web analytics
Página de inicio » Nacionales » Metalío, un oasis para la tortuga golfina
Neonatos de tortuga marina de la especie golfina buscan el sonido del Océano Pacífico, que será su hogar el resto de sus vidas. Foto Diario Co Latino/Guillermo Martínez

Metalío, un oasis para la tortuga golfina

Fotos y texto Guillermo Martínez

“Aquí el único que esta desconectado es el ser humano, debemos de aprender que cada especie juega un papel determinado en el hábitat al que pertenece” dice Nelson López, un viverista de unos veinticinco años que sostiene dos huevos de tortuga marina golfina eclosionados, donde los pequeños quelonios neonatos asoman por primera ves su cabeza y aletas al mundo, y en el cual tendrán que aprender a sobrevivir.

Nelson las observa por un momento y agrega: “ellas son la jardineras del océano, ayudan al equilibrio en el ecosistema”, mientras coloca a los recién nacidos dentro de un recipiente plástico, y busca más signos de vida dentro del vivero que la comunidad de la playa Metalío, en Acajutla, Sonsonate y miembros de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) han construido para ayudar con la preservación de la especie.

En la playa con un horizonte marino coloreado de intensos naranjas y de violetas, habitantes de esta comunidad del occidente del país y de la UNES se preparan para liberar en esta ocasión al menos 800 neonatos de la misma especie de tortuga golfina. Los pequeños quelonios impacientes al escuchar el sonido del mar buscan la manera de escapar del lugar en que las tienen confinadas.

Dos neonatos de tortuga marina golfina antes de ser liberadas al Océano Pacífico. Foto Diario Co Latino/Guillermo Martínez.

Llega la hora de la liberación, habitantes de Metalío se paran frente al Océano Pacífico, quien murmura suavemente y sin cesar. Los últimos signos de luz solar dejan un aura violacea en el ambiente.

Un habitante de la playa Metalío, en Sonsonate libera un grupo de tortugas marinas de la especie golfina recién nacidas. Foto Diario Co Latino/Guillermo Martínez.

Andrea Padilla del equipo técnico de UNES da las últimas indicaciones para una liberación sin contratiempos, ya que esta es una de las etapas más peligrosas de la vida de los recién nacidos, aves, cangrejos, animales domésticos y otros depredadores acechan. Una de cada mil logra llegar a adulta comenta Andrea.

Momentos después alrededor de una treintena de pobladores de la playa Metalío, desde niños, hasta adultos mayores colocan suavemente a las pequeñas tortugas sobre la arena, quienes en un primer momento se quedan inmóviles, como asimilando su nueva realidad, luego como en un momento de revelación con sus cortas aletas, con dificultad, pero con rapidez corren sobre la arena que parece más oscura por la proximidad de la noche, hacia la espuma marina que las acoge con suavidad y en la que se pierden, para luego adentrarse en el irresistible llamado del inmenso océano, que será su hogar por lo que reste de sus vidas.

Ver también

Se desploma edificio residencial de siete pisos en Ceará, Brasil

Telesur Un edificio residencial de siete pisos, ubicado en la localidad brasileña Dionísio Torres, de la ciudad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.