web analytics
Página de inicio » Nacionales » Iglesia llama a tener un bautismo en santidad y no por obligación
El padre Miguel Morán, de la parroquia de San Jacinto, enfocó su mensaje a la feligresía con el significado del bautismo, como renovación del alma. Foto Fernando Velásquez

Iglesia llama a tener un bautismo en santidad y no por obligación

Yaneth Estrada
@caricheop

En la Cripta de Monseñor Romero, en Catedral Metropolitana, se recordó el bautismo de Jesús, no porque se necesite, sino porque debe ser un llamado para vivir en santidad, en la búsqueda de justicia, dignidad y paz para los feligreses, dijo el sacerdote Miguel Morán durante la homilía. 

Monseñor Romero decía, de qué sirve el bautismo a un niño, para hacer después lo que menos se toma en cuenta. Es así como presenta la frase el “bautismo en santidad” simbolizando un acto de sumisión que santifica y lo reafirma como el hijo de Dios. Recordando así  la palabra de Dios, cuando al ser bautizado por Juan “El Bautista” se escuchó una voz del cielo que decía: «Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia, oídlo a él”.

En su homilía, el Padre Miguel Morán, de la parroquia de San Jacinto, recalcó que el bautismo no debe ser un mero compromiso, sino una forma de vivir en santidad, en una vida martirial, dejando que el Espíritu Santo ocupe un espacio especial.

Es decir, actuar a la luz del Espíritu Santo y eso es la diferencia del bautismo, para discernir el realismo de Jesús donde sea posible la justicia, la igualdad y equidad. Que sea promovida la dignidad pastoral, eso se llama la actividad social pastoral de la Iglesia. Sin dejar de luchar con el pecado, la violencia, la paz.

Las ofrendas 

En la mesa de ofrendas se colocó una vela, para recordar cuando el profeta Isaías  habló del siervo del Señor, El Elegido, que venía a promover la justicia y no titubear hasta restablecer el derecho sobre la Tierra. Y a  quién el mismo señor ha constituido como luz de las Naciones, que simboliza a Cristo, que viene, hace brillar la justicia y a salvarnos de las tinieblas.

También, se entregó una canasta con víveres, que pronto será entregada a los necesitados, porque Monseñor Romero nos pide que como hijos e hijas de Dios, y como hermanos, que tenemos que ayudarnos unos a otros para construir una vida digna.

Además de pan y vino, porque somos un pueblo bautizado, en el cual Cristo nos ha hecho partícipes de su dignidad mesiánica para hacerla resplandecer en medio de las grandes problemáticas del país, convirtiéndonos en su cuerpo y en su sangre.

“Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión”, dice el Catecismo de la Iglesia Católica (CCI 1213).

Ver también

Sismo de Magnitud 4.9, Frente a la costa de Usulután

@DiarioCoLatino El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informó de un sismo ocurrido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.