web analytics
Página de inicio » Internacionales » China se prepara para un rebrote en otoño e invierno

China se prepara para un rebrote en otoño e invierno

Spanish.china.org.cn

Ciudades chinas como Wuhan y Beijing estiman una nueva ola del virus en otoño e invierno, ya que la nación, donde la epidemia básicamente está bajo control, aún enfrenta riesgos.

Los expertos indicaron que pueden presentarse causas desconocidas de contagios, brotes regionales por casos importados y una doble amenaza de la COVID-19 y la gripe.

Algunos de ellos apuntaron que una segunda ola no es probable ya que el virus no tiene una preferencia aparente de temperatura, pero el país aún debe prepararse para epidemias duales.

La pandemia continuará durante el invierno y la situación podría empeorar para entonces, advirtió el jefe epidemiólogo Wu Zunyou, del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades, en un foro el domingo.

Tres meses después de que Wuhan, en la provincia de Hubei, centro de China, levantara su bloqueo el 8 de abril, el monitoreo de la enfermedad siguió, con más de 80 000 muestras ambientales, recolectadas en el último mes, negativas.

Las autoridades locales han analizado supermercados, mercados de agricultores y baños públicos desde el 13 de junio.

Wang Guangfa, especialista en males respiratorios del Primer Hospital de la Universidad de Beijing, declaró a Global Times que la mayor parte de la población china no tiene inmunidad ante la COVID-19 y que la aparición de la influenza en otoño e invierno podría dificultar la lucha contra este. Las ciudades chinas deben fortalecer su capacidad de control epidémico, diferenciar ambas enfermedades y producir pruebas de detección fáciles para COVID-19, sostuvo.

Wang Peiyu, subdirector de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Beijing, enfatizó la importancia de la estrategia “4 prevenciones” (detección temprana, informes, aislamiento/cuarentena y tratamiento). “Si las personas tienen síntomas, deben acudira una clínica de fiebre y hacerse la prueba de ácido nucleico lo antes posible para evitar un mayor contagio”.

Para encarar un posible repunte, la Comisión de Salud de Wuhan tuvo una reunión especial sobre tratamiento médico el 19 de junio. En un esquema de respuesta de emergencia, el gobierno de Wuhan instó a todos los institutos médicos, a partir de septiembre de este año, a implementar clínicas de fiebre y salas de cuarentena, acumular material sanitario para 30 días y capacitar al personal.

Beijing, por su parte, manifestó el 10 de julio que está en preparativos para una nueva ola de COVID-19 a finales de este año. Las autoridades anotaron que la mejor manera de prevenir una epidemia es seguir los procedimientos adecuados de protección del personal, uso de máscaras, lavado de manos con frecuencia y distanciamiento social.

Wu dijo que el penoso ejemplo de Wuhan a principios de este año es poco probable que se repita en China.

No obstante, acotó que el país aún encara dos tipos de presión:Un brote de causa desconocida, como el del mercado de mariscos de Wuhan y el de su similar de Xinfadi en Beijing; y la propagación regional por casos importados, como lo sucedido en el Shulan y Suifenhe, en el noreste.

Liang Manchun, investigador asociado del Instituto de Investigación de Seguridad Pública de la Universidad de Qinghua, opinó que estos dos factores aún representan un riesgo y que por ello es necesario estar preparado para una lucha a largo plazo.

Sin embargo, “dada la vasta experiencia adquirida en Wuhan y Beijing, el país es capaz de lidiar con cualquier otro signo del virus”, destacó.

Ver también

Al menos 73 muertos y 3.000 heridos dejan potentes explosiones en capital libanesa

BEIRUT/Xinhua Dos potentes explosiones que sacudieron el martes Beirut, la capital del Líbano, han dejado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.