web analytics
Página de inicio » Nacionales » Futuro abogado lustra zapatos en la Plaza Libertad
Con tan solo 20 años de edad, Carlos Sánchez, originario de Cuscatancingo relató que este oficio le llamó la atención desde que iba al instituto. Foto Diario Co Latino/Samuel Amaya

Futuro abogado lustra zapatos en la Plaza Libertad

Samuel Amaya
@SamuelAmaya98

Lustrando zapatos en la Plaza Libertad en el corazón de San Salvador se encuentra Carlos Sánchez, un atrevido joven que no le teme a lo que digan los demás por ser joven y trabajar de limpiabotas. A las 10 de la mañana ya tiene clientes que lo admiran por ser un joven apasionado a su trabajo.

Con tan solo 20 años de edad, Carlos Sánchez, originario de Cuscatancingo, relata que este oficio le llamó la atención desde que iba al instituto; ya que cada día pasaba lustrando sus zapatos en la plaza a los lustrabotas de ese entonces; y a la edad de los 15 años decidió comprobar cómo era este tipo de trabajo, por lo que optó por ejercerlo, y con una sonrisa en su rostro afirmó, “comprobé y me gustó”; todo esto gracias a un amigo quien veló para que le dieran un espacio.

El joven Carlos cuenta que sus padres “gracias a Dios aún están vivos”; sin embargo, vive separado de ellos, porque desde que era tan solo un niño, siempre le gustaban tener cosas por su propia cuenta; además “desde pequeños ellos (padres) me enseñaron a trabajar, entonces, ya quedé acostumbrado, y así yo aprendí a hacerme de mis cosas para que el día de mañana no me afecte en mi futuro”.

Carlos comentó que lleva cinco años lustrando botas en el Parque Libertad y le ha tocado costearse su casa, energía eléctrica, agua, así como su propia alimentación. Este joven a pesar de tener casa propia y gastos propios no tiene hijos ni pareja.

El joven trabajador no le hace mala cara a su oficio y mucho menos al estudio, ya que agregó que estudia Derecho en la Universidad Asambleas de Dios; actualmente cursa su primer año. Foto Diario Co Latino/Samuel Amaya

A largo de los cinco años que lleva trabajando en el centro de San Salvador, expresó: “Hay épocas que se pone bien calmado”, y no logra recoger lo que normalmente le ingresa diario, y cuando no lo consigue, esto le va afectando, eso quiere decir que el día siguiente, “hay que meterle” para ver si se consigue un poco más para compensar los días malos.

Los materiales que Carlos utiliza normalmente son las anilinas y las pastas “para que el zapato le quede más reluciente”. También comentó que lustra zapatos de todos los colores, “así también si el cliente los quiere cambiar de color se le hace también”.

Con la pandemia durante estas festividades de Navidad y fin de año, la temporada “estuvo mal. No hemos trabajado como debe de ser, incluso materiales no hay en las tiendas de zapateros”, manifestó Sánchez. Por el momento le ha tocado utilizar materiales que tenía de reserva, sumándose a esto, los precios de algunos materiales han subido de precio por el cierre que hubo. También el joven se refirió a la reducción de clientes por la pandemia, “en la actualidad hay una reducción de clientes significativa respecto al año pasado”. Agregó que, en estas fechas, pero en el año pasado tenía alrededor de setenta clientes diarios, y en este año 2020 tiene alrededor de treinta. “Ha bajado más de la mitad”, dijo un poco decepcionado.

Respecto al espacio que ocupan los limpiabotas, Carlos comentó que ellos quieren tener un puesto fijo en la plaza, porque ahí se sienten cómodos. Sin embargo, la zona en la que están, es una zona privada, por lo cual, han solicitado a la Alcaldía de San Salvador que les otorgue un permiso puramente de trabajo para no correr riesgo, pero la municipalidad no los ha escuchado.

Los materiales que Carlos utiliza normalmente son las anilinas y las pastas; “para que el zapato le quede más reluciente”. Foto Diario Co Latino/Samuel Amaya

“A pesar de los problemas que a veces como joven pasa, siempre sonrió a modo de olvidarse de ellos”, relató Carlos.

Un dato admirable de este joven es que se le observó por un tiempo antes de entrevistarlo y nunca se quitó la mascarilla para ejercer su trabajo, en comparación de sus otros colegas que no las traían puestas o las tenían de lado. “Sea donde sea que vaya, la base principal debe ser la mascarilla”, comentó Carlos, luego de explicarle que fue observado.

Mientras que los clientes de Carlos ven el trabajo del joven como “excelente”, así fue el comentario de uno de ellos: “en estos tiempos, los jóvenes se dedican a otra cosa, mientras que lo vemos a él trabajando”, indicó Carlos Zelaya, un cliente frecuente, quien añadió que lo visita “por ser joven”, a pesar de que hay más lustradores en la plaza, pero lo que cuenta es, que el joven es entregado a la labor con una atención excelente al brindar sus servicios”.

El joven trabajador no le hace mala cara a su oficio y mucho menos al estudio, ya que agregó que estudia Derecho en la Universidad Asamblea de Dios; actualmente cursa su primer año.

El joven alejado de cosas que le pueden perjudicar dice que con sus estudios espera ser alguien en la vida y poder ayudar a su familia. El sueño de Carlos Sánchez es ser abogado de la República.

Ver también

Ministro de Defensa ruso anuncia a Putin liberación total de Lugansk

Moscú/Prensa Latina El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, confirmó hoy al presidente Vladimir Putin …