web analytics
Página de inicio » Nacionales » La ofensiva de 1989: una acción de presión para llegar a los Acuerdos de Paz
Diputado Blandino Nerio. Foto Diario Co Latino/Gloria Silvia Orellana

La ofensiva de 1989: una acción de presión para llegar a los Acuerdos de Paz

@GloriaCoLatino

Fue la noche del sábado 11 de noviembre, viagra cuando la luminosidad de una bengala lanzada por miembros de la Fuerza Armada aclaran momentáneamente la oscuridad, and a la que sigue el tableteo de los rifles de asalto en los municipios más poblados de San Salvador, Mejicanos, Ciudad Delgado,  Soyapango y Cuscatancingo entre otros, que dio pie a una de las semanas más largas en la historia del país, era la Ofensiva de Hasta el Tope y punto, de 1989, que derivó a la postre,  en la firma de los Acuerdos de Paz en enero de 1992. El diputado Roger Blandino Nerio hizo un ejercicio de su memoria y ese 11 de noviembre estuvo asignado en la jefatura político militar en el cerro El Tigre, en Usulután, conformaba parte del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas del FMLN,  en el frente Sur-Oriental “Francisco Sánchez”, y que junto a sus compañeros comandantes “Carmelo” y “Rubén” tomarían acciones en  el departamento de Usulután.

“En las órdenes de dirección estaban los ataques, asedio y amarre de batallones como el  Atonal y la 6ta. Brigada de Infantería, específicamente en la posición de las fuerzas especiales militares; mi batallón era de 114 personas de las cuales 40 eran mujeres aguerridas y altamente combativas, además de los milicianos urbanos que tenían orden de mantener acciones de distracción en las posiciones de la Guardia y Policía Nacional, dentro de la ciudad de Usulután”, reseñó.

El escenario de 1989 era una ola de violencia no solo entre las partes enfrentadas, los trabajadores y trabajadoras afiliados a sindicatos históricos como ANTEL, ANDES 21 de Junio,  ANDA y otras organizaciones de derechos humanos y políticas sufrían el embate de los “Escuadrones de la Muerte”, que en realidad era la institucionalidad del Estado con una práctica de represión e intolerancia que generó asesinatos, desapariciones forzadas y torturas.

Sobre el cuestionamiento de la decisión del FMLN sobre la Ofensiva del 11  de noviembre,  el diputado Blandino Nerio reiteró que este hecho permitió el desenlace de la guerra de El Salvador en condiciones más equiparadas entre ambas partes.

“Esto permitió desmontar una dictadura militar impuesta por la oligarquía, que se había prolongando por seis décadas y muchos compañeros y compañeras ofrendaron sus vidas para salir de esa situación; cuando vuelvo la vista al pasado creo que sin la ofensiva del 11 de noviembre, no hubiese sido posible al menos, en un plazo mediano abrir las puertas de la transición democrática de El Salvador”, aseguró.

La Ofensiva de 1989 agregó Blandino Nerio, botó los mitos construidos por la derecha, quienes se habían dedicado de crear una imagen dentro y fuera del país, que la guerrilla estaba derrotada, que se respetaban los derechos humanos y se vivía en democracia, y todo esto puso en aprietos hasta sus aliados estratégicos como Estados Unidos.

“Esas tres grandes mentiras que quedaron desnudas el 11 de noviembre, el ejército llegó a conocer que algo grande se esperaba pero nunca tuvieron la precisión de qué se trataba o dónde serían las acciones, y esto tiene que ver con la democracia dentro la guerra, que es la aceptación o rechazo popular… y aquí hubo una complicidad de la población para que no se supiera”, reseñó.

Rolando Mata, diputado del FMLN.  Foto Diario  Co Latino/Gloria Silvia Orellana
Rolando Mata, diputado del FMLN.
Foto Diario
Co Latino/Gloria Silvia Orellana

Mientras, el diputado Rolando Mata Fuentes comentó que la Ofensiva de 1989, permitió darse cuenta que jamás una confrontación armada permitiría construir la paz en una sociedad altamente empobrecida y marginada de beneficios elementales, en materia de derechos humanos.

“Creo que fue un evento que trascendió más allá del país, lo fue para el mundo en concreto, esta acción fue un quiebre, un dislocamiento del proceso como se venía desarrollando la guerra; el 11 de noviembre el FMLN lanzó la ofensiva militar que permitió que se visualizara los problemas sociales estructurales de país, más que lo ideológico”, comentó.

Mata Fuentes consideró que este hecho histórico aceleró las agendas y los puntos para conformar la declaratoria de la paz entre las partes enfrentadas. “Habían unos puntos congelados que se retomaron y puedo decir,  que a partir de este hecho en este país se goza de la libertad de expresión u organización, antes por estos simples motivos la población era asesinada, desaparecida o exiliada”, reflexionó.

Ver también

¡Fito, Fito, Fito!

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Alianza y Santa Tecla añadieron nuevos dígitos a sus estadísticas en el …

A %d blogueros les gusta esto: