web analytics
Página de inicio » Internacionales » Concluye Cumbre Iberoamericana con adopción de documentos

Concluye Cumbre Iberoamericana con adopción de documentos

Veracruz/PL/AFP

Con un nuevo compromiso para trabajar a favor de la educación, sales la innovación y la cultura como premisas del desarrollo, doctor concluye este martes la XXIV Cumbre Iberoamericana.

Los mandatarios aprobarán una declaración final titulada Educación, Innovación y Cultura en un Mundo en Transformación, la cual está dirigida a la consolidación del espacio iberoamericano del conocimiento, la cultura y la cohesión social.

Esos tres temas acapararon ayer la atención de la primera jornada de la conferencia presidencial, que cuenta con la asistencia de 14 Jefes de Estado de América Latina, España, Portugal y Andorra.

En una de las intervenciones más seguidas por la prensa acreditada en el World Trade Center de Veracruz, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó las barreras al acceso a las tecnologías y el conocimiento que pretenden sumir en la ignorancia y la dependencia a las naciones del Sur.

El gobernante se refirió a las patentes, derechos de autor y otros mecanismos que coartan el acceso universal del saber y llamó a trabajar para mejorar la calidad de la educación superior.

Aseguró que las políticas educativas tienen que ver con el poder, pues cuando gobiernan élites políticas y económicas, entonces los intereses de las mayorías quedan excluidos.

Asimismo, propuso una economía social de conocimiento, experiencia vigente en Ecuador como parte de una transformación radical de la educación superior.

En tanto, el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza subrayó que el proceso en su país impulsa la revolución del conocimiento y recordó el legado del líder bolivariano, Hugo Chávez, cuya irrupción en la política de su país impidió la privatización de la educación y la hizo accesible a todo el pueblo.

Subrayó que el presidente, Nicolás Maduro, ha impulsado cinco ejes, entre ellos el educativo y del conocimiento que se expresa en la distribución de millones de textos escolares y de computadoras para la educación pública.

Hizo referencia a las misiones sociales que liberaron a esa nación del analfabetismo y convirtieron a Venezuela en el país de mayor matrícula universitaria del continente.

Por su parte, el Rey de España, Felipe VI, reconoció que en Iberoamérica no siempre hay coincidencias en objetivos, “pues no todos pertenecemos a las mismas áreas de influencia ideológicas y económicas”, aunque instó a avanzar hasta donde sea posible en los puntos y terrenos de coincidencia.

Este martes, los trabajos de la cumbre comienzan con la presentación del informe titulado Perspectivas Económicas de América Latina 2015 y una última sesión plenaria dedicada a la innovación, antes del llamado retiro presidencial (a puertas cerradas) dedicado al análisis de cuestiones políticas.

Finalmente, se darán a conocer los textos de la Declaración Final, un Plan de Acción en materia de educación, innovación y cultura y los comunicados especiales sobre asuntos específicos.

Entre estos últimos hay uno que rechaza el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace medio siglo y otros relacionados con la lucha contra el terrorismo, la situación de los niños, niñas y adolescentes migrantes, el cambio climático y la cooperación en materia de medicamentos.

Igualmente serán adoptados comunicados referidos a las Islas Malvinas, territorio del Atlántico Sur ocupado por Gran Bretaña y cuya soberanía reclama Argentina, el programa mundial contra las drogas y los nuevos países latinoamericanos miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (El Salvador, Bolivia y Paraguay), más Portugal.

A la cumbre asisten los jefes de Estado de República Dominicana, Chile, España, Portugal, Guatemala, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Panamá, Perú, Paraguay, Uruguay, México y Honduras, el primer ministro de Andorra y el anfitrión (México).

El mandatario salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, quien fue de los primeros en arribar a esta ciudad, delegó en su canciller tras presentar problemas de salud, según comunicado de la presidencia de El Salvador.

Las ausencias

Los esfuerzos para que Castro asistiera por primera vez a una Cumbre Iberoamericana -a la que están invitados 22 países- aprovechando esta edición de “renovación” de Veracruz (este de México) se truncaron nuevamente al confirmarse que será su vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, quien participará en la jornada final.

“El vicepresidente cubano llega en la próximas horas y será el jefe de la delegación cubana” en la cumbre de Veracruz, dijo la noche del lunes a la AFP una fuente del gobierno mexicano.

Acostumbrado a mantener en secreto sus viajes por razones de seguridad, Castro fue anfitrión el lunes en La Habana de una reunión entre la isla y los países de la Comunidad del Caribe Caricom), organizada por la cancillería cubana con milimétrica coincidencia con la cumbre de Veracruz.

Pero la ausencia de Castro no parece ser el único revés que afecta a la integración iberoamericana que Madrid buscó impulsar con bombos y platillos las dos últimas décadas.

La relación de España con Venezuela, por ejemplo, se mantiene áspera, con una serie de roces diplomáticos durante los últimos años que se acrecentaron en octubre después que el presidente del gobierno español Mariano Rajoy recibió en octubre en Madrid a la esposa del detenido líder opositor venezolano Leopoldo López.

Con Venezuela “procuro tener las mejores relaciones posibles (…) Ahora, a mí me gusta la democracia. Tengo derecho a que me guste, dejémoslo ahí”, señaló Rajoy, en entrevista con la cadena Televisa.

Un foro descolorido

España, impulsor de este mecanismo de integración surgido a comienzos de los años noventa ha querido repotenciar este foro aprovechando el nuevo reinado de Felipe VI.

Consciente de su paulatina pérdida de interés frente a más recientes organismos regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Cumbre Iberoamericana empezará a celebrarse a partir de ahora cada dos años.

“Lo principal es sumar y no restar, es complementar y no competir (…) No es este un proyecto que quiera sustituir la integración latinoamericana”, enfatizó el lunes Rebeca Grynspan, la nueva secretaria general iberoamericana.

Este mecanismo integrador nació justamente en México en 1991 con una reunión para impulsar la cooperación de España, y también de Portugal, con sus antiguas colonias, no concita ahora el mismo entusiasmo que en sus inicios.

Esa primera reunión en Guadalajara (oeste) fue promovida por España, México y Colombia como un gesto para reintegrar a Cuba al resto de América Latina.

Salvo por una ininterrumpida relación con México, la isla había quedado casi totalmente aislada diplomáticamente del resto del continente que, siguiendo la línea de Washington, cortó relaciones con La Habana después que se proclamó el régimen comunista en los años sesenta.

Fidel Castro y el rey Juan Carlos, fueron protagonistas de las primeras versiones y el mandatario cubano siguió siendo una figura emblemática de estos encuentros, hasta su última participación en la XV edición en Salamanca (España) en 2005.

Ver también

Inicia XXVI Cumbre Iberoamérica bajo sombra de migraciones masivas

Antigua / AFP / PL El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, abrió el viernes la …

A %d blogueros les gusta esto: