web analytics
Página de inicio » Nacionales » Más de 60 mil salvadoreños en emergencia por falta de acceso a los alimentos
Debido a la pandemia COVID-19 más de 63,000 salvadoreños están en peligro por falta de acceso a los alimentos. Foto Diario Co Latino/Archivo

Más de 60 mil salvadoreños en emergencia por falta de acceso a los alimentos

Rosmeri Alfaro
@DiarioCoLatino

Son 63,000 salvadoreños los que se encuentran en emergencia (Fase 4) y 239,000 en crisis (Fase 3) por falta de acceso a los alimentos, detalló el Informe Mundial sobre las Crisis Alimentarias 2020. El informe indica que a finales de 2019, 135 millones de personas de 55 países y territorios sufrían de inseguridad alimentaria aguda (Fase 3). 18.5 millones de los 135 millones de personas a las que se refiere el informe viven en América Latina y el Caribe. La inseguridad alimentaria aguda se produce cuando la incapacidad de una persona para consumir alimentos adecuados pone en peligro inmediato su vida o sus medios de subsistencia.

Según el informe, el número de personas con inseguridad alimentaria aguda en crisis o peor (IPC Fase 3 o superior) aumentó en más de 88,000 entre 2018 y 2019, pero el aumento podría ser aún más alto ya que varias áreas en el norte y oeste del país que sufrieron una reducción en la producción agrícola, no fueron evaluados en 2019.

“Se proyectaba que la situación sería más crítica en Usulután, que se estimó que tenía la mayor proporción y número de personas con inseguridad alimentaria aguda (134,000) enfrentando crisis”, expone el documento desarrollado por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajan para abordar las causas profundas del hambre extrema.

Entre los desafíos del país se incluyen la producción insuficiente de alimentos y alta dependencia de las importaciones, además de los peligros naturales y que está enteramente dentro del Corredor Seco, que es altamente vulnerable al cambio climático.

Entre junio y agosto de 2019, cinco períodos secos afectaron la temporada principal del país, marcando el segundo año consecutivo de malas cosechas de la primera temporada y pérdidas particularmente altas para agricultores de subsistencia a través del Corredor Seco, después de la sequía de 2018.

El cuarto “Informe Mundial de Crisis Alimentarias 2020” devela que antes de la pandemia COVID-19, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, poseían un incremento de la inseguridad alimentaria y nutricional de 4.4 millones de personas en condiciones de crisis o emergencia durante el 2019; a raíz del coronavirus se estima que esta cifra podría duplicarse.

“La situación que vivimos con COVID-19 y los datos que da el informe nos convoca a reafirmar y profundizar el compromiso de combatir el hambre y la desnutrición, queremos una Centroamérica sin hambre y sin malnutrición”, expuso el secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana, Vinicio Cerezo.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas ha advertido que la pandemia COVID-19 duplicaría el número de personas que hacen frente a crisis alimentarias, alcanzando los más de 250 millones de afectados a finales de 2020; si no se actúa con rapidez prevé que el número de personas que hacen frente a la inseguridad alimentaria aguda aumente a 265 millones en 2020, 130 millones más de los 135 millones en esa situación en 2019, como resultado del impacto económico de la COVID-19, por lo que consideró vital que se mantenga la asistencia alimentaria.

Ver también

TSE suspende propaganda electoral anticipada de Mario Durán

Alma Vilches @AlmaCoLatino El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inició un proceso sancionador de oficio por …