web analytics
Página de inicio » Nacionales » Iglesia católica celebra beatificación de cuatro mártires salvadoreños 
Ante una multitud de feligreses e invitados especiales, la iglesia católica beatifica a fray Cosme Spessotto, padre Rutilio Grande, los laicos Nelson Lemus y Manuel Solórzano, asesinados por odio a la fe. Foto Diario Co Latino/Samuel Amaya

Iglesia católica celebra beatificación de cuatro mártires salvadoreños 

«En los mártires Dios reivindica

a todas las víctimas inocentes»:

Cardenal Rosa Chávez

 

Alma Vilches

@AlmaCoLatino

A los pies del monumento al Divino Salvador del Mundo, cerca de 6,000 personas fueron testigos la tarde de este 22 de enero de la beatificación de los cuatro mártires salvadoreños, fray Cosme Spessotto, el padre Rutilio Grande y dos laicos que le acompañaban al momento del asesinato.

La ceremonia estuvo a cargo del cardenal Gregorio Rosa Chávez, designado por el Papa Francisco para inscribir en el número de los beatos a los cuatro mártires asesinados por odio a la fe. La misa solemne fue concelebrada por los obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador, delegaciones invitadas y sacerdotes de las diferentes parroquias.

Durante la celebración fueron presentados en procesión como reliquias de los nuevos beatos un lienzo de tela ensangrentado que envolvió el cuerpo de fray Cosme Spessotto, y un pañuelo lleno de sangre que portaba en el momento del asesinato el padre Rutilio Grande.

El cardenal Rosa Chávez leyó la carta enviada por el Papa Francisco, donde acepta la petición de beatificación: “De ahora en adelante sean llamados beatos y que sean celebrados cada año en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho canónico, respectivamente, el 12 de marzo y el 10 de junio”, reza el documento.

“Llenamos esta plaza y sus alrededores quienes hemos vivido esta experiencia, los que han experimentado en carne propia el drama de la violencia institucionalizada, la violencia del conflicto armado y la de todos los días, los que hemos visto caer sin vida a personas muy amadas que no tenían nada que ver con conflictos, son las víctimas civiles los que han escapado como un pájaro de la trampa del cazador. También nos acompañan hombres y mujeres investidos de autoridad, llamados a ser instrumentos del diálogo y la reconciliación, mediante la búsqueda del bien común”, recalcó Rosa Chávez en la homilía.

El cardenal expresó que es imposible olvidar el drama horrible de la guerra, la cual trajo consigo odio, venganza, dolor, destrucción, terror, muertos y estigmatización, que son componentes perversos de la gran tribulación que compartieron los nuevos beatos con el pueblo indefenso, esa sangre derramada y unida a la de Cristo son fuente de esperanza para el pueblo, porque en la persona de los mártires Dios reivindica a todas las víctimas inocentes; Rutilio, Manuel, Nelson y Spessotto dan nombre a todas las víctimas inocentes ofrecidas en el sacrílego altar de los dioses del poder, placer y dinero.

El cardenal Rosa Chávez también trajo a cuenta la cruenta guerra civil, como parte del contexto de la intolerancia y que llevaron al asesinato de los ahora mártires, pero también recordó el fin de la guerra gracias a la firma del Acuerdo de Paz, que plasmó la ruta de un nuevo El Salvador, el cual no debemos olvidar.

El padre Rutilio Grande fue asesinado el 12 de marzo de 1977 cuando se dirigía a celebrar la misa a El Paisnal, a la altura del Cantón los Magos, hoy conocido como «las tres cruces». Le acompañaban Manuel Solórzano y Nelson Lemus, en el camino fueron emboscados y su carro ametrallado brutalmente.

Mientras que, fray Cosme Spessotto fue asesinado el 14 de junio de 1980 en el templo parroquial de San Juan Nonualco, donde fue párroco por 27 años.

Ver también

Mauricio Funes anuncia que dejará de expresarse en redes sociales

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El ex presidente de la República, Mauricio Funes, informó que dejará de …