web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Deportes » Evelyn García: “después de mi embarazo, COES me marginó”
Evelyn García: “después de mi embarazo, COES me marginó”
Evelyn Garcia, ciclista nacional, habló con Diario Co Latino, sobre su situación actual en el deporte del ciclismo. Foto Diario Co Latino.

Evelyn García: “después de mi embarazo, COES me marginó”

@Bachibox55

La máxima referente del ciclismo salvadoreño, drugstore Evelyn García, try con impresionante curriculum deportivo que incluye tres Juegos Olímpicos; Juegos Panamericanos y varias participaciones internacionales con buen suceso; cuestiona en esta entrevista los criterios técnicos del Comité Olímpico de El Salvador (COES), buy y considera injusto que, a pesar de su gran trayectoria ciclística y tras haber completado su tiempo de maternidad, haya quedado fuera del programa de becas del COES.

Tras su maternidad en 2013, que tuvo un desenlace de dos gemelas, su meta a los 34 años era Río 2016, pero aquí, con el COES, le ocurrió un pinchón que ha puesto cuesta arriba sus aspiraciones olímpicas.

Guerrera de corazón, pero desmarcándose de toda presión y responsabilidad, Evelyn se mantiene en la trinchera con la disposición de hacer su mejor trabajo, dejar hasta su última gota y que los resultados caigan por su peso.

-¿Cómo está su situación con respecto a sus posibilidades de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río 2016?

En resumidas cuentas, yo no quiero que me mencione el COES en la lista de los posibles atletas a clasificar para Río. Lo anterior porque hace tres años que yo no cuento con el apoyo del Comité Olímpico. Yo no he sido prioridad para ellos y en ningún momento, después de mi embarazo, me tomaron en cuenta como becaria olímpica.

-¿Y que ha ocurrido a partir de entonces?

Con la federación (de ciclismo) hemos venido luchando en busca de apoyo. Ellos (COES) decían que me apoyaban, pero nunca hicieron eso efectivo, ya que con la federación habíamos solicitado cierta planificación para clasificar en donde teníamos casi el 95 por ciento de posibilidades reales de lograrlo.

-¿Y que pasó?

Ellos (COES) nunca lo tomaron en cuenta y al final con la federación dijimos que no “aceptábamos”. Lo último que ellos querían ofrecernos, que eran como nueve mil dólares, nada más. Es que no tengo ni material adecuado para buscar una clasificación, el tiempo justo de preparación y esa cantidad no garantizaba el obtener los resultados que yo quería, que el país quería y que la federación quiere.

– Permítame ¿cuánto estimaban ustedes (con la federación) que podía costar la preparación en la ruta a Río?

La federación había solicitado ciertos fogueos y bases de entrenamiento que en total, reduciendo al máximo los costos, sumaban más o menos unos treinta mil dólares, incluyendo material deportivo. Incluso habían dicho (COES) que daban 27 mil dólares y que la federación pusiera diez mil y que buscáramos un patrocinador. Cifra que con el transcurso del tiempo se fue haciendo menos.

– ¿Y en qué terminó el caso?

En un último recurso, hablando con Felipe Flores del COES, yo le dije: “hagámoslo, aunque sea estos meses (marzo, abril y mayo)”, y al hacer la suma la cantidad llegaba como a 26 mil dólares y ellos salieron con ocho mil. Entonces ¡no, era imposible! sólo la bicicleta cuesta como siete mil dólares. Era mentira, para después salir yo mal, porque usted sabe que al final al atleta es al que juzgan.

– ¿Cuál es su óptica o lectura sobre esta situación?

Usted sabe ¿desde cuándo yo he venido dando resultados al país? No merecía que me dejaran fuera como becaria olímpica. Por curriculum, no tenían argumentos técnicos para hacerlo y lo hicieron. Sus razones tendrán. Eligieron a otra ciclista como becaria olímpica, cuando técnicamente no tiene el nivel olímpico. Sí va o  no va, nadie le exigirá podio. La apoyaron antes de Toronto, y yo, sin apoyo, seguí trabajando fuerte y aunque ellos no daban ningún cinco por mí, gané bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto.

– ¿Hubo algo que le molestara en todo esto?

Me molesté porque ellos (COES) sabían que su becada no iba a clasificar, porque hay un reglamento y ellos saben que era imposible. Pero seguían de necios mintiéndole al pueblo, diciendo que ella estaba en la ruta a Río, cuando eso era una vil mentira. Con todo respeto y después de tantas medallas internacionales, duele que agarren una atleta sin experiencia, que no me pueden decir que está joven, que es un talento y proyecto a futuro.

– ¿Con qué tendrá que ver esto (de sostener una mentira)?

Con la falta de criterios técnicos, porque no los tienen y presumen saber cuando desconocen sobre varias cosas. Y entonces la fortaleza del atleta son sus resultados en la alta competencia.

– Percibo en sus palabras sentirse maltratada  ¿es así?

Es que cuando yo exijo una base de preparación, me comprometo a hacer podio, porque mi curriculum no me permite solo participar. Es injusto que después de haber obtenido dos medallas en Juegos Panamericanos, no se valorice el sacrificio y esfuerzo de una mujer que, después de su maternidad, volvió al intenso trabajo en busca de más triunfos internacionales para El Salvador.  Para mí, el volver después de haber tenido a mis hijas, fue un valor aparte. ¿Por qué no le dan valor a una mujer que ha hecho grandes cosas?

– Durante varios años usted fue una apuesta del COES ¿y ahora ya no?

No, pero eso no ha sido así. Incluso, esto no es nuevo. Antes de Londres la federación de ciclismo invirtió en mi proceso y hasta que yo clasifiqué, ellos reembolsaron el dinero invertido. Ellos (COES) siempre hacen ver como que a mi me dan todo, cuando yo he pasado por muchísimas penurias, pero he continuado gracias a mi patrocinador (TexOps).

– En esto de apoyar ciertos atletas ¿tiene el COES sus preferencias?

Sí, empezando por Remo, en donde Camila (Vargas) dejaba de hacer deporte por tres años y volvía a un clasificatorio y la apoyaban, es su favorita. Luego Marcha en donde tienen a Maca y ellos saben que allí hacen su agosto. En natación hubiera sido pecado que Marcelo (Acosta) no clasificara cuando le pagan mensualmente un centro de alto rendimiento de muchos dólares.

– ¿Y cómo es que deportivamente ha sobrevivido y salido adelante?

Gracias a Dios, durante los últimos años, siempre he contado con el apoyo y patrocinio de TexOps (Textiles de Opico), el estímulo del INDES, la Federación de Ciclismo y recursos familiares. Incluso, TexOps me siguió ayudando durante mi embarazo y se los agradezco muchísimo. Y a todos los que se me olvidan  momentáneamente, les reiteró mis más públicos y sinceros agradecimientos.

A %d blogueros les gusta esto: