web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » (De la Revista El Rosacruz, de la Gran Logia Española, Para Europa, Asia y África Octubre-Diciembre de 2004)

(De la Revista El Rosacruz, de la Gran Logia Española, Para Europa, Asia y África Octubre-Diciembre de 2004)

KARMA

La dualidad del Karma: positivo y negativo

El término que los Rosacruces empleamos para describir la secuencia de actos causales y sus efectos resultantes, es “Karma”. ¿Con cuánta frecuencia hemos escuchado o usado la frase “esa persona está en problemas porque tiene un karma malo” o “consiguió la promoción porque tiene algunos puntos a su favor de karma bueno”. Cuando hacemos tales declaraciones, ¿qué estamos diciendo en realidad? ¿Decimos o pensamos tales cosas con pleno conocimiento y sabiduría? O ¿Estamos creando nosotros mismos un acto ignorante que más tarde podría afectarnos?

La palabra “Karma” significa muchas cosas, es una respuesta en sí mismo. Es una contestación que abre puertas que, con un poco de esfuerzo de nuestra parte, explicará una completa y nueva dimensión de conocimiento.

Pero, debido a que abre puertas, es también una pregunta. Y aquellas personas que no buscan frases simples o ligeras para explicar circunstancias, no ven el karma como un fin, sino como un medio -un instrumento que puede ser utilizado para encontrar soluciones. Entonces, ¿qué es el Karma? Podemos pensar correctamente que el Karma puede ser bueno o malo? ¿Qué puede decirse de aquellas personas que restan importancia a una explicación, arguyendo que ocurrió tal o cual cosa debido a un Karma malo? ¿Benefician realmente tales respuestas a la humanidad?

Las personas que emplean con ligereza en sus conversaciones el término Karma, pretenden demostrar cierto grado de conocimiento que es esencial para comprender lo que significa en realidad el verdadero servicio. Conocer el término implica necesariamente que se conoce el concepto e incluso que se acepta su doctrina. Pero si lo que conocemos acerca del Karma se detiene en este punto, entonces casi no sabemos nada. Es aquí que cabe preguntar si tales personas pueden ayudar en verdad a los demás o simplemente piensan que pueden hacerlo.

La Conexión Importante

A las personas que no hacen una conexión importante entre sus circunstancias presentes y sus acciones pasadas, les es muy fácil vivir sin mostrar realmente preocupación por las cuestiones relacionadas con el bienestar de los demás. Sin embargo, cuando se comprende que las circunstancias presentes están relacionadas con las acciones pasadas, descubrimos una mayor complejidad de condiciones variables que deben ser sopesadas y consideradas en forma responsable, antes de poder realizar un verdadero servicio. En otras palabras, a menos que apliquemos nuestro conocimiento con esmerada responsabilidad, correremos el riesgo de hacer más daño que bien. Entonces, es evidente que a fin de que nuestras acciones produzcan efectos más amplios y duraderos, debemos utilizar tanto el conocimiento como la sabiduría. Las personas que actúan con ignorancia quizás solo se afecten a sí mismas, pero las personas inteligentes que actúan sin sabiduría causan un efecto mucho más amplio que puede afectar adversamente no solo a ellas, sino también a otros.

En segundo lugar, consideremos al Karma desde un punto de vista negativo, como podría suceder con gente que actúa por motivos puramente egoístas. Un ejemplo serían las personas que tratan de desacreditar a otras para atribuirse méritos a sí mismas. Finalmente, consideraremos también al Karma desde un punto de vista neutral: que no es ni negativo ni positivo, ni bueno ni malo.

Ver también

REFUGIO EN EL CONFLICTO

Cecil A. Pool, F.R.C. (1) Pasado Secretario Supremo de la Gran Logia de Habla Hispana …

A %d blogueros les gusta esto: