web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » El Salvador 1821-2021 Bicentenario de la Independencia (el libro) III

El Salvador 1821-2021 Bicentenario de la Independencia (el libro) III

EL SALVADOR 1821-2021 BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA (EL LIBRO) III

Por: César Ramírez

Igualdad

Este concepto es un lema originado en la Revolución Francesa que implica la lucha contra la tiranía, pero en nuestro caso tomamos los datos reseñados durante este período para acercarnos a la comprensión de los motivos de los insurgentes salvadoreños, partiendo del modelo de  Bayona, encontramos un reconocimiento constitucional de la “igualdad jurídica entre la metrópoli y los referidos territorios ultramarinos”, posteriormente en la Constitución de 1812  “con igualdad de derechos a las provincias españolas y el status de tales. No se distingue tampoco en lo que atañe a la ciudadanía entre peninsulares y colonos”.

“… La Constitución no discrimina en este sentido entre peninsulares y americanos, pero en las propias Cortes de Cádiz no privó esta igualdad, que hubiera resultado de hecho en el control del parlamento por los diputados de América. Al requerirse también que los diputados fuesen personas nacidas en la provincia o avecindadas en ella por un número de años se asegura una representación autóctona, sin paso al cunerismo. Obteniendo asimismo las colonias, al mismo tiempo que las provincias españolas, las otras conquistas que encarna la Constitución de Cádiz, el sufragio universal, los ayuntamientos electivos, la diputación provincial, el reconocimiento de la libertad de expresión y otros derechos individuales, y la restricción en fin del absolutismo monárquico”. …

Los salvadoreños en 1811 y su invocación a la igualdad francesa

Timoteo Quinteros proclama ante la excomunión de los insurgentes (se respeta el español original):  “no havia mas Ley ni mejor qe. la qe. seguían los franceses, pr. qe. estos llegaban a debido efecto la igualdad de las personas. Que todas las leyes de la Justa. No valían nada, qe. solo la Francia era la buena” y fue denunciado a las autoridades coloniales”.

En las reseñas del proceso de infidencias también asumen liberarse de los impuestos de las autoridades españolas, liberarse de impuestos implica igualdad económica:  “y en la mañana de este día se juntaron mas de doscientos hombres y llevando la vos Tiburcio Moran y Chico Fabio marido de Dominga Fabia pidieron qe. se rebajasen los quatro reales de fondo, Alcabala y qe. salieran los Chapetones mandando  solamte. Los criollos: qe. allí estaban Dn. José Ciriaco Méndez y Dn. Pedro Migl. Rodrigs” Condición que se multiplica entre los insurgentes:  Bruno Lore  Rosales Cabo de Paisanaje  se une a Yrene Aragón.. Mientras Ramón de la Rosa Salazar afirmó que escuchó las peticiones “que havian hecho eran que se quitara el fondo de quatro reales anuales que se exije a todo cabeza de familia o casado, y que se quitaran también estancos de Aguardiente pr. la sodomia qe. resultaba (son sus palabras) y que se revajaran las alcavalas ½ por lo crecidas que estavan pues por una res si balia veinte y quatro y evinte o cinco pesos se les exigían a medio real pr. cada peso”.

Es una igualdad ciudadana interpretada por los actores que posteriormente serían acusados de insurgentes.

Desigualdad religiosa al excomulgar a los insurgentes, por parte de la Iglesia colonilista una acción que los insurgentes defienden invocando la igualdad francesa.

En contraparte las autoridades coloniales observaron el comportamiento de los ciudadanos en un contexto de libertinaje a finales de 1813 y la igualdad practicada por ellos “es mal entendida”, “Dos meses después, un oficio de 31 de diciembre  (no. 16), me escribió que para conocimiento de este gobierno acompañaba la carta (no.17) que ya no hallaba cómo manejar las gentes de su provincia: que los pueblos parecían academias cínicas; y que se disputaba y aplicaba con furor la Constitución y decretos soberanos a una igualdad mal entendida, al apoyo de sus vicios y á la impunidad de los mayores delitos, atacando la autoridad con responsabilidades.

Posteriormente surge el Plan de Iguala y finalmente la Independencia que implica una igualdad sin administración española, más aceptable.

Si existe un elemento que confirma la Constitución junto a la igualdad son las elecciones, de ahí que estudiar el proceso de elección en la provincia de San Salvador nos oriente hacia la participación, consulta, ejercicio del voto, pero con la anotación que los electores no eran en la mayoría de casos letrados, en ocasiones impuestos por la autoridad española, tampoco era universal, a pesar de esas limitaciones los criollos americanos lograron generar una fuerte tendencia con el partido independiente.

Elecciones coloniales

La elección siempre connota opiniones opuestas no siempre pacíficas, el tipo electoral corresponde a un sufragio indirecto censitario de esos eventos que dividen o unen a las sociedades en opciones políticas encontramos en 1808, nótese la situación entre un enemigo de Manuel José Arce llamado Benito Martínez por eventos electorales.

Estos actos construirán futuras estructuras administrativas: “El liberalismo entró con el apoyo de las autoridades, sin romper con sus valores, y por tanto con un alto grado de legitimación política frente a las comunidades. Por ello se establecieron ayuntamientos constitucionales y diputaciones provinciales, entidades locales y provinciales que pretendían reorganizar la administración al interior de la Capitanía General de Guatemala. Sin embargo, los diputados electos todavía respondían a las instrucciones emitidas en el seno de los ayuntamientos constitucionales, posteriormente llamados municipios”.

1809 Ese año acontecen en España la convocatoria de la Junta Central y el Consejo de Regencia, era la respuesta a la invasión francesa, se intentó reunir a la Asamblea General pero los representantes americanos no fueron convocados, no obstan en la España ocupada eligieron una Junta Suprema, se emitió una convocatoria para la elección de vocales en 1809 en ese proceso reconocieron los territorios americanos con los mismos derechos de la península, existió una diferencia entre la delegación de España 39 y la de Indias 9 incluyendo Filipinas. “Según las instrucciones para las elecciones, el derecho de selección de representación política lo tendrían los cabildos coloniales” “Luego de obtener tres candidatos, los miembros del Cabildo elegirían uno por sorteo. El Ayuntamiento informaría en el acta los datos del elegido teniendo en cuenta “el nombre, provincia, edad, carrera o profesión y demás circunstancias políticas y morales de que se halle adornado”. Posteriormente los propuestos por cada cabildo del reino serían electos por el Real Acuerdo. Los cabildos centroamericanos procedieron a nombrar a los individuos que llenaban las calidades solicitadas, de seis candidatos el Real Acuerdo eligió a Alejandro Ramírez. Previamente lo habían elegido los ayuntamientos de Sonsonate, Comayagua y Granada”.  A pesar de los requisitos Ramírez no aceptó. “Tras la renuncia de Ramírez se realizó otro sorteo en el que fueron agraciados: el marqués y coronel José Aycinena, electo por los cabildos de Guatemala, San Salvador, Quezaltenango y Ciudad Real; el abogado José Cecilio del Valle por los de Comayagua, Tegucigalpa y San Vicente; el escribano Alejandro Ramírez, por Sonsonate; el comerciante y tesorero de diezmos, Manuel José Pavón, por Cartago; Miguel Barroeta , por San Miguel; Domingo Figueroa, por Santa Ana; el comerciante Pedro Chamorro, por Granada; Juan José Villar, por la Villa de Nicaragua; el deán Juan Francisco de Vílchez, por Nueva Segovia. La terna finalista – Pavón, Aycinena, Juarros – la constituían comerciantes, vecinos y residentes de la ciudad de Guatemala, y miembros del cabildo capitalino en la última década. Los mismos individuos eran miembros de la Sociedad Económica de Amigos del País y el Consulado de Comerciantes, y, Pavón, del Colegio de Abogados. En esta segunda elección los candidatos ya no eran españoles de nacimiento, sino americanos hijos de las llamadas familias principales de la capital. El elegido sería Pavón”.

Mientras tanto la elección de alcaldes en los ayuntamientos es trascendental para las diversas lecturas en los futuros acontecimientos, así acontecen denuncias de fraude, corrupción, mala administración y enemistades personales, referidas por Miguel Delgado y el dato completo corresponde a la defensa de los eventos posteriores de Miguel Delgado en la sección indicada. En ese momento la visión cambia de al considerar los territorios americanos como reinos así según la Regencia: “…Españoles Americanos, os veis elevados a la dignidad de hombres libres: no sois ya los mismos que antes, encorvados bajo un yugo mas duro mientras mas distantes estabais del centro del poder; mirados con indiferencia, vexados por la codicia, y destruidos por la ignorancia. Tened presente que al pronunciar ó al escribir el nombre del que ha de venir á representar en el Congreso Nacional, vuestros destinos ya no dependen ni de los Ministros, ni de los Virreyes, ni de los Gobernadores; están en vuestras manos”. El conjunto de acciones orienta hacia el reconocimiento de la ciudadanía, derechos, gobernación en la participación política, la monarquía abandona sus privilegios ancestrales.

En la provincia de San Salvador se eligen alcaldes a pesar de las irregularidades en 1811para el caso la referencia entre los alcaldes pedáneos electos, mayores alguaciles de Metapán, Santiago, San Pedro Masagua   “Cuyas elecciones están hechas con anuencia nuestra, en sujetos que son aptos para el desempeño de sus respectivos destinos, de lo que  damos cuenta a V.S….. Metapán quince de diciembre de mil ochocientos diez. José Greg° Lópex del Moral, José Ant. Ernandez, Manuel Cabrera reclama su lugar: “ Manuel Cabrera vecino del pueblo de Metapán en la mejor forma que por derecho haya lugar ante V.S. parezco y dijo: que por el Alcalde Ordinario  Primero que fue de mi domicilio don José Gregorio López se me posesionó en el empleo de Alcalde Pedáneo de aquel Pueblo, entregándome el título que debidamente presento y como no saber yo leer ni escribir guardé –dicho título y he continuado sirviendo el empleo juzgando ser legítimamente electo Alcalde Pedaneo y estar obligado a servir las cargas consegils; pero como haya llegado a mi la noticia que el legítimamente electo sea Yguario (°) Garcia sirviente de don Juan de Dios Mayorga por cuyo empeño subrayaron el nombre de aquel y pusieron al margen el mío como se manifesta en dicho título y siéndome gravoso ese procedimiento  y perjudicial a mis trabajos con que sostengo mis obligaciones, suplico rendidamente a V.S. se digne exonerarme por ahora de este cargo y que por dicho don José Gregorio López si lo tuviere a bien por Yguario Garcia (°) se me pague atrasos y perjuicios que se me han irrogado en el tiempo que he servido el empleo que regulo en equidad a ocho reales cada día con arreglo a mi servicio de labrador en cuyos términos”. Un buen ejemplo que en 1810 ya existe la inducción a la elección o la selección de alcaldes. En la forma como se detalló antes encontramos los alcaldes “aptos” para 1811, las autoridades españolas “daban fe” controlando y supervisando el proceso.

Continuará….

amazon.com/author/csarcaralv 

Ver también

Meditando por Carlos Hurtado