web analytics
Página de inicio » Articulos » Los primeros meses

Los primeros meses

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

Juan de la Cruz es editor de la website Bloque Popular Juvenil, sección salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional. En el artículo “El régimen de Bukele: ¿Fascismo, bonapartismo o régimen de democracia burguesa?” asevera1, que al imperialismo no le son valiosos los regímenes  fascistas. Este desea más los regímenes de “democracia burguesa”, ya que por su medio pueden resguardarse mejor las relaciones de producción.

El capitalismo por su crisis y por el inconveniente que el proletariado tome el poder, ha permitido gobiernos reaccionarios y xenófobos. En otras palabras, la clase dominante se ve obligada a tolerar la dominación incontrolada del Gobierno por un “salvador coronado”. De la Cruz sostiene que el gobierno de Bukele responde a los intereses económicos del capital internacional y a las relaciones de producción capitalistas. El “Plan Cuscatlán” pretende facilitar la inversión de los capitalistas internacionales. La base de los mega proyectos como el “Tren del Pacifico”, el “Aeropuerto Internacional en el Oriente” y la “Reactivación del Agro en la zona norte” es el asocio público-privado. Lo que supone concesiones a los grandes capitales para recuperar su inversión. Esto entrará en contradicción con la base que lo apoyo y se agudizará la lucha de clases en el país. De la Cruz considera que el régimen de Bukele presenta elementos de bonapartismo. Un régimen personal centrado en el culto a la personalidad.

Para el español Ramón Ramón Sánchez, consultor internacional en políticas tecnológicas y comunicación en “La política y el culto a la personalidad: la guía definitiva para identificar tiranos” expone2, que el culto a la personalidad es el cáncer de la democracia. Señala tres características que el potencial tirano tiene que poseer: personalidad carismática, elocuencia e inteligencia táctica. A la vez señala las etapas por las que discurre el culto a la personalidad: etapa inicial, dibujarse como el salvador cuyo propósito es liberar a su pueblo de la miseria y la injusticia. Etapa intermedia, en la cual el potencial tirano comienza a implantar el miedo, erradicando los focos de rebeldía a través de diferentes métodos. Y la etapa final, donde al líder se le han caído las caretas y es reconocido internacionalmente como dictador.

El estilo de comunicación unidireccional que usa Bukele: comunica lo que él quiere por las redes sociales y no se somete a ningún escrutinio público; es lo que cuestiona el analista político salvadoreño Carlos Araujo en el programa “La Mesa del Grupo Órbita”3. Esto ha encaminado a pensar a periodistas como el español Lluis Bassets, exdirector adjunto de El País en su artículo, “Fascismo digital: ahora sabemos que las redes sociales están en todo y sirven para todo. No hay crimen sin su compañía”4, que los nuevos fascismo son digitales. Expresa que el móvil y la tableta han sustituido a la porra y a la pistola. El extremismo ha encontrado su mejor instrumento en las redes sociales. Sirven para que los aspirantes a tiranos alcancen el poder por las urnas, interferir en elecciones ajenas, controlar y espiar a los ciudadanos y promover populismos racistas. Para el periodista salvadoreño Nelson Rauda Zablah en su artículo “Los trucos tuiteros de Nayib Bukele”5, twitter ha sido una carta de distracción de Nayib Bukele mientras se establece él y los suyos en el Gobierno. Sus trucos en twitter le han comprado tiempo. Como estrategia comunicacional y de campaña funciona bien, pero no basta para administrar un país.

CREANDO ENEMIGOS

El experimento realizado por Muzafer Sherif y Carolyn Sherif en el Parque Estatal Cueva de los Ladrones en mil novecientos cincuenta y cuatro, en Oklahoma, Estados Unidos, demostró la facilidad con que se pueden conformar hostilidades intergrupales y la capacidad humana de conceptuar y discutir metas súper ordenadas, para reducir su fricción y promover su integración6. Veintidós adolescentes de once años de edad, se dividieron en dos grupos de once personas. El experimento tuvo tres fases: formación, donde se desarrollaron las jerarquías sociales internas, fricciones, donde se crearon condiciones para generar hostilidad entre los grupos e Integración, donde se crearon situaciones que necesitaban a ambas partes en conflicto para resolverlas. Cuando una meta súper ordenada se organiza alrededor de un ataque inminente, el fenómeno se conoce como “efecto del enemigo común”. Un líder puede “producir” un enemigo común con la finalidad de movilizar a los ciudadanos bajo una causa común. La psicóloga española Inés Abalo Rodríguez en el artículo “¿Qué tienen en común Donald Trump, Pablo Iglesias y la Crisis Catalana?” revela7 que la pertenencia grupal se puede manipular. Basta un discurso que enfrente al destinatario del mismo (nosotros) con un enemigo creado (ellos). La pertenencia grupal defiende al endogrupo y genera conflicto con el exogrupo. Los líderes políticos basan sus campañas en la creación de un “enemigo común”, para aumentar la vinculación de sus votantes. Pero el precio a pagar es el conflicto social.

El periodista nicaragüense Arturo Wallace en “Nayib Bukele y las maras: ¿Cómo enfrentará el nuevo presidente de El Salvador el problema de las pandillas en el más violento de los países centroamericanos?” indica8, que la problemática de los grupos criminales no puede ser tratada desde una óptica de combate a la delincuencia. Ya que es un problema social de falta de oportunidades y opciones de vida, por lo que la sociedad salvadoreña reclama el cambio de paradigma en el combate al crimen. Pero el “Plan Cuscatlán” habla de fortalecer las funciones policiales y la presencia militar en las tareas de seguridad pública. A la vez el partido que le sirvió de vehículo electoral, la Gran Alianza Nacional (GANA), favorece una política de mano dura. Wallace estima que Bukele tratará de cumplir algunas de sus promesas e implementará “planes estatales de prevención”. Pero para resolver o aliviar el problema de la violencia en el país, el investigador de la Universidad Internacional de la Florida, José Miguel Cruz, y la directora de derechos humanos del Servicio Social Pasionista, Verónica Reyna, creen necesario un proceso de pacificación y diálogo con las estructuras de las pandillas. Si hay algún tipo de acercamiento entre el gobierno de Bukele y las pandillas no se va a hacer público. Ya que se han encargado de erigir a las pandillas en el enemigo común y negociar con ellas se ve como una traición.    

El criminalista salvadoreño Carlos Ponce dice en su artículo “Estadísticas criminales y cambios de estrategia”, que el presidente de la República9, el director de la Policía y el ministro de Justicia y Seguridad pública informan que los homicidios han disminuido sustancialmente, pero el acceso a los datos oficiales ha sido restringido. Indica que el ejército de cuentas que apoyan al gobierno en las redes sociales, ataca a cualquiera que se atreva a cuestionar el Plan de Control Territorial. Para el columnista mexicano del Diario Contra Réplica, Pedro Arturo Aguirre en “Democracia y autoritarismo en las redes sociales”10, las nuevas tecnologías tienen un enorme potencial para contribuir al robustecimiento democrático. Pero también han demostrado un potencial peligrosamente autoritario para mensajes populistas. Las redes sociales tiene un efecto maximalista: las opiniones moderadas tienden a ser silenciadas en beneficio de las más extremistas. Consecuencia de ellos es la ruptura de los consensos básicos en aras de un mayor autoritarismo. Algunas ideas que se transmiten entran en la tendencia del maniqueísmo: estos son los buenos y aquellos son los malos11. El truco esta en quién decide quien es bueno y quien es malo. Por tanto, dice Ponce, si la disminución en las estadísticas es genuina, la reacción de los troles no debería ser esta. Señala lo dicho por la consultora española Sofía Martínez y José Miguel Cruz, quienes aplauden la reducción de homicidios, pero advierten que podría revertirse en el corto plazo.

En los primeros meses de su gestión el gobierno de Bukele se ha caracterizado por un estilo de comunicación unidireccional, que no gusta de la crítica y la manipulación de la pertenencia grupal a través de enemigos creados. Un enemigo común y manifiesto son las pandillas y otro latente, todo el que se atreve a cuestionar su gestión, quien es atacado por el ejército de cuentas que lo apoyan en las redes sociales.

Los periodistas salvadoreños Gabriel Labrador y Nelson Rauda Zablah en “Bukele advierte a la CSJ para que no interfiera con los despidos de Casa Presidencial” señalan12, que otra característica de la gestión Bukele ha sido la violación de derechos y procedimientos legales establecidos. Los despidos de empleados públicos han sido actos arbitrarios y han violentado derechos laborales. A pesar de que hay jurisprudencia por parte de la Sala de lo Constitucional, con respecto al derecho a estabilidad laboral y a procesos de amparo.

NEOLIBERALISMO Y CRIMINALIZACIÓN DE MIGRANTES

La economista salvadoreña Julia Evelyn Martínez considera13, que hay fuertes posibilidades que el gobierno de Nayib Bukele profundice la economía neoliberal. El predominio del capital privado llevará a la injerencia del capital nacional y transnacional en la gestión de bienes y servicios públicos. Además la corrupción no escapa al presidente Bukele, ya que cuando fungió como alcalde adjudicó contratos de publicidad a conocidos. Y la toma de decisiones puede llevarse a cabo en un “gobierno paralelo” por encima de los ministros, financiado por la partida secreta e integrado por familiares, amigos y amistades. Martínez considera que la partida secreta ha sido la “gran caja de la corrupción”, por lo que debería ser eliminada.

Y a nivel geopolítico el gobierno de Nayib Bukele se engarza dentro de la estrategia electoral de Donald Trump, por criminalizar a los migrantes14. Lo cual ha patrocinado violaciones escalofriantes a los derechos humanos, sobre las cuales nunca se ha pronunciado. La criminalización de migrantes ha conducido a una radicalización de posturas ultranacionalistas tanto en Europa como en Estados Unidos. La Convención Sobre el Estatuto de los Refugiados de mil novecientos cincuenta y uno dice que un país puede negarse a conceder asilo a una persona y remitirla a un tercer país considerado “seguro”15. Tercer país seguro es un sitio que ofrezca protección básica y estatus legal. Para la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), un país seguro es un lugar donde se respeta la vida y la libertad de las personas. Donald Trump busca acuerdos con México y Guatemala para impedir a los migrantes centroamericanos pedir asilo en Estados Unidos.


(Endnotes)

1 De la Cruz, Juan. El régimen de Bukele: ¿Fascismo, bonapartismo o régimen de democracia burguesa? En: https://bloquepopularjuvenil.org/el-regimen-de-bukele-fascismo-bonapartismo-o-regimen-de-democracia-burguesa

2 Ramón Sánchez, Ramón. La política y el culto a la personalidad: la guía definitiva para identificar tiranos. En: https://www.ramonramon.org/blog/2019/02/07/la-politica-y-el-culto-a-la-personalidad-la-guia-definitiva-para-identificar-a-tiranos

3 Juárez, Alexis. Carlos Araujo preocupado por la forma en que Nayib Bukele “ningunea” a los medios de comunicación. En: https://www.lapagina.com,sv/nacionales/carlos-araujo-preopupado-por-la-forma-en-que-nayib-bukele-ningunea-a-los-medios-de-comunicacion/

4 Bassets Lluis. Fascismo digital: ahora sabemos que las redes sociales están en todo y sirven para todo. No hay crimen sin su compañía. En: https://elpais.com/elpais/2018/11/17/opinion/1542465146_812324.html

5 Rauda Zablah, Nelson. Los trucos tuiteros de Nayib Bukele. En: https://elfaro.net/es/201906/columnas/23422/Los-trucos-tuiteros-de-Nayib-Bukele.htm

6 Experimento de Robber´s Cave. En: https://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Robber%27s_Cave

7 Abalo Rodríguez, Inés. ¿Qué tienen en común Donald Trump, Pablo Iglesias y la crisis catalana? En: http://www.psicologiayconducta.com/pertenencia-grupal

8 Wallace, Arturo. Nayib Bukele y las maras: ¿Cómo enfrentará el nuevo presidente de El Salvador el problema de las pandillas en el más violento de los países centroamericanos? En: https//www.bbc.mundo/mundo/noticias-america-latina-48497963

9 Ponce, Carlos. Estadísticas criminales y cambios de estrategia. En: https://www.elsalvador.com/opinion/editoriales/estadisticas-criminales-y-cambios-de-estrategia/628142/2019/

10 Aguirre, Pedro Arturo. Democracia y autoritarismo en las redes sociales. En: https://www-contrareplica.mx/nota-Democracia-y-autoritarismo-en-las-redes-sociales201919648

11 Los Maniqueos: Buenos y Malos. En: http://www.blogcuscatlan.com/2011/02/los-maniqueos-buenos-y-malos.html

12 Labrador, Gabriel y Rauda Zablah, Nelson. Bukele advierte a la CSJ para que no interfiera con los despidos de Casa Presidencial. En: https://elfaro.net/201906/el_salvador/23384/Bukele-advierte-a-la-csj-para-que-no-interfiera-con-los-despidos-de-Casa-Presidencial.htm

13 Jiménez, Mirna: Gestión Bukele profundizará modelo neoliberal, advierte economista. En: https://www.diariocolatino.com/gestion-bukele-profundizara-modelo-neoliberal-advierte-economista/

14 Barranco, Bernardo. La criminalización de los migrantes. https://www.milenio.com/opinion/bernardo-barranco-/la-criminalizacion-de-los-migrantes

15 Arredondo, Alejandra y Agobian, Jorge. ¿Qué es un tercer país seguro? En: https://www.voanoticias.com/a/que-es-un-tercer-pais-seguro/4959707.html

Ver también

¿Perdón y olvido ?

“Jonathan Tempestad” Marc Ingelbrecht 1 ¿Como te llamas compita? -Yamileth. ¿Y cuantos años tienes? -Trece. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.