometieron en mi Gobierno. Segundo, en caso así haya ocurrido todo lo que entra y sale o se hace en un Centro Penal es responsabilidad de las autoridades del Penal. Eso no está bajo mi responsabilidad. Hacer ese tipo de imputaciones implica un claro desconocimiento de la Ley Penitenciaria por parte de la Fiscalía.

-¿Qué tipo de participación tuvo la Presidencia en este proceso? 

Ninguno. La Presidencia como dije antes solo era informada de los resultados de ese acuerdo, sobre todo lo relacionado con la baja de homicidios y extorsiones. Y aprovecho para aclarar mi discurso en la ONU que suele ser utilizado como prueba de que la tregua fue ordenada por la Presidencia de la República. En ningún foro internacional me atribuí la autoría de un proceso que el Ministro de Seguridad dio en llamar Proceso de Pacificación del país. Dije que mi gobierno era únicamente facilitador del proceso y para eso nos apoyamos en la OEA. Ser facilitador no significa apoyar, promover o financiar los delitos que seguían cometiendo las pandillas y por los cuales nunca dejaron de ser perseguidas en los municipios donde operaban.

-Usted siempre ha dicho que el gobierno fue facilitador de este proceso al que llamó proceso de pacificación del país. ¿Qué diferencia existe entre negociar y facilitar una negociación? 

Un facilitador no se involucra directamente en la negociación. Un facilitador no es el autor de la negociación. Un facilitador no se sienta a negociar. De hecho quiénes negociaron, lo he dicho antes, fueron los principales cabecillas de las pandillas bajo la mediación de monseñor Colindres y Mijangos. Ellos eran los que tomaban acuerdos. Ellos decidieron bajar los homicidios y las extorsiones y supongo que lo hicieron por conveniencia propia porque ellos ponían la mayor parte de los muertos. De hecho en esa época la mayor parte de los muertos eran miembros de pandillas. Supongo, pero esto no me consta y por eso hablo de una suposición, que estaban mudando de actividades ilícitas. Reducir las extorsiones no les implicaba un golpe a sus finanzas porque ya se estaban dedicando a traficar droga, al contrabando y venta de vehículos y a otros ilícitos. Con todo, el Gobierno nunca dejó de perseguirlas, lejos de ello, logramos información de inteligencia policial que nos permitió dar duros golpes a las pandillas y desarticular decenas de clicas.

-La fiscalía dice que tiene pruebas testimoniales y documentales que lo incriminan, entre ellos testimonios de testigos criteriados, que han sido procesados en otros casos. ¿Qué tiene que decir al respecto? 

A esta fiscalía ya no le creo nada. ¿Qué pruebas documentales pueden tener: órdenes escritas mías?, ¿grabaciones de audio? Videos? De mí no pueden tener nada que me incrimine. Yo no aparezco en ningún video o en alguna conversación telefónica como si ha ocurrido con otros políticos, tanto de ARENA y del FMLN. De mí no tienen fotografías hechas por la policía reunidos con líderes de pandillas, como sí las tienen del actual Ministro de Gobernación reunido con uno de los más peligrosos sicarios de la MS. Y sobre las pruebas testimoniales que dicen tener. Que yo sepa el criminal que se criterió de sobrenombre Noé no me menciona y si lo hace hay que recordarle al fiscal que no se puede abusar de la figura del testigo criteriado, y menos cuando este es un condenado porque es de entender qué dirá cualquier cosa para salvar su pellejo y lograr algún tipo de beneficio.

-¿Qué participación tuvo el exministro Munguía Payés en la tregua entre pandillas? 

A mi entender, ninguna participación. La tregua no fue un proceso que estaba bajo la responsabilidad del Gobierno. Por tanto no tenía ningún papel en ella. No tenía poder de decisión sobre un proceso cuya dinámica dependía de la voluntad de los pandilleros de tomar acuerdos y respetarlos. Yo no creo eso que dice la representación fiscal que tienen una grabación donde un pandillero cuenta que Munguía Payés les entregó uniformes. Pueda que el pandillero asegure que esa reunión ocurrió pero no hay pruebas de eso más que la palabra del pandillero que lo aseguró. En todo caso él también ha sido imputado y estoy seguro que sabrá defenderse y demostrar su inocencia.

-¿Cómo piensa defenderse o dejará que se acumule esta nueva acusación en su contra? 

Aún no lo he decido. No cuento con suficientes recursos económicos como para estar pagando abogados que me representen en el juicio y me defiendan cada vez que al fiscal se le ocurre acusarme en forma arbitraria como lo ha hecho hasta ahora.

Caso ROS:

-En un tuit de hace unos días usted dijo que el juez que lleva el caso le pidió una copia del Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS), para usarlo en el caso Flores/Taiwán. ¿Como estuvo esa solicitud del juez? ¿Lo hizo en forma oficial? 

No, no lo hizo a través de un requerimiento judicial. Entiendo que pudo haberlo hecho aunque el ROS no es un documento oficial que puede ser utilizado en un proceso judicial. Al menos así lo dice el reglamento de la oficina del Departamento del Tesoro que lo elabora y lo envía a las unidades de investigación de delitos financieros de los países donde se genera el hecho.

Este documento me lo solicita en una reunión informal que pidió el juez a través de un banquero que ambos conocíamos y que es amigo tanto mío como del expresidente Saca. Por eso es que se llevó a cabo en la casa de campo que tiene Tony Saca camino a Panchimalco.

-Podría explicarnos ¿para qué le pidió el ROS?, ¿cómo pensaba usarlo el juez en el caso que llevaba contra el expresidente Flores? 

Supongo que quería ver y leer de primera mano su contenido. Cómo pensaba usarlo lo ignoro. Como ya dije antes, no puede agregarlo al juicio como prueba y por eso es que la fiscalía no lo había hecho. El ROS es un documento que puede ser usado para orientar una investigación de lavado, pero no puede ser usado como prueba en un proceso judicial. Por eso es que es ridícula la imputación que me hace la fiscalía de que cometí el delito de revelación de documentos oficiales. El ROS no es documento oficial y menos del Estado salvadoreño. El ROS es un documento que elabora FINCEN del Departamento del Tesoro de EE. UU. para informar sobre movimientos sospechosos de dinero en bancos estadounidenses.

(Continuará)

Ver también

Sismo de 4.1 grados esta tarde en Sonsonate

@DiarioCoLatino El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informó otro sismo ocurrido esta …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.