web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Fundación “Katya Miranda” se encargará de velar por los derechos de la niñez salvadoreña
Fundación “Katya Miranda” se encargará de velar por los derechos de la niñez salvadoreña

Fundación “Katya Miranda” se encargará de velar por los derechos de la niñez salvadoreña

El sueño de Hilda Jiménez, viagra madre de Katya Miranda, menor asesinada en 1999, se hizo realidad. El pasado 10 de abril se inauguró la fundación “Katya Miranda”, encargada de velar  por los derechos de todos los niños y niñas de El Salvador.

“Para mí la fundación era un sueño de hacer algo por la niñez. Una noche comencé a escribir y sentí que Dios me dijo que esa era la misión de Katya: pasar por todo eso para poder salvar a más niños y niñas, entonces comprendí que tenía que hacer algo realmente”, dijo Hilda Jiménez, durante la entrevista Agenda Ciudadana que transmite Televisión de El Salvador (TVES) de lunes a viernes a las 8 de la noche.

En pocos días, la fundación ha recibido el apoyo de muchas instituciones a nivel nacional. Sin embargo, Hilda Jiménez pidió principalmente a los jóvenes acercarse a la fundación para colaborar en las diversas tareas que demanda el trabajo para promover los derechos de la niñez.

“Yo necesito y desearía que me apoyen jóvenes, pero estamos abiertos para todo el público que quiera ayudarnos, es una misión muy grande y es un compromiso que deberíamos de adquirir todos los salvadoreños, debido a la problemática que atraviesa nuestro país en relación a la niñez”, señaló Jiménez.

En ese marco, la fundación Katia Miranda también buscará realizar convenios con universidades para que colaboren con estudiantes, abogados, psicólogos y trabajadores sociales.

“Todo lo que nos pueda ayudar bienvenido sea. Va a ser una bendición para nosotros, estamos recién comenzando, es un compromiso bien grande y esperamos en Dios que se logre”, dijo Jiménez en relación a la defensa y promoción de los derechos humanos de las niñas y los niños en El Salvador.

Hace 15 años, Katya Miranda, entonces de 9 años, fue violada y asesinada en un rancho de playa propiedad de su familia. El delito quedó impune y prescribió, aunque su abuelo paterno, Carlos Miranda, fue condenado a 13 años de prisión por intento de secuestro agravado.

A %d blogueros les gusta esto: