web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “MÍSTICO” (No. 1) Dr. Christian Bernard Actual Imperator de la AMORC

EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “MÍSTICO” (No. 1) Dr. Christian Bernard Actual Imperator de la AMORC

Como se ha repetido muchas veces en las enseñanzas Rosacruces, ambulance la palabra “místico” no significa nada extraño o raro. Tampoco significa un estado de éxtasis permanente ni de entonamiento alejado del mundo; es decir, alejado de los problemas y obstáculos que enfrentamos en el camino de la evolución. De hecho, a menudo este término se emplea según esta última premisa, aunque para los Rosacruces tiene un significado mucho mayor y denota lo que debemos ser dentro de nuestra naturaleza integral. En otras palabras, para los Rosacruces la palabra “místico” significa equilibrio y armonía. Precisamente, lo que india es que la calidad de nuestro ser se debe expresar dentro de este equilibrio y armonía.

En lo que se refiere a nuestras expresiones individuales en este plano físico, las dos polaridades en nuestro interior deben estar siempre en perfecto equilibrio. Por un lado, tenemos que ser realistas e indulgentes de acuerdo a ciertas condiciones externas de nuestra vida, mientras que por otro lado, también debemos ser idealistas y no ignorar las aspiraciones profundas de nuestro ser místico.

Por lo tanto, existimos en ambos planos y luchamos por  obtener la armonía interna y duradera en ambos planos. Tenemos que luchar, pues obviamente este estado ideal de equilibrio y armonía  no puede lograrse al instante. En realidad, es el resultado de nuestro trabajo, nuestro estudio y nuestra experimentación, comenzando con las  enseñanzas Rosacruces y ampliándolo con las reuniones entre nosotros. Aún cuando nuestros esfuerzos no sean tan constantes como debieran serlo, es esencial que mantengamos ante nosotros el ideas, lo místico, y todo lo que representa, ya que es de gran importancia para nosotros.

De hecho,  si recordamos que el misticismo indica armonía y equilibrio en todo momento y bajo todas las circunstancias, nuestra concepción de las cosas y de nosotros mismos se transformará y como resultado también nuestras vidas cambiarán. Sin duda que cuando nos enfrentamos a situaciones externas durante nuestras vidas, nuestra calidad de místicos nos proporciona una fuera interna por medio de la tranquilidad que hemos alcanzado o que estamos luchando por alcanzar. En nuestra vida externa nos adaptamos a las leyes del Universo, mientras que al mismo tiempo seguimos siendo fieles a nosotros mismos. Pero ahí yace un peligro muy claro, o sea, que descuidamos el otro aspecto de nuestra cualidad mística, es decir, el aspecto interno.

Nuestra Vida Transformada

Como mencionamos con anterioridad,  tenemos que estar en armonía con los principios externos del Universo, pero debemos mantener esta armonía con la consciencia de lo que generamos en nuestro interior, desde el punto de vista místico. Si el aspecto interno de lo místico se ignora durante las situaciones y actividades de la vida cotidiana y si su poder y efectividad para nuestra existencia en el mundo manifiesto se descuida, entonces corremos el riesgo de convertirnos en seres materialistas, así como de darle prioridad sólo al aspecto externo de nuestra naturaleza en lugar de dársela a la realidad de nuestro ser interno. Ahí  es donde yace un aspecto del peligro. El otro aspecto, el opuesto del que recién mencionamos, consiste en ignorar las condiciones materiales y, finalmente, volvernos ineficaces bajo el pretexto de que nuestro ser interno debe ser lo primero.

(continuará)

Ver también

LOS ANTIGUOS DRUIDAS

José Luis Aguilar Moreno, F.R.C. (Pasado Gran Maestro de la Gran Logia de Habla Hispana …

A %d blogueros les gusta esto: