web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » UN EDIFICIO QUE AGONIZA

UN EDIFICIO QUE AGONIZA

Marlon Chicas, 

el tecleño memorioso

Construido a principios del siglo pasado a iniciativa de la familia Guirola Duke, el antiguo Hospicio Adalberto Guirola de Santa Tecla, albergó, bajo el cuidado de las religiosas Betlemitas de la Orden de Pedro de Betancourt, a niños huérfanos o víctimas de maltrato. Misma labor que continúa en las modernas instalaciones anexas a la histórica edificación.

Esta vieja mansión de estilo neoclásico (romano), presenta en su entrada, la escultura en mármol, del joven coronel Adalberto Guirola, fallecido en la guerra con Guatemala en 1906, hijo de don Ángel Guirola de la Cotera. Este bien patrimonial, cuenta, además, con una capilla de estilo neogótico de madera y lámina. La estructura sufrió severos daños a causa del terremoto que afectó a Santa Tecla en 2001.

Las instalaciones del antiguo hospicio, estuvieron hace algunos años, bajo la administración del Club Rotario de Santa Tecla, quienes se esforzaron por restaurarlo y embellecerlo, sirviendo de locación para spots publicitarios, videoclips, bodas de ensueño, conciertos y fiestas de toda índole. Obviamente se alquilaba, cumpliendo de esta manera, una función social de primer nivel, y dotando de fondos a dicha institución humanitaria.

Lamentablemente, estos días de gloria, se desplomaron en un santiamén. En la actualidad, el lugar se encuentra entre penumbras y abandono, acumulando basura, hojas secas y suciedad. Incluso los muros perimetrales muestran las evidencias de un franco deterioro.

Entre los años 2006 y 2009 se proyectó la creación de la Mega Biblioteca Municipal, en este recinto, la cual conectaría con el Museo de la Ciudad, quedando dicho proyecto en carpetas, ante la negativa de la administración del Hogar, a ceder el espacio a la municipalidad tecleña. Ironías de la vida: ¡Ahora ni la municipalidad ni el Ministerio de Cultura ni el Hogar del Niño, hacen algo por evitar su acelerada destrucción!

El edificio está bajo la tutela del Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia CONNA, quien al igual que otras entidades del Estado mantiene una actitud pasiva e indiferente, sin pensar en el peligro que representa el debilitamiento de las bases de la estructura, sobre todo, ante la última actividad sísmica, que hemos sufrido en el país.

El Hogar Adalberto Guirola sucumbe paulatinamente, ante la mirada de tecleños y visitantes que con tristeza observan como otros monumentos históricos yacen en el recuerdo o sufren igual suerte, por ejemplo:  la Casa de las Águilas, Casa de Campo de la Familia Guirola en Residencial El Paraíso, Casa Cuartel de la Banda Regimental, templo de Nuestra Señora del Carmen; además, de muchas casas particulares de gran valor histórico que agonizan, en silencio, en la ciudad de Las Colinas.

Es hora que los tecleños pongamos manos a la obra y preservemos el legado histórico que disfrutamos en nuestra niñez, para, así, poder salvaguardar para las presentes y futuras generaciones, el esplendor de las joyas arquitectónicas que hacen grande a Santa Tecla ¡Es ahora o nunca! ¡El que tenga oídos, que oiga!

Ver también

 Camino hacia El Mozote y la cueva de Radio Venceremos

Tania Primavera  Escritora y periodista Entramos por la colinas de verdes bosques. Es Morazán, El …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.