web analytics
lunes , 21 mayo 2018
Inicio » Nacionales » “Yo entro al proceso con la idea de fortalecer la unidad del partido”: Hugo Martínez
“Yo entro al proceso con la idea de fortalecer la unidad del partido”: Hugo Martínez
Hugo Martínez, precandidato presidencial en el proceso de elecciones internas del FMLN. Foto Diario Co Latino/Wendy Urbina.

“Yo entro al proceso con la idea de fortalecer la unidad del partido”: Hugo Martínez

Francisco Elías Valencia
Yaneth Estrada
@caricheop

El precandidato presidencial por el FMLN Hugo Martínez compartió con Diario Co Latino parte de sus propuestas, planteamientos y desafíos de cara a las elecciones internas a realizarse el próximo 27 de mayo.

-¿Qué llevó a Hugo Martínez a aspirar a una candidatura presidencial en el FMLN?

Lo decido a la luz de los resultados electorales el 4 de marzo. Estuve haciendo un análisis, y mucha gente había caído en un letargo después de los resultados electorales, en una desmotivación, incluso, pensaba en ese análisis, que era necesario iniciar todo un proceso para que se dieran los ajustes que la gente estaba pidiendo dentro del gobierno y dentro del partido.

También era necesario que se comenzara a recuperar la esperanza, a recuperar la perspectiva de victoria del FMLN. Para mí, siendo una persona que cree en las instituciones, el FMLN como institución política es un sujeto político fundamental en la realidad del país y desde mi punto de vista lo tiene que seguir siendo.

Así que yo entro al proceso como lo dije en su momento, con la idea de fortalecer la unidad del partido, devolver la esperanza, pero también reivindicar los ajustes en políticas públicas internas entre la población y las bases del partido que lo están pidiendo, porque hay un mensaje muy claro el 4 de marzo, que no es que ese día sea la primera vez que la población nos lo dice, lo que pasa es que nos habían venido diciendo y no lo habíamos escuchado o no lo queríamos escuchar o no lo habíamos podido escuchar, y la población nos venía diciendo que yo quiero que si me llega el recibo del agua, por lo menos cuando abra el chorro quiero que me caiga agua, o si me llega el recibo de energía quiero algo proporcional a lo que consumo y no un tarifazo, también si es un gobierno de un partido que dice ser humanista no permita que se maltrate a los usuarios de los servicios públicos…

Y esas cosas no se vieron a tiempo y no se hicieron los ajustes, ahora con el mensaje del 4 de marzo, hay un antes y un después, y hay una voluntad finalmente de hacer caso y hacer esos ajustes. Y yo quiero llevar esa voz de la gente, de las bases del partido, al debate, a la parte interna del partido para que se hagan los ajustes necesarios, porque no se trata solo de vincularse con la gente, que es volver a los orígenes del Frente, que surgió como una alianza de muchos sectores, que su razón de ser era la gente. No se trata solo de eso, en segunda instancia las bases del partido nos están diciendo, miren los que damos la cara todos los días por las decisiones en el terreno, somos nosotros y nosotros queremos participar en esas decisiones, para por lo menos, recibir las críticas de la gente con responsabilidad de porqué hemos participado en ellas, pero en este momento, dicen las bases, se han estado tomando decisiones, de las cuales nosotros no participamos, pero a la hora de enfrentar a la población pagamos las cuentas de esas decisiones.
Por eso para mí, una segunda clave es el tema de darle mayor poder a las bases. En este momento ya se dio un paso, y yo saludo que haya dado esta apertura, de abandonar la posición que tenían antes del 4 de marzo, de llevar un candidato único y pasar a otra situación donde el secretario general fue muy claro donde se deja a las bases del partido en libertad para que decidan por cuál de los dos candidatos que se va a votar. Entonces, ese poder de decisión queda en manos de las bases.
Y la tercera es la clave de la victoria, es demostrar que puede ser más victorioso cuando se está unido y mi apuesta es que salgamos de este proceso interno unidos. Es cierto que en cualquier proceso interno se desatan pasiones políticas, pero no podemos perder de vista, y no podemos perder energía en guardar resentimientos para después del 27 de mayo. El mismo 27 de mayo en la noche que se den los resultados hay que cerrar filas para iniciar la gran batalla para garantizar el triunfo de 2019.

– ¿Qué evaluación hace de los encuentros?

Yo estoy muy contento de los encuentros. Han sido muy positivos, hay coordinadores departamentales que me dicen, tenía años que no se habían concentrado ese número de gente, y por eso te hablé que hay una nueva esperanza, entusiasmo, en la mayoría de los encuentros ha habido mucha altura política en las preguntas y no solo hubo preguntas, sino críticas, comentarios, pero sobre asuntos de fondo, sobre la razón de ser del partido, sobre la razón partido-gobierno, etcétera, entonces yo creo que la gente ha estado muy a la altura.

– ¿Alguna pregunta ha sido difícil de contestarle a algún militante?
Este relación de gobierno-partido, que por cierto, es una pregunta que quedó inconclusa de responder en el Congreso del Partido, se dijo que se va a ser un seminario para definir más claramente esa relación partido-gobierno, pero por lo pronto yo he adelantado que sí debe haber una separación en cuanto las funciones de los miembros del partido que son funcionarios o servidores públicos. Yo no estoy de acuerdo que haya personas con dos o tres cargos y al final del día, por andar con tanto cargo no hace bien ni una cosa ni la otra.
Para mí los funcionarios que están en el Gobierno deben dedicarse al Gobierno y debe haber un grupo de funcionarios a tiempo completo en el partido, y, claro, debe a ver una instancia donde se discute, una especie de enlace, porque somos el gobierno de un partido, por lo tanto, se debe discutir con responsabilidad las decisiones que se van tomando, no es tan simple como decir el Presidente de la República por derecho propio es miembro del Consejo Nacional, eso está bueno, pero eso no garantiza, ese análisis político y esa discusión sobre cuáles son las mejores políticas públicas que se deben implementar… entonces yo diría que esta no es una pregunta difícil, pero sí compleja.
Y luego hay preguntas o sugerencias de las personas sobre la fórmula presidencial. Dicen muchos, bueno, el que quede segundo debería apoyar la fórmula presidencial, otros dicen ‘no la fórmula debería ser una mujer’, otros que debería ser de fuera del partido para ampliar la posibilidad de llegar a más sectores.

– ¿Y qué piensa de la fórmula presidencial?

Yo he dicho que voy a ser congruente con lo que digan las bases, que son las que deben decidir.
Vamos un paso a la vez, primero debemos definir al candidato a la Presidencia, que debe ser la mejor carta para atraer votos y garantizar la victoria, partiendo que estamos en la contienda dos compañeros con compromiso y trayectoria revolucionaria. Después debemos hacer un análisis de las alianzas y buscar el mejor perfil para la vicepresidencia, aunque si al final de este análisis las bases deciden que la persona que quedó en segundo lugar debe ir en la vicepresidencia, debemos apoyar eso.

Hugo Martínez, precandidato presidencial del FMLN. Foto Diario Co Latino/Wendy Urbina.

– ¿Aceptaría una vicepresidencia a petición de las bases de quedar segundo?
Todas las señales que yo he recibido y los respaldos a nivel nacional dicen que yo voy a ser electo como candidato a la presidencia, pero he dicho dos cosas:
Número uno, que independientemente de los resultados, yo voy a cerrar filas hacia la unidad del partido y hacia la victoria 2019 y que yo voy a respetar la decisión de las bases. Si la decisión de las bases es que yo vaya para otra función, pues estoy en la disposición de respetar la decisión, pero las señales que he recibido es que la decisión de las bases van en la dirección de darme respaldo para la Presidencia y lo agradezco infinitamente.

– ¿Cómo ha visto en este proceso de las elecciones internas la participación de la dirección del FMLN, luego del 4 de marzo, en especial la de Medardo González?
La participación de Medardo me ha parecido excelente, totalmente imparcial, desde el momento en que él dijo que dejaban atrás la posición de apoyar una candidatura única y que iban a promover este proceso.
Él ha tenido un comportamiento recto y eso es importante y es bueno para la democracia y yo esperaría que eso mismo hagan otros dirigentes del partido. Yo le hago un llamado a todos los dirigentes del partido, pero a algunos que no le hacen bien al partido queriendo presionar para que se vote por uno de los dos candidatos, esas prácticas son las que le han hecho mucho daño al partido y hay que dejar que las bases decidan, se puede conversar, se puede discutir, se puede exponer ventajas y desventajas, de cualquiera de los dos candidatos, pero lo que no se puede es presionar a la gente y, lo otro, que no se puede, que tampoco es que no es de un revolucionario, es hacer campaña sucia en contra de alguno de los de los precandidatos. Yo he dicho que si estamos entre revolucionarios la decisión y el debate debe tornarse alrededor de la propuesta y de la capacidad que tenga el candidato para hacer esas propuestas que significan la capacidad de victoria y no sobre los ataques personales.

– ¿Y los precandidatos y el proceso mismo han provocado esa esperanza en la militancia de la que usted hablaba al principio?

Pues yo lo que oigo cuando voy a los encuentros es que me dice la gente ‘gracias Hugo por haberte inscrito, fue una decisión valiente y nos has devuelto la esperanza’. Yo creo que la inscripción y el mismo proceso interno sí les ha devuelto la esperanza.

– ¿Cuál es la posición de los salvadoreños en el exterior sobre su precandidatura?
Hay mucho respaldo en el exterior, tenemos un padrón muy pequeño, que se abrió por muy poco tiempo y hubiera esperado un mayor tiempo de apertura del padrón tanto aquí como a nivel internacional, que pasó de 25 mil a 39 mil, en una semana básicamente, eso significa que hay entusiasmo de la gente para inscribirse, en todo caso el padrón no debería abrirse solo cuando van a someterse a elecciones internas, para mí, toda vez y cuando se cumplan los cuatro requisitos fundamentales para ser miembro de partido, el padrón debería estar abierto.
Esos cuatro requisitos son: aceptar la carta de principios y objetivos del partido, participar en actividades del partido, participar en un comité de base y pagar la cuota del partido.

Yo voy a hacer un llamado para que inmediatamente terminemos este proceso interno se vuelva a abrir el padrón.

Pero sí hay mucho respaldo y hay mucho reconocimiento de la gente, tanto allá afuera como aquí adentro, del trabajo extraordinario que hicimos, y digo hicimos porque yo soy una persona que fui formada en la construcción colectiva.
Yo pienso que las cosas no son obras gracias a una sola persona, entonces, la población reconoce mucho el trabajo que hicimos como cancillería en favor de nuestros compatriotas en el exterior.

– ¿Se está haciendo lo suficiente para atraer a todos los compañeros revolucionarios que han estado un poco displicentes con el proceso, el FMLN o el Gobierno?

No se está haciendo lo suficiente, pero se están dando pasos importantes. Y yo espero que con un poquito de empuje, con un poco de apoyo podamos llegar a ser lo suficiente.

– ¿De ganar usted la candidatura podría el FMLN tener un tercer gobierno?
Sí, estoy convencido que sí, porque me lo dice la población, lo han empezado a decir algunas encuestas (internas y externas), nunca se había medido a Hugo Martínez como precandidato, como candidato a la Presidencia.
El tema de fondo en esto es que todo mundo reconoce que los dos somos compañeros con amplia trayectoria revolucionaria, como servidores públicos, comprometidos con el proyecto, eso no está en discusión, lo que está en discusión es quién de los dos puede atraer a más votantes y a más sectores fuera del partido.
Para ganar estas elecciones necesitamos un millón 500 mil votos. En la elección del pasado 4 de marzo logramos 500 mil votos, lo que quiere decir que necesitamos a una persona que vaya a la búsqueda y que convenza a un millón de salvadoreños y salvadoreñas para que voten por el FMLN.

– ARENA ya tiene candidato, ¿qué piensa de su contrincante de ganar usted?
Por eso digo que la campaña debe de girar en torno a las propuestas y a la capacidad de las personas para ejecutar esas propuestas y no alrededor de los ataques personales. Pero lo que puedo decir es que yo estoy preparado para debatir en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, no solo a nivel interno, en esta competencia por la precandidatura presidencial que ya casi va a terminar, y que para mí los encuentros departamentales han sido una especie de debate interno, pero también estoy preparado para debatir a nivel nacional.
No tengo nada que esconder, no tengo ninguna preocupación y me siento seguro de mi preparación académica y de mi fogueo como servidor público.

– ¿Cuál es su formación académica?
Yo tengo un título de ingeniero de la Universidad de El Salvador, varios estudios de maestría. Maestría en Administración y Dirección de Empresas de la UCA, estudio de Maestría en Gestión de Recursos Humanos de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología de Costa Rica y Maestría en Sistemas de Conformación y Administración de Empleos de la Universidad de Toulouse (Francia), que trata nada más y nada menos que a través de un estudio prospectivo reducir la brecha de las capacidades reales que tienen nuestros recursos humanos y capacidades deseadas para un proyecto de desarrollo.
Además de eso estuve en un programa de Alta Gerencia en el Instituto Centroamericano en Administración Pública, uno de los más prestigiosos de todo el hemisferio y he realizado muchas pasantías de conocimiento de los sistemas políticos en Suecia, Estados Unidos, España y Sudamérica, que me permite pues, tener esa visión muy amplia del quehacer gubernamental y del quehacer político, pero no solo es la cuestión académica, es la experiencia. En la práctica fui fogueado desde los temas de la organización de los movimientos sociales, de los movimientos estudiantiles, después a nivel centroamericano, fui presidente de la Comisión Centroamericana de Estudiantes, me tocó negociar mucho con todos los rectores de las universidades de Centroamérica, después estuve por más de 10 años en la Comisión Consultiva del Ministerio de Relaciones Exteriores, fui diputado, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, de Educación, fui canciller, después electo por unanimidad como presidente para dirigir el SICA, y luego fui llamado por el presidente para fungir como canciller nuevamente.
Entonces, he tenido un fogueo no de un año, ni de unos meses, sino de muchos años en el servicio público que combinado, con la formación académica, me dan la seguridad no solo para debatir con candidatos, sino, logrando el apoyo del pueblo, ganar las elecciones.

– Nayib Bukele podría ser otro candidato, ¿qué piensa al respecto?

Si hay otro candidato qué bueno por la democracia. Yo creo que incluso en un escenario ideal lo mejor sería que cada partido político postulara a su mejor carta y yo me siento seguro y estoy preparado para competir con cualquier candidato y vuelvo y repito, lo que tiene que analizar nuestra militancia es partiendo que tienen dos perfiles. De dos historias de compromiso y trayectoria revolucionaria, quién tiene mayores posibilidades de traer más votos y hacer ganar al partido en 2019.

– Para el próximo presidente, será difícil por la conformación de la actual Asamblea Legislativa, ¿lo ha valorado?
Sí, mira, no siempre ha sido fácil. Recuerdo cuando yo estaba en la Asamblea Legislativa en la jefatura de fracción con Schafik Hándal, también era difícil. Estábamos en minoría porque vi alianzas con todos los otros grupos parlamentarios de la derecha y logramos salir adelante. Cuáles fueron esas claves para salir adelante, bueno, mucha audacia. Schafik era muy audaz, pero la vinculación con los sectores sociales, y por eso yo insisto en que se debe volver a los orígenes y recuperar la vinculación con los sectores sociales. Si surgimos juntos como mellizos, como gemelos con muchas organizaciones sociales, es más, el FMLN surgió de muchas organizaciones sociales, entonces ese vínculo, que otrora es indestructible, se debe fortalecer porque el Ejecutivo y la función política es solo un eje de poder.

Los movimientos sociales y organizaciones sociales son otro eje, pero se les ha abandonado muchas veces y necesitamos reconstruir esa alianza con los sectores sociales porque la batalla no solo se va a dar en la Asamblea Legislativa, se debe de dar en otro espacio y debemos de ser muy audaces para dar esa batalla.

Así que si tú me preguntas si eso es el escenario óptimo, la correlación actual en la Asamblea Legislativa, por supuesto que te digo que no, pero si tú me preguntas que si tengo miedo de eso, también te digo que no, porque estamos preparados para trabajar en cualquier escenario.

-¿Qué llamado haría a la militancia a pocos días de realizar las elecciones internas?

El llamado es para que participen en el proceso, a los de San Salvador y La Libertad, que nos acompañen en el encuentro que vamos a tener este domingo a las 8:30 en el Polideportivo de la Universidad de El Salvador. Luego, que asistan masivamente a votar, que ese día (27 de mayo) se van a encontrar frente a una papeleta con dos rostros, y que lo que tienen que pensar es que van a elegir no es a alguien para ser autoridad interna del partido, van a elegir a alguien para que nos represente en una contienda que va a ser muy competitiva, y en una contienda donde tenemos ni más ni menos que lograr un millón de votos.

Entonces, que piensen bien quién de los dos, partiendo que ambos tenemos una trayectoria revolucionaria y un compromiso revolucionario, quién de los dos, juntos con el apoyo y trabajo hombro a hombro de todos los sectores del partido y más allá del partido puede lograr esa victoria derrotando a Arena e instaurando el tercer gobierno de familia del FMLN.

– ¿Y al pueblo en general?

Al pueblo en general el llamado es para que tengan confianza en el FMLN, que ha demostrado en otro momento ser capaz de reinventarse, que ha sido capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias y yo siempre digo que el FMLN debe ser como el bambú. El bambú tiene un tallo muy duro casi nunca se quiebra pero cuando hay tempestad, es flexible y para mí es el tallo del bambú, son los principios, objetivos y el programa histórico del FMLN, ese no se puede quebrar, no se puede cambiar, porque si no el FMLN dejaría de ser lo que es, pero tiene que ser flexible a sus métodos de lucha, estilos de trabajo y acoplarse a las nuevas circunstancias del siglo XXI.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: