web analytics

Acotación necesaria

ACOTACION NECESARIA

Poema de Jorge Vargas Méndez

 

Para curarme de ignorarte, para abandonar esa obsesión

de golpear mi alma contra el olvido, insisto

en tu descripción.

 

Eres una novela de folletín escrita para ser cobrada

por entregas, con capítulos alternos de realismo

y surrealismo; con carátula erótica de Miguel Ángel Orellana.

 

Tu diminuta geografía, víctima de legiones melancólicas

y batallas infinitas, yace moribunda entre millares de páginas,

desnuda y trémula,

trémula y desnuda,

como sirena sorprendida por mareas rojas y redes pesqueras,

orlada de bosques moribundos y ríos casi extintos.

 

Por momentos, surges con visos de comedia, pero lloras;

o apareces con los lúgubres trazos del drama, pero ríes.

 

Eres una amalgama milagrosa, la patria prometida,  mi santuario

a cuyos templos acude el tiempo sediento e indetenible.

Ahí por igual se arrodillan y confunden energúmenos y duendes,

quijotas y quijotes que por no morir

desovan futuro sobre los famélicos días

mientras

suenan al unísono los tambores de guerra allende los mares

y tiemblan los templos, las plegarias y los duelos

que ya quisiera cargar en mi bolsillo.

 

Millones de pájaros inopinados trazan la ruta del ciego

y el sucinto aplauso abre los ojos.

¿Por qué habremos de extraviarnos?

¿Cuál es el color de la sed que nos impele?

 

¡Oh país, cáscara amarga para curar mi desánimo!

¡Oh patria, estamos naciendo en algún lugar, pero

por favor, no se lo digas a nadie!

Ver también

No entiendo los domingos

NO ENTIENDO LOS DOMINGOS Por: Mauricio Vallejo Márquez Escritor y Editor Suplemento 3000 No entiendo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.