web analytics
Página de inicio » Nacionales » “El legado de la Memoria Histórica es para no volver a repetir la guerra”: Miriam Ayala
El padre Rutilio Sánchez oficia la misa ceremonial dedicada a la memoria de los 14 excombatientes y su comandante, Jesús Rojas, que fueron emboscados el 11 de abril de 1991, en el cantón el Zapote, municipio de Nueva Trinidad, Chalatenango. Foto Diario Co Latino/Luis Ponce.

“El legado de la Memoria Histórica es para no volver a repetir la guerra”: Miriam Ayala

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

María Lidia Ortega de López, de 85 años, tiene recuerdos dolorosos del conflicto armado, cuatro de sus hijos perdieron la vida y fueron despojados de sus tierras y hogar, cuando residían en Arcatao, Chalatenango, en la década de los años ochenta.

“Con mi esposo que arrancaba la tierra para los adobes y el agua que la acarreaba yo, levantamos nuestra casita y allí con mis hijos vivíamos tranquilos, en esa casa chula de adobe humilde pero que nos costó; luego se vino la guerra, el ejército llegó y le puso fuego para botarla, quemaron también unos sacos de arroz y frijoles, que teníamos. Tuvimos que correr para salvar la vida,  un hijo mío me dijo –no quiero que la maten- y me llevó a Chupa Miel, pero al final terminamos de refugiados en Mesa Grande (Honduras), mataron a mis hijos, y ahora vivo en Guarjila”, narró.

Para Miriam Ayala, de la  Asociación de Sobrevivientes del río Sumpul, estos testimonios se convierten en información imprescindible, para contextualizar la historia durante el conflicto armado y es así que, junto a otros sobrevivientes han conformado una asociación, que tendrá como primer objetivo el rescate de la Memoria Histórica.

“Aquí en Chalatenango, se dieron muchas masacres y claro, a nivel nacional, pero ahora queremos como grupo de sobrevivientes, un diagnóstico o documentación de todas las masacres que hubo en Chalatenango. Aquí solo se conoce la masacre del río Sumpul,  El Zapote, Gualcinga y muchas más. Hemos levantado, en un primer censo, alrededor de cincuenta y tres aproximadamente”, explicó.

La iniciativa de una asociación pro memoria histórica, tiene a la base además, crear un calendario para establecer actos de conmemoración y resarcimiento moral, para las víctimas y dar un reconocimiento a los familiares y sobrevivientes.

“Hay familiares de víctimas y sobrevivientes que nos dijeron en las primeras acciones qué hemos hecho, ¿por qué solo la Masacre de El Sumpul?, cuando sus familiares murieron en otras masacres que no están documentadas, como la del cerro Alemania. Entonces, convocamos a una asamblea de sobrevivientes de diferentes masacres y lugares, para constituir una junta directiva provisional, para hacer este trabajo de investigar y recoger esa información y digo, muy orgullosa, que ya estamos a punto de recibir nuestra legalidad y estatutos, para trabajar con todos, porque nuestro motivo es el rescate la Memoria Histórica para Chalatenango”, argumentó.

Miriam Ayala, miembro de la Asociación de Sobrevivientes Del Río Sumpul. Foto Diario Co Latino/Asociación Sumpul.

Sobre las actividades, Ayala informó que han planteado un Parque Memorial, que tendrá la ayuda de la solidaridad internacional desde Canadá y otros países que se han motivado, ante la iniciativa de un sitio para la memoria histórica.

“Queremos que este parque memorial, sea un sitio de retiro para que los jóvenes conozcan la historia de primera mano. Y que tanto la juventud, mujeres, niñez y los sobrevivientes podamos recrearnos y disfrutar en sana convivencia. ¿Por qué de este interés de la historia? pues queremos que las nuevas generaciones tengan presente el pasado, para no cometer los errores que llevaron a la guerra, que se entienda que las guerras no dejan cosas buenas, matándonos entre hermanos; aunque las causas fueron justas para alzarnos en armas, porque no estábamos de acuerdo, con tanta injusticia”, reseñó.

El legado que este grupo de sobrevivientes, espera es construir una sólida convivencia ciudadana, en un marco de cero violencia en cualquier ámbito, ya sea familiar o privado, y transformar su entorno social de manera sostenida.

“Muchos sobrevivientes de las masacres a casi tres décadas de ocurridas, aún lamentamos que no se hayan dado pasos más fuertes hacia la reparación moral, porque muchos ya murieron y  otros se encuentran graves de salud y esto es una preocupación de nuestra organización, pues sabemos que muchas personas se sienten bien, cuando se da este tipo de reconocimientos públicos, de estas actividades de conmemoraciones que les da valor moral. Recordemos que los sobrevivientes son víctimas que necesitan aliento personal, curar sus heridas de lo vivido de las masacres. Cuando tengamos todo en forma en los libros de actas y estatutos en orden, haremos un evento en grande para darnos a conocer. Somos siete miembros de diferentes comunidades en las que tenemos referentes: Arcatao, Nueva Trinidad, Las Flores, Las Vueltas, Jícaro, Los Ramírez, Las Minas, Guarjila, Ignacio Ellacuría, Los Ranchos, y  Teosinte, entre otras”, puntualizó.

Ver también

El papa se solidariza con víctimas de Sri Lanka y pide atajar “injusticias y violencia” en Venezuela

AFP por Catherine MARCIANO El papa Francisco expresó su “tristeza” tras los mortíferos atentados en …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: