web analytics
Página de inicio » Nacionales » Desorden, descontento y afluencia masiva frente a los CENADE
Miles de personas de diferentes sectores laborales hicieron largas filas en horas de la mañana de ayer en las cercanías de los CENADE y agencias bancarias para retirar los $300 de ayuda económica, o verificar si están incluidos en este beneficio. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas

Desorden, descontento y afluencia masiva frente a los CENADE

Alexander Pineda
@DiarioCoLatino

A tempranas horas de este lunes, miles de salvadoreños se acercaron a las sedes del Centro de Atención por Demanda (CENADE), en diferentes puntos del país, con el objetivo de poder ser incluidos en la entrega del subsidio ofrecido por el Gobierno de la República para paliar los efectos económicos de la pandemia de COVID-19. En algunos lugares intervino y la policía, y según las denuncias hizo uso hasta de gas lacrimógeno.

Las largas filas en las afueras de las sedes de CENADE en Soyapango y San Salvador, iban en contra de las medidas de distanciamiento recomendadas para prevenir posibles contagios de la enfermedad.

Sonia Flores, una residente del municipio de Ayutuxtepeque, explicó que se dedica a lavar y planchar ajeno y que con la cuarentena domiciliaria se le ha imposibilitado salir a trabajar. Sonia recibe una pensión de $140 que asegura le ajustan para el pago de alquiler y servicios básicos, por lo que la lavada y planchada le aseguran, al menos, la comida.

Así, vendedores ambulantes, albañiles, lustrabotas, trabajadoras de servicios domésticos y de otra variedad de oficios reclaman al Gobierno su adhesión a la entrega del subsidio, del que han denunciado, incluso, diputados de la Asamblea Legislativa, que hasta servidores públicos estarían siendo beneficiados.

En las filas afuera del CENADE ubicado en inmediaciones de la alameda Roosevelt de San Salvador, Manuel de Jesús López, residente de los Planes de Renderos y comerciante ambulante, desde las 5:00 a.m. buscaba saber si es parte del millón y medio de beneficiarios puesto que donde vive no funcionan las señales de los servicios de internet. Renderos aclara que no tiene siquiera acceso a subsidio de gas propano.

“Tenemos casi tres semanas de aguantar hambre, los que trabajamos en el sector informal, desde la segunda semana de marzo hemos guardado las ventas”, lamentó otro comerciante informal que dijo residir en un hospedaje del centro de San Salvador, y pidió no identificarse. El dinero ganado a diario es para el pago de un lugar adonde dormir y algo que comer.

Cierre de CENADE

A las 8:45 a.m. mediante una publicación en Twitter, el presidente de la República, Nayib Bukele ordenó el cierre de todas las sedes del CENADE a nivel nacional, debido a la masiva afluencia de personas.

“Los CENADE están demasiado llenos, las aglomeraciones son un riesgo de contagio usted, su vida y la de su familia; así que por la salud de la población, he decidido CERRARLOS”, publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

La alta concentración de personas era evidente en sedes de CENADE en Soyapango, San Salvador y Santa Tecla y el cierre generó molestias entre la población que buscaba hacer la consulta.

En la avenida Roosevelt, la reacción de las personas fue de descontento, “el hambre no tiene precio” exclamaban decenas de personas al informarles la disposición del presidente.

La Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía Nacional Civil llegó al CENADE ante la molestia colectiva de los ciudadanos, “no juegue con la dignidad del pueblo señor presidente, no es justo que cierren ahora cuando esta gente anda con dos dólares en la bolsa”, expresaba un hombre frente al pelotón de la UMO.

Afuera del Ministerio de Economía, un grupo de menos de un centenar de personas trataba de buscar explicaciones sobre su exclusión del beneficio o corroborar si eran beneficiarias del subsidio, dijeron que de los CENADE fueron enviadas a la sede ministerial.

Allí, una mujer afirmaba que devengaba $50 dólares a la quincena más propinas en su trabajo en una cervecería -a manera de broma- comentaba que buscaría ser trasladada a un Centro de Contención en donde le asegurarían alimentación.

Capturan dos jóvenes

Dos jóvenes que protestaban en CENADE de San Salvador, sobre la alameda Roosevelt, los 300 dólares que ofreció el presidente de la República Nayib Bukele, fueron arrestados por la PNC, luego de que amenazaran que podrían hasta saquear los supermercados si no se les daba para comprar alimentos, por que no aparecían en los listados de los beneficiarios.

Mientras caminaban desde el CENADE al punto de buses de la 38-A, los agentes de la PNC iban detrás de ellos, los jóvenes argumentaron que se retiraban para sus casas ya que habían terminado la actividad.

Ver también

Asesinan a otro líder indígena en el Cauca, Colombia

Telesur Romelio Ramos Cuetia, un comunero indígena de 31 años de edad, fue asesinado por …