web analytics
miércoles , 18 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Beatificación de Monseñor Romero es el triunfo de la verdad: Monseñor Urioste
Beatificación de Monseñor Romero es el triunfo  de la verdad: Monseñor  Urioste
Monseñor Ricardo Urioste, presidente de la Fundación Monseñor Romero. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Beatificación de Monseñor Romero es el triunfo de la verdad: Monseñor Urioste

@GloriaCoLatino

Monseñor Ricardo Urioste consideró que el decreto del Papa Francisco I, viagra que reconoce la “muerte martirial” del Arzobispo Óscar Arnulfo Romero y abre el camino a su beatificación,  es el mayor reconocimiento a su prédica y su vida sacerdotal,  “es el triunfo de la verdad”, afirmó.

Monseñor Urioste fue el Vicario General de Monseñor Romero, de quien recuerda que aunque no cercanos, tuvo la oportunidad de conocerlo de cerca y saber a quién consultaba sus actos: “Su gran consejero era Dios”, recordó.

Monseñor Ricardo Urioste es presidente de la Fundación Romero, una organización de laicos seguidores del Pastor y Mártir.

– ¿Cómo recuerda a Monseñor Óscar Arnulfo Romero?

Yo descubrí en él, tres facetas que son muy importantes, primero Monseñor Romero fue un hombre de Dios; si, muy cercano al Señor a través, de la oración y de su búsqueda constante.

Al Señor,  le consultaba qué decir o  qué no decir; qué hacer o qué no hacer, -esto se encuentra bien claro- desde sus años de estudiante estando en Roma (Italia) lo hacía. Siendo estudiante escribió en su libro de espiritualidad, que era un cuaderno de anotaciones, escribió : “Señor, tú eres todo, y yo soy nada; pero con tu todo y con mi nada, vamos hacer mucho”.

Esta era ya una manifestación de lo que él fue … siempre en toda su vida, en ese sentido de buscar a Dios en todos los momentos y a quien consultaba -como decía antes- que decir, que hacer o no hacer etc. Esta fue la primera faceta.

– ¿Cuál fue la segunda faceta de Monseñor Romero?

La segunda es que fue un hombre de iglesia. Que como Jesús predicó el Reino de Dios y … ¿En qué consiste ese Reino de Dios?, ese es un reino de Paz, de Amor, de Justicia, de Santidad y de Gracia.

Y como todos sabemos, Jesús tuvo problemas con su predicación; a él lo acusaron de tener pacto con el diablo … porque así lo dice el Evangelio, cuando los judíos afirmaron que Jesús lanza los demonios en virtud del mismo demonio, entonces, era como que él tuviera pacto con el diablo.

Y era, porque Jesús estaba comprometido y cuando habla, utiliza frases duras como aquella: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico se salve” – yo no me atrevería a decir esa frase,-  pero Jesús la dijo.

– ¿Entonces, decir la verdad fue el problema de Monseñor Romero?

Monseñor Romero tuvo muchos problemas en ese sentido. Y quisiera recordar como a Monseñor Romero se le acusó de político, se le acusó de subversivo, se le acusó de guerrillero y de todo; pero esto no me sorprendió, ni llamó mi atención, porque a Jesús lo acusaron igualmente.

Si leemos los Evangelios y en especial el capítulo 23 de San Lucas, encontramos que es el momento cuando Jesús es juzgado por Pilatos, el romano que es el único que lo puede condenar a muerte. Y ahí las acusaciones para Jesús son todas de tipo político.

– ¿Monseñor Romero tuvo los mismos problemas de Jesús?

En las acusaciones que le hacen a Jesús  dicen que anda sublevando al pueblo, que andaba pervirtiendo al pueblo, y que andaba engañando al pueblo;  o sea, acusaciones de tipo político. Así como, lo que pusieron  en la cruz de Cristo “Jesús Nazareno Rey de los Judíos” (INRI) esa era una acusación política y Jesús nunca se hizo rey de los judíos.

El día antes de su muerte Jesús le dijo  a Pilatos,  que era rey,  pero que su Reino no era de este mundo,  entonces, Monseñor Romero tuvo los mismos problemas de Jesús.

Cuando Monseñor Romero se lanza hablar del amor, de la justicia, de los derechos humanos, de la defensa de los pobres o cualquier persona necesitada fue  mal interpretado y acusado de todas esas cosas para denigrarlo.

– ¿Y han cambiado estas percepciones?

Cuando encontramos que el Papa Francisco I,  y todas las congregaciones del Vaticano han dicho que Monseñor Romero es un mártir. Esto viene a ser como que esta declaratoria,  es el triunfo de la verdad; para mí esto significa, es mi interpretación personal que hago de esta situación.

A Monseñor Romero se le acusó de todas esas cosas -pero les digo- ¿Cómo van a creer que el Vaticano y el Papa mismo lo tratarían de santificar, si hubieran creído que esas cosas eran ciertas, que era político, que era marxista o que era subversivo?.

– ¿Por qué los grupos conservadores guardan este pensamiento, este señalamiento erróneo?

La gente que dice esas cosas de Monseñor Romero es porque no lo conocen;  porque se quedaron con solo lo que decían los campos pagados que salían en los periódicos, o se quedaron con lo que oían  en los corrillos de amigos cuando platicaban sobre ese aspecto. Estas personas que nunca fueron a conocer directamente lo que Monseñor Óscar Romero  predicó en sus homilías; pero creo que ahora, es un buen momento de buscarlo y reconocerlo.

– ¿Cuál fue el tercer aspecto  de Monseñor Romero?

Primero, su búsqueda de Dios… segundo su predicación, que fue  ajustada a la verdad en todo momento y tercero, su cercanía a los pobres.

Si la gente abre el evangelio… se darán cuenta ¿Quiénes eran la compañía de Jesús?, los tullidos, los necesitados, los enfermos, los paralíticos, los pobres, los hambrientos y con estas personas también, anduvo siempre Monseñor Romero. Él salió en la defensa de ellos, porque Monseñor Romero seguía  el ejemplo de Jesús; o sea, estas serían las tres facetas más importantes en la vida de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

– ¿Cómo era como amigo Monseñor Romero?

Déjeme decirle,  con Monseñor Romero en ese sentido, no fuimos como aquellos amigos que podríamos decir  – vamos almorzar o vamos al cine- , era amigo de él, en el sentido de la cercanía que como compañeros tuve con él, cumpliendo las cosas que nos pedía  realizar.

Él era muy serio en su trabajo, muy entregado y dedicado … nunca hubo tiempo para estas cosas, pero creo que él  tuvo un solo amigo, se llamaba señor Barraza.

– ¿Quién era?

Era alguien que se dedicaba a vender zapatos y se hicieron muy amigos tanto que, Monseñor Romero iba a la casa de él  y disfrutaba de estar y compartir con esa familia, descansaba en su casa y supe -por Monseñor Romero- cuando falleció el señor Barraza.

Con el señor Barraza se iban al circo y es que, a Monseñor Romero le encantaba el circo y sobre todo, los payasos, en este sentido les comentó de esta gran amistad que tuvo Monseñor Romero.

– ¿Cómo evalúa usted todo este peregrinaje para llegar a la beatificación de Monseñor Romero?

Yo siempre esperé que así fuera, la cosa se vino lenta con el Papa Juan Pablo II, luego con el Papa Benedicto XVI, pero con la llegada y presencia del Papa Francisco nos dieron esa gran alegría, ese gran alivio y la esperanza -como de hecho se ha conseguido-  el Papa Francisco ha precipitado las cosas, ya van 35 años, y para un caso de estos, es poco tiempo.

– ¿Por qué?

Bueno, entre los años de 1937 al 1939, se dio la Guerra Civil Española, donde mataron a sacerdotes y arzobispos, pero fue hasta hace 5 ó 6 años que han sido beatificados, o sea, pasaron 60 ó 70 años; entonces, 35 años, no es mucho tiempo como para decir que Monseñor Romero sea beatificado, muy probablemente este año …dentro de poco.

– ¿La Iglesia Católica salvadoreña siente júbilo por este acontecimiento?

Por supuesto que si  y no es para menos,  estamos felices y al decir estamos felices, es por la beatificación de Monseñor Romero, que significa una máxima alegría por todo lo que él hizo;  por todo lo que él dijo y por todo lo que él fue; esto nos llena de total felicidad.

Porque sabemos que la Iglesia (Santa Sede) ha correspondido a interpretarlo realmente como él fue y que su asesinato fue consumado en contra de la fe, por odio contra la fe, como dijo Roma.

– ¿La Santa Sede ya anunció la fecha para su beatificación?

Todavía no tenemos fecha … pero esperamos que la beatificación sea este año…o después, pero creemos que será pronto.

– ¿Podría romper el protocolo el Papa Francisco y venir a la ceremonia de beatificación?

No, no lo creo, no creo que venga el Papa Francisco.

– ¿Cuál es el mensaje a la población salvadoreña?

Yo diría que todos y todas vean a Jesús, que lean  su evangelio, que lean sus palabras y verán ahí  a Monseñor Romero; porque ellos dos son tan parecidos.

Y segundo, estamos llamados no solo a verlos o contemplarlos, sino que debemos tratar de seguir esos mismos pasos y actuar de la misma manera que ellos lo hicieron, porque eso es ser cristiano.

Una Carta de San Pablo dice “el que no tiene el espíritu de Cristo, no es de Cristo” y ¿Cuál es el espíritu de Cristo?, las tres cosas que Monseñor hizo en su vida: su búsqueda de Dios, su predicación ajustada a la verdad  y la cercanía a los pobres. Es lo que tenemos que imitar, ser como fue Cristo, ser como fue Monseñor Romero.

A %d blogueros les gusta esto: