web analytics
Página de inicio » Deportes » “La política debe quedar apartada del fútbol”, insiste Grindel sobre el caso Özil

“La política debe quedar apartada del fútbol”, insiste Grindel sobre el caso Özil

Mónaco/Principado de Mónaco/AFP

Bajo presión tras el caso que llevó a Mesut Özil a retirarse de la selección alemana, Reinhard Grindel, presidente de la Federación Alemana (DFB), insistió ante la AFP en la importancia de mantener la política apartada del fútbol.

Özil y su compañero Ilkay Gündogan, ambos de origen turco, se vieron envueltos en la polémica unas semanas antes del Mundial de Rusia al mantener un encuentro con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y al publicarse una foto a su lado. Ambos futbolistas se enfrentaron a numerosas críticas, y Özil anunció después del Mundial que dejaría la Mannschaft, al sentirse víctima de “racismo y de falta de respeto”.

Unas acusaciones que Reinhard Grindel rechaza tajantemente, aunque estima que el uso de las fotos de los jugadores por el partido político de Erdogan es muy problemático.

“Si dos de nuestros jugadores de la selección nacional hicieron una foto así, que se publicó por la cuenta de campaña del partido AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo), entonces no podemos negar que ello tiene un impacto en la campaña electoral del señor Erdogan, y yo creo que eso no es bueno”, insistió Reinhard Grindel a la AFP en una entrevista realizada en Mónaco.

“Al final eso no tiene nada que ver con el hecho de que uno de nuestros jugadores pueda tener o no un origen extranjero” prosiguió. “Si un jugador alemán, en una campaña electoral, hiciese una foto con un político alemán de extrema derecha por ejemplo, tendríamos el mismo debate y reaccionaríamos exactamente como lo hizo la Federación”, aseguró.

“Valores de la DFB”

Reinhard Grindel pretende instaurar unas directrices claras para evitar que problemas así se repitan en el futuro. “Que cada jugador, con origen extranjero o no, sepa: ‘debo vivir y apoyar estos principios si quiero ser jugador de la selección alemana'”.

Grindel, de 56 años, pasó por la política en el pasado; fue elegido durante 10 años en el Bundestag por la CDU, el partido de la canciller Angela Merkel, antes de tomar las riendas de la DFB en 2016.

Özil hizo referencia especialmente a un discurso de Reinhard Grindel en 2004 en el que afirmaba que el multiculturalismo era “un mito, una mentira”. Una opinión que el dirigente de la DFB no mantiene en la actualidad.

De igual modo reconoce que no condenó con la suficiente contundencia los ataques a Özil: “Lo importante es que se respeten los valores de la DFB, el respeto, la tolerancia, el fair-play, la libertad de expresión y la libertad de prensa”.

Unos valores alejados de los del dirigente turco, señala: “Esta imagen con Erdogan enfadó a nuestros aficionados, porque Erdogan no apoya esos valores”.

“Sorprendente”

El dirigente del fútbol alemán se encontraba en Mónaco la semana pasada para asistir al sorteo de las competiciones europeas, el jueves y el viernes, pero también para apoyar la candidatura de Alemania para la organización de la Eurocopa-2024, ante Turquía, el único país con el que compite.

Según Grindel, esta polémica no influirá en la opciones de Alemania para organizar el evento. Sin embargo, en julio, el periódico Bild se preguntaba si su presencia al frente de la Federación no representaría una “amenaza” para la candidatura alemana.

“Todo el mundo en la DFB y en la UEFA me conoce. Confío en que sepan ver las cosas con perspectiva, así que creo que no influirá en el proceso de la candidatura”, aseguró Grindel.

El seleccionador alemán, Joachim Löw, también rechazó la pasada semana toda idea de racismo en el seno de la selección, al anunciar su primera convocatoria tras el fracaso del Mundial ruso, en el que la Mannschaft quedó apeada en primera ronda.

Reinhard Grindel estima además que la puerta no está cerrada si Mesut Özil cambiase de idea. Aunque considera “sorprendente” que el jugador del Arsenal, ex del Real Madrid, que cuenta con 92 partidos internacionales, no consensuase su decisión con el seleccionador.

El otro jugador implicado en esta polémica, Ilkay Gündogan, figura por su parte en el grupo convocado por Joachim Löw para enfrentarse el jueves a la campeona del mundo Francia en la Liga de Naciones de la UEFA y después a Perú el 9 de septiembre en un amistoso.

Ver también

Holanda empata con Alemania y priva a Francia del ‘Final Four’

Gelsenkirchen/Alemania/AFP ¡La ‘Oranje’ ha vuelto! Después de cuatro años para olvidar, Holanda se clasificó este …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: