web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Festejo en patio ajeno
Festejo en patio ajeno
Chistian Bautista festeja junto a su compañero Bladimir Díaz el tercer gol de Chalatenango ante Pasaquina. Foto Diario Co Latino/ Cortesía El Oriental.

Festejo en patio ajeno

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Santa Tecla recitó un poema futbolero cargado de coraje, mind pundonor y, sobre todo, sacrificio para evitar doblar rodillas sobre el escenario. Los tecleños consiguieron un aflictivo empate de 2-2 ante un Isidro Metapán que ya celebraba anticipadamente.

En casa, con su público apoyando desde los graderíos del Jorge “Calero” Suárez, parecía poco probable que, con solo 10 minutos por jugarse, el cuadro tecleño le aguara la fiesta a Metapán. No obstante, el fútbol se impuso a los deseos y los pericos rescataron el partido y su invicto de 13 fechas sin derrota.

Dinámico y vertiginoso de principio a fin, el partido arrancó con buenos augurios para los locales, pues no tardaron mucho en aperturar el marcador gracias al oportunismo de Michael López que, antes de la media hora, aprovechó un rechazo para vencer la portería de los visitantes.

A la vuelta de las duchas, Santa Tecla se volcó para conseguir el tanto que emparejara el juego, pero cuando más cerca parecían de lograrlo, llegó el segundo latigazo de los caleros, al minuto 58, al aprovechar una aventurada salida del met Juan José Trinidad para decretar el 2-0. El segundo gol de los jaguares llevó la firma de Marvin Monterrosa.

Y fue ese gol de los caleros el que activó el avispero ya que los pupilos de Osvaldo “Pichi” Escudero pusieron el motor en neutro y se volcaron sobre la cabaña cementera. Una y otra vez probaron los reflejos de Óscar Pleitez que intervino de buena forma para evitar que los visitantes descontaran antes.

Empero, solo fue cuestión de tiempo para que el dominio y verticalidad de los tecleños finalmente diera sus frutos. Juan Barahona consiguió el 2-1, cuando faltaban poco más de 10 minutos para el final y, luego, a cinco minutos para concluir el partido, Ricardo Ferreira firmó el 2-2.

Justo premio para los tecleños que, tras firmar el empate, también recuperaron su posición en la tabla, misma que habían perdido antes con el triunfo de Juventud Independiente (Firpo).

Los juventinos consiguieron un ajustado triunfo de 1-0 sobre el Dragón que, en su cancha, el Juan Francisco Barraza, puso a los usulutecos contra las cuerdas, pero nunca pudo conseguir el gol que les permitiera al menos el empate.

El representativo de Usulután abrió la lata poco después de la media hora y lo hizo desde los 12 pasos, tiro que fue capitalizado por el veterano Williams Reyes.

Le bastó a los toros defender a capa y espada ese solitario gol, tanto que les alcanzó para saborear un triunfo y seguir, palmo a palmo, la pelea por el liderato.

El Chalatenango también dio la sorpresa el sábado. Los alacranes del norte le pegaron de visita a los burros de Pasaquina que tuvieron la pelota, pero debieron conformarse con un 1-3 sorpresivo.

En el Estadio San Sebastián, nuevamente el cafetero Bladimir Díaz se puso el traje de héroe para guiar a los norteños a un nuevo triunfo. El ariete anotó a los 38 y 45 minutos del encuentro.

Para los locales descontó Gustavo Guerreño a los ´65, pero más tarde llegaría Chrisitian Bautista para borrar la esperanza de los burros con un tercer tanto que significó el 1-3 y sentencia definitiva.

El campanazo de la jornada lo dio Atlético Marte al conseguir un balsámico triunfo de 3-2 sobre el Sonsonate que estrenó en el banquillo técnico a William Renderos Iraheta. Con el triunfo, los marcianos consiguieron ponerse a solo seis unidades de la UES, rival con el que pelean por el no descenso y al que enfrenta el miércoles en el Estadio Cuscatlán.

Los carabineros abrieron el marcador al minuto 24 por medio de Christopher Ramírez, quien también se haría presente nuevamente en el marcador en la etapa de complemento, al minuto 77.

La victoria marciana, sin embargo, se escribió a base de sacrificio y sufrimiento, pues los cocoteros nunca vieron la derrota como opción y les empataron en dos ocasiones.

Mario Martínez puso cartones de 1-1 en el primer tiempo y, luego, Edwin Benítez, de penalti había conseguido el 2-2 para los locales luego que Ramírez pusiera en ventaja a la visita.

El encuentro, no obstante, tenía dueño absoluto y ya sobre el minuto 90, Christian Gil Mosquera logró el 3-2 que significó el triunfo para los capitalinos.

A %d blogueros les gusta esto: