web analytics
Página de inicio » Nacionales » Agua y alimentación, una crisis silenciosa de país: Generación Romero

Agua y alimentación, una crisis silenciosa de país: Generación Romero

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

Es espantoso oír por todas partes que no hay agua, que hay regiones donde apenas llega por minutos y a veces nada, que los mantos de agua se están secando. La alianza del hombre con Dios no se está cumpliendo porque el hombre se está convirtiendo en un explotador de la naturaleza”, dijo en su homilía del 3 de junio de 1979 san Óscar Arnulfo Romero, frase que adquiere total vigencia, señala en su editorial “Generación Romero”.

Al retomar los últimos hechos en el contexto de la pandemia del coronavirus, que ha generado conflictos entre los órganos del Estado, por el Decreto Legislativo 661, así como la interpelación al ministro de la Defensa, consideran han opacado dos demandas muy sentidas para la ciudadanía, especialmente en situaciones en la crisis actual que presenta el agua potable y la alimentación adecuada.

“Estas demandas deben ser reconocidas como derechos fundamentales en la Constitución de la República, tal como lo plantearon, en el caso del derecho a la alimentación, un sinnúmero de organizaciones e instituciones que van desde la Mesa de Iglesias y la Conferencia de Religiosos y Religiosas (CONFRES) hasta la Mesa por la Soberanía Alimentaria, pasando por la Mesa Ambiental de la PDDH y también suscrita por el cardenal Gregorio Rosa Chávez”, afirmaron.

Ante la situación de estas reivindicaciones de alta sensibilidad para la población en su mayoría, se han generado diversas acciones por parte de comunidades y organizaciones sociales que buscan su reconocimiento como derecho y garantía de su cumplimiento, como lo define el artículo 1 de la Constitución de la República.

“En muchas comunidades ya se ha convertido en una silenciosa crisis humanitaria, pero que también ha obligado a buena parte de la población a salir a buscar trabajo con mascarillas desgastadas, sin alcohol gel ni adecuada limpieza de manos; simplemente, porque apenas alcanza para tortillas y porque el agua sigue sin llegar de manera regular a las zonas populares, lo que impide lavarse las manos frecuentemente, como reza muy fácilmente la recomendación”, argumentaron.

Asimismo, adosaron su apoyo a la propuesta de reforma constitucional presentada el pasado 18 de agosto, por la alianza de organizaciones sociales, para que se declare la alimentación adecuada como derecho humano universal, que ya reconoció la ONU desde 1948.

“Esta oportuna iniciativa se combina con la campaña de la Alianza por la Reforma Constitucional por el Derecho Humano al Agua, también reconocido por la ONU desde julio de 2010. Esto pone en evidencia lo atrasado que nuestro país se encuentra en el reconocimiento de ambos derechos. Apelamos al presidente Nayib Bukele y a los demás órganos del Estado a superar los conflictos estériles y la fuerte confusión sobre la reapertura de la economía, y pongan su energía y sensibilidad en estas dos urgencias: agua y comida”, reiteraron. En cuanto a la reapertura de la economía, Generación Romero exhortó al Ejecutivo a no continuar sin medidas apropiadas o de manera precipitada, junto al anuncio de una “milagrosa reducción” en los casos de contagio de la pandemia, para luego sacar repentinamente un incremento sospechoso, a fin de culpar a los otros órganos del Estado.

Ver también

TSE suspende propaganda electoral anticipada de Mario Durán

Alma Vilches @AlmaCoLatino El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inició un proceso sancionador de oficio por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.