web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » El puente de los suspiros

El puente de los suspiros

Perla Rivera Nuñez,

Poeta

 

Uno de los sitios más visitados en Venezia es el puente de los suspiros.

Muchas personas asociamos su nombre a una estación romántica, o para enamorados. La verdad es que es una bella estampa italiana que en el fondo tiene un oscuro significado.

 

Uno de mis mayores intereses al llegar a esta ciudad encantadora, invitada por la poeta veneciana Silvia Favaretto, era conocer la parte histórica de la ciudad, sus museos, su tesoro cultural. Objetivo logrado casi en su totalidad con la complicidad de  nuestra querida amiga.

 

Visitamos aproximadamente ocho museos, y uno de los más importantes el museo del Palacio Ducal, antes de entrar en aquel palacio hicimos una generosa y ordenada fila, había mucha gente de diferentes nacionalidades, pensé en ese momento que  yo tenía la increíble oportunidad de estar ahí.  También el privilegio de obtener el pase a todos los museos gracias a que mi anfitriona es ciudadana veneciana y puede tener un invitado. Entramos y guardamos nuestros bolsos, muy emocionadas nos dirigimos a hacer el recorrido. Me faltaban ojos, para todo ese abrumador golpe de arte y color.

 

En estos preciosos museos venecianos hay un manual que explica cada sala en muchos idiomas y cuando no había en Español yo tenía hasta esa suerte de tener la traductora a mi lado, mi amiga es Doctora en Literatura Hispanoamericana.

La muestra que ofrece el museo consiste en  impresionantes salas con pinturas que representan las autoridades de la época, escenas donde se imparte la justicia,  la organización y vida de esta ciudad y del país, realizadas por prodigios de la pintura.

 

Debo reconocer que en más de un instante me conmoví hasta las lágrimas y es que esta explosión de arte e Historia tiene muestras de los más importantes artistas del mundo, y estaba ahí ante mis ojos, a unos pasos de esta mujer americana curiosa y pequeñita.

 

Según conocí, el puente fue construido en 1614 para unir el edificio del Palacio Ducal, con el edificio de los nuevos calabozos,  pude caminar por aquellas salas lujosas, cruzar el puente  y terminar en los calabozos, también se puede ver escritas en las paredes las frases de los presos de ese entonces, rasguños y sentencias.

Fue conmovedor cruzar el famoso puente, es un pequeño tramo con vista a la laguna de Venecia y a la iglesia de San Giorgio Maggiore.

Su nombre viene precisamente de los supuestos suspiros que hacían los reos que eran condenados y trasladados a la contigua prisión, al ver desde el puente la última imagen de Venezia y de la iglesia.

 

Es realmente emocionante caminar por la Sala de la Inquisición y la cámara de Tortura, caminar por aquellos pasillos donde más de algún preso se quebró de tristeza, o fue absuelto.

El Palacio Ducal en todas sus salas expone cuadros, objetos, muebles de la época y  nos brinda la experiencia inigualable que desde  el famoso puente  podemos asomarnos y tener la misma sensación que tenían los reos que lo cruzaban en aquel momento.

Tomé la mano de mi amiga, cerré los ojos y pude ubicarme en aquel momento histórico.

Venezia es una ciudad llena de muchas emociones. Este es solo un esbozo.

 

Ver también

un año más sin el rey del pop

UN AÑO MÁS SIN EL REY DEL POP Myrna de Escobar   A 11 años …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.