web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Trabajadoras de la maquila aún vulneradas en sus condiciones laborales
Trabajadoras de la maquila aún vulneradas en sus condiciones laborales
En el marco del Día Nacional de la Persona Trabajadora de Maquila, la Asociación Mujeres Transformando, el CMTM y SITRABORDO expresan su preocupación ante las constantes violaciones laborales. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Trabajadoras de la maquila aún vulneradas en sus condiciones laborales

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

Jessica Sánchez del Comité Municipal de Trabajadoras de Maquila de Santo Tomás (CMTM), afirmó que en este sector maquila aún persisten condiciones que vulneran los más elementales derechos laborales como los horarios que sobrepasan las ocho horas; la presión por alcanzar metas altas y las limitaciones para asistir a sus consultas médicas.
“Es un complot, donde la hora del almuerzo es solo media hora, solo medio comemos y vamos de nuevo a las máquinas; nos controlan el tiempo para ir al baño, nos dan solo dos horas para ir a la consulta médica (ISSS) a veces, por esto es que no vamos al control médico… realmente somos como una máquina que no para”, dijo Sánchez.
El “Día Nacional de la Persona Trabajadora de Maquila” la Asociación Mujeres Transformando, el Comité Municipal de Trabajadoras de Maquila de Santo Tomás (CMTM) y el Sindicato de Trabajadoras de Bordado a Domicilio (SITRABORDO) plantearon sus demandas para mejorar las condiciones laborales y sociales de este sector productivo del país.
Entre las problemáticas que se desarrollan al interior de la maquila, están referidas al control de los horarios de trabajo, Jessica Sánchez, explicó que por tres llegadas tarde se les descuenta el séptimo y si llegan cinco minutos tarde otro día, les descuentan el día completo y lo tienen que trabajar normalmente.
“Con las horas extras nos quedamos y luego nos dicen que son horas de compensación por el día sábado y al final salimos con el mismo sueldo, o el día de pago que es el viernes trabajamos hasta medio día, y ellos se tardan en pagarnos y tenemos que quedarnos hasta las cinco o seis de la tarde para que nos paguen, y pretenden que en ese tiempo trabajemos pero sin ser reconocido, eso indigna y ahora hasta el gerente entra a la planta y junto al supervisor llegan a presionar a la gente con la cuota a entrega”, narró.
Mientras, Yessenia Rivas afirmó que el ámbito de la maquila textil se mantiene una situación de preocupación por la sistemática violación de los derechos humanos y laborales desde su instalación en la década de los años ochenta, industria ligada al intercambio comercial con los Estados Unidos, que es el principal socio, que solo en enero de 2017 esta nación demandó 201. 5 millones de dólares, que suman 7 millones más, al compararlo con 2016, llegando a un 4.7% de crecimiento.
“Las maquilas representan la única opón de empleo formal, con la generación de 73 mil 886 puestos de trabajo, donde el 80% somos mujeres y las cifras mencionadas de crecimiento representan una ganancia y mayor acumulación a los empresarios salvadoreños, pero que no se traducen en el cumplimiento de los derechos humanos y laborales de las personas que trabajan en la maquila”, señaló.
Para Monserrat Arévalo de “Mujeres Transformando” señaló de la importancia que se designado el 5 de julio, como “Día Nacional de la Persona Trabajadora de la Maquila”, porque se convierte en un acto de reparación para las más de 500 personas que resultaron intoxicadas en el 2002 en la Zona Franca de Olocuilta, La Paz, pero el caso prescribió y no se puedo hacer justicia.
“Recordamos de esa fecha que en ese entonces el Ministro de Salud y Trabajo declararon el caso como -histeria colectiva- luego se comprobó que hubo un derrame de cloro por descuido de la seguridad industrial, fueron dos días de intoxicación donde hubo 12 mujeres embarazadas fue una situación difícil, que se comenzó a solventar hasta que unas gerentes asiáticas se desmayaron también, por la intoxicación”, reseñó.

A %d blogueros les gusta esto: