web analytics
Página de inicio » Nacionales » El eco de la campana en la escuela
Alumnos del centro escolar Doroteo Vasconcelos, de Ayutuxtepeque, asisten a clases pese a las problemas ocasionados por el paro al transporte público. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

El eco de la campana en la escuela

Rodrigo Sura
Oscar López

Son las 3:06 pm suena el llamado para regresar a clases, pharm cialis sale el recreo ha terminado, for sale cialis los juegos y las risas que por casi media hora invadieron los pasillos dan paso al eco del timbre que parece no terminar pues ya no hay mas oídos que reclaman el sonido.

El exceso de pupitres es notorio, ailment prescription pues la ausencia de transporte colectivo ha mermado la asistencia de estudiantes. Los pocos que están, sonríen y atienden las indicaciones de la maestra, quien no tuvo más opción que fusionar los dos cursos de cuarto grado vespertino.

“Los niños que han asistido viven en la periferia del centro (escolar) aunque algunos han caminado cuatro kilómetros. Apenas hemos tenido el 8 por ciento de asistencia”, comentó Tomás Galdámez, subdirector del Centro Escolar “Doroteo Vasconcelos”, de Ayutuxtepeque, una escuela con una población promedio de 500 educandos. Recorriendo otro par de cuadras está el Centro Escolar Japón, en el corazón del municipio de Mejicanos. En el recinto solo faltaba una de esas bolas de paja, estilo el  viejo oeste, acompañada por el sonido del viento.

Este es uno de los municipios en los que el boicot al transporte público afecto a la población, además, es uno de los lugares con mayor presencia de grupos de pandillas, por lo que muchos padres de familia prefieren no arriesgar la integridad física de sus hijos.

Por lo que en “la Japón”, como es conocido el centro escolar, las aulas estaban completamente solas,  lo cual era compensado con el quehacer de algunos docentes: reuniones, elaboración del periódico mural, revisión de actividades pedagógicas y de fondo música para hacer menos aburrida la jornada.

“Hemos llegado a un acuerdo con el consejo de maestros, valorar la situación y explicar a los padres de familia que las clases no están suspendidas, se ha priorizado la seguridad”, explicó Ciro Aguilar, director de la escuela.

Luego de tres días de sabotaje al transporte, el gobierno, que brindó las condiciones anunció que hoy se normalizó, un esfuerzo acompañado por dispositivos de seguridad tanto en el transporte colectivo como en las calles. “Los niños saben lo que está pasando, pero queda en los docentes explicarles de la mejor forma”, dice el subdirector Galdámez.

Información proporcionada por el Ministerio de Educación (MINED), enfatizaba en que las clases en los centros escolares del sistema público no se suspenderían debido a la falta de transporte colectivo.

Sin embargo, autorizó a los centros escolares a adelantar los horarios de salida de los estudiantes, sobre todo, los del turno vespertino, con ello se evitaría que jóvenes lleguen demasiado tarde a sus hogares, evitando contratiempos al estudiantado y personal docente.

En el caso de los colegios privados y las instituciones de Educación Superior, la decisión queda a discreción de sus autoridades. El MINED hizo un llamado a la comunidad educativa a unir esfuerzos para brindar seguridad al estudiantado, dentro y fuera de los centros escolares.

Ver también

Ministerio de Salud reporta 60 pacientes ingresados por COVID-19

Alma Vilches @AlmaCoLatino Francisco Alabi, ministro de Salud, informó que actualmente los datos de COVID-19 …