web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Lo que van a hacer los compañeros cubanos, será transmitir su experiencia para poder implementar “La Colmenita” en El Salvador”: Cesar Pineda
La Colmenita, es una compañía cubana de teatro infantil dirigida por Carlos Alberto Cremata, que promueve la práctica de valores, arte y cultura a través de sus puestas en escena. A continuación la entrevista con Cesar Pineda, Director de las Casas de la Cultura, para el desarrollo de la convivencia y el buen vivir de la Secretaria de Cultura de la Presidencia de El Salvador, institución encargada del desarrollo del proyecto “La Colmenita” El Salvador. - ¿Cómo surge la iniciativa de querer implementar el proyecto “Las Colmenitas” en El Salvador? Surge a través de los tratados bilaterales que tienen el Gobierno de El Salvador, con el gobierno de la Habana, Cuba, en donde existen varios temas de cooperación a nivel agrícola, a nivel de la salud, de educación y de cultura. Entonces, dentro de los proyectos que se aprobaron para ser implementados en el país, en el campo del arte y la cultura, está el desarrollo del intercambio con el grupo de teatro “La Colmenita”, que es toda una institución de educación alternativa en la Habana. Y no solamente en la Habana, sino que también en varios países de América Latina y España. - ¿Cómo se desarrolla en la actualidad el proyecto “La Colmenita” en Cuba? El proyecto “La Colmenita” surge a partir de un grupo de artistas profesionales del teatro, que posteriormente se dedican a la educación popular, es decir, la educación como una herramienta de cambio y transformación social en la niñez y la juventud. Entonces, después de ser un grupo de actores profesionales, se convierten en facilitadores con niños y niñas y jóvenes de la Habana. Luego de esto, la metodología se transfiere a la niñez, o sea, el teatro lo hacen de niños, para niños, es decir, son jóvenes y niños los que interpretan las obras, los que dan los talleres muchas veces y los que hacen las clases son niños y niñas. Recuerdo que hace poco, que estuve allí en la Habana en el intercambio con el grupo de teatro en sí, que ahora es toda una institución, ellos hacían hincapié que no es prioridad de “La Colmenita” el formar artistas, sino que prácticamente crear espacios de desarrollo donde los niños y las niñas y los jóvenes, se puedan expresar libremente. Pero sí de allí surgen los talentos, de allí surge un gran artista, eso es per se a toda la metodología que ellos ocupan, o sea, que el objetivo principal es generar el convivio entre las familias, ya que allí participan los padres y madres de familia, los maestros y las maestras, la comunidad, los artistas y por supuesto, los niños y los jóvenes que son los principales protagonistas del proceso. Y creo que por eso es que el Presidente de la República se enamoró del proyecto como tal, ya que él lo visitó cuando era Ministro de Educación ad honorem, luego cuando era Vicepresidente y ahora el pasado 26 de mayo, ya lo visitó como Presidente de la República y se le hizo una presentación especial, donde los niños y las niñas cubanas, demostraron todo lo que han aprendido en una obra teatral, que hablaba sobre los temas de valores y convivencia familiar como tal. Entonces, creo que ese es uno de los principales objetivos por el cual, vamos a tener este intercambio con “La Colmenita”, porque no es en sí que vamos a venir a replicar lo que los cubanos están haciendo, sino es también, generar un intercambio con los grupos de niños y niñas que también aquí en el país se están organizando, como el coro presidencial, los niños y niñas de pre danza de la Escuela Nacional de danza “Morena Celarié”, los grupos de niñez y jóvenes que están en las casas de la cultura, como el colectivo de niños y niñas del Mozote, en Morazán. Es como generar este intercambio de metodología y lo que van a hacer los compañeros cubanos, prácticamente será transmitir su experiencia y conocer la nuestra como tal, para poder implementar “La Colmenita” El Salvador. - Usted mencionaba que en Cuba “La Colmenita” es un sistema de educación, en ese caso, ¿es un proyecto alternativo al sistema de educación cubano o es parte del sistema de educación como tal? La niñez cubana, desde primaria, ellos reciben clases de artística, entonces, esto sería un proyecto como después de clases, hay colmenitas en todos los barrios y municipios, que nutren al elenco central o colmenita central, o sea, que este es un proyecto que es después de las clases, es extracurricular. En el caso de El Salvador, tenemos que buscar que dicen las circunstancias de país, si puede ser esa modalidad en las escuelas de tiempo pleno que tenemos aquí, como una actividad extracurricular o también como una actividad curricular, sin embargo, esas serán las pláticas o el estudio que se va a hacer en este primer encuentro que se tenga con los especialistas cubanos en septiembre próximo, el último trimestre de este año. Eso es lo que se pretende hacer, porque cada colmenita, por ejemplo en Argentina, tiene su propia particularidad, la que existe en Colombia también, es decir, en cada país, obedece a las particularidades de cada país, lo que lo une es el sello, la marca, la metodología y los valores que persigue, pero de allí el abordaje o la particularidad, el mismo país va encontrando su propio proceso. - ¿Qué edades tienen los niños, niñas y jóvenes que participan en el elenco de “La Colmenita”? Pues hay niñas y niños desde los tres años, hasta los 15 años, hay niños bien pequeñitos. - ¿Cuáles son las fases que se llevarán a cabo, para poder hacer realidad este novedoso proyecto? Hay tres fases del proyecto. En este año, en el último trimestre de este año, se espera la visita de una delegación de diez cubanos, que estará compuesta por el director y fundador de “La Colmenita”, el maestro Tin Cremata, junto a maestros y maestras fundadores, padres de familia y también, niños y niñas que conforman el elenco. Ellos van a venir para hacer un intercambio y un diagnóstico de los grupos iniciales, que son los niños y niñas del coro presidencial, las niñas de pre danza de la Escuela Nacional “Morena Celarié” y el grupo de niños y niñas del Mozote, en Morazán. - ¿El intercambio con El Salvador se realizará solo a nivel metodológico o también se contempla la posibilidad de que algunos niños salvadoreños puedan viajar a Cuba? Se pretende hacer ese intercambio, para dar a conocer a profundidad el proyecto de “La Colmenita” y que ellos se empapen también de los procesos que como salvadoreños y salvadoreñas estamos haciendo en el tema de arte y cultura. Posteriormente se quedan dos maestros cubanos, que estarán intercambiando conocimientos con estos tres grupos, durante todo el último trimestre de este año y en enero que conmemoramos el aniversario de la paz, se pretende que viaje una delegación de niños y niñas cubanas a El Salvador, para que puedan realizar un intercambio, con los cerca de 60 niños y niñas salvadoreños, que ya estarán formados en la metodología de “La Colmenita”, para que monten o ensamblen un espectáculo que se llama “La Cucarachita Martina”, que pide la paz y la convivencia para El Salvador y que habla un poco sobre el folklor latinoamericano, con canciones infantiles que llaman a la convivencia y exaltan los valores del desarrollo humano, de la convivencia social y de la paz como tal. Y esa es como la segunda parte del proyecto que se realizaría en enero, el ensamble de este espectáculo, entre nuestros niños salvadoreños y la juventud y la niñez cubana, que se presentaría en los principales teatros de nuestro país y comunidades de El Salvador. Luego, después, se quedan maestros y maestras cubanas durante siete meses desarrollando talleres en diez casas de la cultura a nivel nacional, para que en octubre del 2016 se esté realizando el primer festival de teatro infantil, “La colmenita” a nivel nacional, acá en El Salvador. - En el tema de educación y valores, ¿cuáles son los principales objetivos que el gobierno pretende alcanzar con este proyecto? Principalmente es recuperar la familia, el tema de la familia como un valor fundamental en la sociedad y la familia entendiendo la relación que yo puedo tener con mi abuelita, con mi mamá, mi papá con mi mamá, con mi tía, con mi vecino, o sea, que la familia entendiéndola como comunidad, como tejido social, eso es la base principal, recuperar esa comunicación, ese valor que tiene el ser humano, en el desarrollo de cada individuo. Y pues exaltando la solidaridad, la convivencia, la equidad, el respeto, la disciplina, esos valores que están implícitos dentro de la metodología que ocupa “La Colmenita”, puesto que es como una familia, los padres, las madres, los maestros y maestras de la escuela, todo mundo se involucra alrededor de el hecho artístico que es contar historias. - ¿Cuáles son los espacios culturales que se van a habilitar para dar inicio con “La Colmenita” en El Salvador? Ahorita estamos tratando de hacer como un diagnóstico, desde las casas de la cultura, a través del programa de cultura viva comunitaria, que es precisamente empoderar o tratar de visibilizar los esfuerzos ciudadanos. Entonces, se está haciendo como un mapeo de las casas de la cultura donde existen grupos de niños, niñas y jóvenes y ya empoderados es en donde vamos a empezar a trabajar. Por ejemplo, en la Casa de la Cultura de Dulce Nombre de María, en la Casa de la Cultura de Opico, en Cacaopera también, hay grupos de jóvenes y de niños que ya están desarrollando el arte escénico como tal, entonces, estas casas van a servir como receptoras de estas metodologías. - Para el desarrollo del proyecto, ¿se tiene planificado incluir a los artistas salvadoreños ya formados en esta rama? No solamente a los artistas, porque cuando estén los especialistas cubanos habrán talleres abiertos, para los artistas que quieran incursionar en este bello, pero también específico mundo del arte, de niños para niños, de la metodología y el abordaje del teatro para la niñez, que es una cosa muy aparte. Si habrán capacitaciones para los artistas y también entiendo que el Ministerio de Educación, estará dentro de estos convenios y se dará capacitación para los maestros y maestras del Ministerio de Educación, que quieran incursionar o deseen especializarse un poco en el abordaje de la metodología del teatro infantil. - ¿Cómo se llevará a cabo la selección de los primeros niños salvadoreños que participaran en el intercambio con los niños cubanos? En la primera fase, como lo que se pretende es hacer un espectáculo en tan poco tiempo y estamos hablando de septiembre a enero y solo son tres meses, para lograr hacer un ensamble entre niños cubanos y niños salvadoreños, será con grupos focales que ya tienen ciertas herramientas en el arte escénico, la danza, la música o el teatro mismo. Porque esa es otra de las particularidades de “La Colmenita” que es integrar el arte, es decir, los niños cantan, bailan, actúan, tocan instrumentos, entonces en esta primera fase, si serán ya niños y niñas que forman ya grupos, que ya están iniciados de alguna o de otra manera con algunas herramientas del arte escénico. - ¿Qué institución del Estado tendrá a cargo la dirección y organización del proyecto “La Colmenita” El Salvador? Tendrá una dirección muy colectiva en coordinación con los facilitadores, pero por el momento, el proyecto en la Secretaría de Cultura, lo estará desarrollando la Dirección Nacional de Casas de la Cultura.

“Lo que van a hacer los compañeros cubanos, será transmitir su experiencia para poder implementar “La Colmenita” en El Salvador”: Cesar Pineda

Diana Ochoa
@DiarioCoLatino

La Colmenita, viagra sale es una compañía cubana de teatro infantil dirigida por Carlos Alberto Cremata, no rx que promueve la práctica de valores, arte y cultura a través de sus puestas en escena. A continuación la entrevista con Cesar Pineda, Director de las Casas de la Cultura, para el desarrollo de la convivencia y el buen vivir de la Secretaria de Cultura de la Presidencia de El Salvador, institución encargada del desarrollo del proyecto “La Colmenita” El Salvador.

– ¿Cómo surge la iniciativa de querer implementar el proyecto “Las Colmenitas” en El Salvador?

Surge a través de los tratados bilaterales que tienen el Gobierno de El Salvador, con el gobierno de la Habana, Cuba, en donde existen varios temas de cooperación a nivel agrícola, a nivel de la salud, de educación y de cultura. Entonces, dentro de los proyectos que se aprobaron para ser implementados en el país, en el campo del arte y la cultura, está el desarrollo del intercambio con el grupo de teatro “La Colmenita”, que es toda una institución de educación alternativa en la Habana. Y no solamente en la Habana, sino que también en varios países de América Latina y España.

– ¿Cómo se desarrolla en la actualidad el proyecto “La Colmenita” en Cuba?

El proyecto “La Colmenita” surge a partir de un grupo de artistas profesionales del teatro, que posteriormente se dedican a la educación popular, es decir, la educación como una herramienta de cambio y transformación social en la niñez y la juventud. Entonces, después de ser un grupo de actores profesionales, se convierten en facilitadores con niños y niñas y jóvenes de la Habana. Luego de esto, la metodología se transfiere a la niñez, o sea, el teatro lo hacen de niños, para niños, es decir, son jóvenes y niños los que interpretan las obras, los que dan los talleres muchas veces y los que hacen las clases son niños y niñas.

Recuerdo que hace poco, que estuve allí en la Habana en el intercambio con el grupo de teatro en sí, que ahora es toda una institución, ellos hacían hincapié que no es prioridad de “La Colmenita” el formar artistas, sino que prácticamente crear espacios de desarrollo donde los niños y las niñas y los jóvenes, se puedan expresar libremente. Pero sí de allí surgen los talentos, de allí surge un gran artista, eso es per se a toda la metodología que ellos ocupan, o sea, que el objetivo principal es generar el convivio entre las familias, ya que allí participan los padres y madres de familia, los maestros y las maestras, la comunidad, los artistas y por supuesto, los niños y los jóvenes que son los principales protagonistas del proceso.

Y creo que por eso es que el Presidente de la República se enamoró del proyecto como tal, ya que él lo visitó cuando era Ministro de Educación ad honorem, luego cuando era Vicepresidente y ahora el pasado 26 de mayo, ya lo visitó como Presidente de la República y se le hizo una presentación especial, donde los niños y las niñas cubanas, demostraron todo lo que han aprendido en una obra teatral, que hablaba sobre los temas de valores y convivencia familiar como tal.

Entonces, creo que ese es uno de los principales objetivos por el cual, vamos a tener este intercambio con “La Colmenita”, porque no es en sí que vamos a venir a replicar lo que los cubanos están haciendo, sino es también, generar un intercambio con los grupos de niños y niñas que también aquí en el país se están organizando, como el coro presidencial, los niños y niñas de pre danza de la Escuela Nacional de danza “Morena Celarié”, los grupos de niñez y jóvenes que están en las casas de la cultura, como el colectivo de niños y niñas del Mozote, en Morazán.

Es como generar este intercambio de metodología y lo que van a hacer los compañeros cubanos, prácticamente será transmitir su experiencia y conocer la nuestra como tal, para poder implementar “La Colmenita” El Salvador.

– Usted mencionaba que en Cuba “La Colmenita” es un sistema de educación, en ese caso, ¿es un proyecto alternativo al sistema de educación cubano o es parte del sistema de educación como tal?

La niñez cubana, desde primaria, ellos reciben clases de artística, entonces, esto sería un proyecto como después de clases, hay colmenitas en todos los barrios y municipios, que nutren al elenco central o colmenita central, o sea, que este es un proyecto que es después de las clases, es extracurricular.

En el caso de El Salvador, tenemos que buscar que dicen las circunstancias de país, si puede ser esa modalidad en las escuelas de tiempo pleno que tenemos aquí, como una actividad extracurricular o también como una actividad curricular, sin embargo, esas serán las pláticas o el estudio que se va a hacer en este primer encuentro que  se tenga con los especialistas cubanos en septiembre próximo, el último trimestre de este año.

Eso es lo que se pretende hacer, porque cada colmenita, por ejemplo en Argentina, tiene su propia particularidad, la que existe en Colombia también, es decir, en cada país, obedece a las particularidades de cada país, lo que lo une es el sello, la marca, la metodología y los valores que persigue, pero de allí el abordaje o la particularidad, el mismo país va encontrando su propio proceso.

– ¿Qué edades tienen los niños, niñas y jóvenes que participan en el elenco de “La Colmenita”?

Pues hay niñas y niños desde los tres años, hasta los 15 años, hay niños bien pequeñitos.

– ¿Cuáles son las fases que se llevarán a cabo, para poder hacer realidad este novedoso proyecto?

Hay tres fases del proyecto. En este año, en el último trimestre de este año, se espera la visita de una delegación de diez cubanos, que estará compuesta por el director y fundador de “La Colmenita”, el maestro Tin Cremata, junto a maestros y maestras fundadores, padres de familia y también, niños y niñas que conforman el elenco.

Ellos van a venir para hacer un intercambio y un diagnóstico de los grupos iniciales, que son los niños y niñas del coro presidencial, las niñas de pre danza de la Escuela Nacional “Morena Celarié” y el grupo de niños y niñas del Mozote, en Morazán.

– ¿El intercambio con El Salvador se realizará solo a nivel metodológico o también se contempla la posibilidad de que algunos niños salvadoreños puedan viajar a Cuba?

Se pretende hacer ese intercambio, para dar a conocer a profundidad el proyecto de “La Colmenita” y que ellos se empapen también de los procesos que como salvadoreños y salvadoreñas estamos haciendo en el tema de arte y cultura.

Posteriormente se quedan dos maestros cubanos, que estarán intercambiando conocimientos con estos tres grupos, durante todo el último trimestre de este año y en enero que conmemoramos el aniversario de la paz, se pretende que viaje una delegación de niños y niñas cubanas a El Salvador, para que puedan realizar un intercambio, con los cerca de 60 niños y niñas salvadoreños, que ya estarán formados en la metodología de “La Colmenita”, para que monten o ensamblen un espectáculo que se llama “La Cucarachita Martina”, que pide la paz y la convivencia para El Salvador y que habla un poco sobre el folklor latinoamericano, con canciones infantiles que llaman a la convivencia y exaltan los valores del desarrollo humano, de la convivencia social y de la paz como tal.

Y esa es como la segunda parte del proyecto que se realizaría en enero, el ensamble de este espectáculo, entre nuestros niños salvadoreños y la juventud y la niñez cubana, que se presentaría en los principales teatros de nuestro país y comunidades de El Salvador. Luego, después, se quedan maestros y maestras cubanas durante siete meses desarrollando talleres en diez casas de la cultura a nivel nacional, para que en octubre del 2016 se esté realizando el primer festival de teatro infantil, “La colmenita” a nivel nacional, acá en El Salvador.

– En el tema de educación y valores, ¿cuáles son los principales objetivos que el gobierno pretende alcanzar con este proyecto?

Principalmente es recuperar la familia, el tema de la familia como un valor fundamental en la sociedad y la familia entendiendo la relación que yo puedo tener con mi abuelita, con mi mamá, mi papá con mi mamá, con mi tía, con mi vecino, o sea, que la familia entendiéndola como comunidad, como tejido social, eso es la base principal, recuperar esa comunicación, ese valor que tiene el ser humano, en el desarrollo de cada individuo.

Y pues exaltando la solidaridad, la convivencia, la equidad, el respeto, la disciplina, esos valores que están implícitos dentro de la metodología que ocupa “La Colmenita”, puesto que es como una familia, los padres, las madres, los maestros y maestras de la escuela, todo mundo se involucra alrededor de el hecho artístico que es contar historias.

– ¿Cuáles son los espacios culturales que se van a habilitar para dar inicio con “La Colmenita” en El Salvador?

Ahorita estamos tratando de hacer como un diagnóstico, desde las casas de la cultura, a través del programa de cultura viva comunitaria, que es precisamente empoderar o tratar de visibilizar los esfuerzos ciudadanos. Entonces, se está haciendo como un mapeo de las casas de la cultura donde existen grupos de niños, niñas y jóvenes y ya empoderados es en donde vamos a empezar a trabajar.

Por ejemplo, en la Casa de la Cultura de Dulce Nombre de María, en la Casa de la Cultura de Opico, en Cacaopera también, hay grupos de jóvenes y de niños que ya están desarrollando el arte escénico como tal, entonces, estas casas van a servir como receptoras de estas metodologías.

– Para el desarrollo del proyecto, ¿se tiene planificado incluir a los artistas salvadoreños ya formados en esta rama?

No solamente a los artistas, porque cuando estén los especialistas cubanos habrán talleres abiertos, para los artistas que quieran incursionar en este bello, pero también específico mundo del arte, de niños para niños, de la metodología y el abordaje del teatro para la niñez, que es una cosa muy aparte.

Si habrán capacitaciones para los artistas y también entiendo que el Ministerio de Educación, estará dentro de estos convenios y se dará capacitación para los maestros y maestras del Ministerio de Educación, que quieran incursionar o deseen especializarse un poco en el abordaje de la metodología del teatro infantil.

– ¿Cómo se llevará a cabo la selección de los primeros niños salvadoreños que participaran en el intercambio con los niños cubanos?

En la primera fase, como lo que se pretende es hacer un espectáculo en tan poco tiempo y estamos hablando de septiembre a enero y solo son tres meses, para lograr hacer un ensamble entre niños cubanos y niños salvadoreños, será con grupos focales que ya tienen ciertas herramientas en el arte escénico, la danza, la música o el teatro mismo.

Porque esa es otra de las particularidades de “La Colmenita” que es integrar el arte, es decir, los niños cantan, bailan, actúan, tocan instrumentos, entonces en esta primera fase, si serán ya niños y niñas que forman ya grupos, que ya están iniciados de alguna o de otra manera con algunas herramientas del arte escénico.

– ¿Qué institución del Estado tendrá a cargo la dirección y organización del proyecto “La Colmenita” El Salvador?

Tendrá una dirección muy colectiva en coordinación con los facilitadores, pero por el momento, el proyecto en la Secretaría de Cultura, lo estará desarrollando la Dirección Nacional de Casas de la Cultura.

Ver también

Diputados evalúan los 100 días de régimen de excepción 

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 El régimen de excepción en el país lleva 100 días, luego que …