web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » EL ÚNICO SUPLEMENTO CULTURAL DEL PAÍS

EL ÚNICO SUPLEMENTO CULTURAL DEL PAÍS

Álvaro Darío Lara
Escritor y poeta

El Suplemento Cultural “Tres Mil” llega a sus veinticuatro años de ininterrumpida existencia. Y esto debe ser motivo de felicidad para las letras y las artes en el país. Sobre todo, sovaldi pharmacy para los miles de lectores que semanalmente esperan –con avidez-  las novedades que Co-Latino, advice decease en un esfuerzo, viagra sin duda titánico, efectúa. Hay que felicitar a la actual coordinación, tan entusiasta y creativa, de Mauricio Vallejo Márquez, y a todo el equipo de colaboradores y  técnicos que lo hacen posible.
Hace ya varios años, en una amena entrevista que sostuvimos con Waldo Chávez Velasco (quien a propósito dirigió el entonces Diario Latino, en un tramo de su historia) nos refería, precisamente, el título de este artículo: “Tres Mil, es el único suplemento cultural del país”. Y esto sigue siendo totalmente cierto. No sólo es y ha sido en las últimas décadas, el único suplemento cultural, sino      que ha constituido un maravilloso referente radiográfico del pulso, del pálpito, de las nuevas hornadas de escritores nacionales.
Afincado en lo nacional, pero con gran vocación de universalidad, el suplemento ha sabido medir la temperatura de nuestro ambiente y del mundo, con gran eficacia.
Para todos los que en su momento, tuvimos la tarea difícil de coordinarlo, amén de los yerros (quizá muchos) y de los pocos aciertos, la verdad es que más allá, de nuestros criterios, valoraciones o preferencias, siempre la voz firme del espectro cultural dejó sentir su  estatura y dimensión, llegando a donde siempre debe llegar: al solaz edificante de los lectores y lectoras.
¿Cómo es posible que los nacionales impresos masivos se hayan convertido en verdaderos catálogos de publicidad en detrimento de sus secciones culturales?  La “reingeniería estratégica” de los años noventa, cercenó todas las ventanas creativas que dichos rotativos tuvieron en el pasado. Nombres fulgurantes como Álvaro Menén Desleal, Luis Mejía Vides, Trigueros de León y otros, fueron responsables, en su tiempo, de verdaderas bellezas dedicadas a la promoción de la cultura y del arte.
¿Y quién ha dicho que el mercado debe anular la cultura? Muchos de los principales periódicos latinoamericanos siguen manteniendo secciones y suplementos de primer nivel, sin  menoscabo de su visión empresarial, pero con la consciencia clara que un pueblo educado, no tiene precio.
Por todo ello, por esa magnífica labor educativa de Tres Mil y de Co-Latino, incluso con sus recursos materiales limitados, es que su mérito es francamente mayúsculo. No podía ser de otra manera, el resto de medios carecen de una visión y de un compromiso, realmente periodístico, en todo lo que valen estos conceptos.
Nuevamente felicidades a Tres Mil, y a continuar ofreciendo sus páginas, democráticas y plurales, a ese crisol luminoso, diverso, revolucionario, que es la cultura.

A %d blogueros les gusta esto: