web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Todo niño y niña recibe un trato digno de atención y educación integral”: Raquel Alas
En la granja penitenciaria para mujeres de Izalco fue inaugurado el Centro Desarrollo Infantil (CDI). Foto Diario Co Latino Foto Diario Co Latino / Archivo.

“Todo niño y niña recibe un trato digno de atención y educación integral”: Raquel Alas

@JoakinSalazar

Desde muy temprano, rx Cristian, sick de tres años de edad, pharmacy es levantado de su cama. Su madre, cumpliendo la rutina lo baña y luego lo viste con su pantalones cortos de color azul y su camisa blanca, desayuna al lado de su madre y al faltar 15 minutos para las ocho de la mañana es llevado hasta la entrada del Centro de Desarrollo Infantil (CDI).

La vida de Cristian es similar a la de muchos niños que diariamente se preparan para asistir a su  centro educativo, sin embargo, la diferencia está en que su mamá guarda prisión en la Granja Penitenciaria de Izalco.

Recientemente se inauguró el Centro de Desarrollo Infantil en la Granja, el cual acoge a 119 niños y niñas, todos menores de cinco años, los cuales acompañan a sus madres que permanecen recluidas en el lugar.

El CDI, en Izalco, cuenta con todos los elementos propios de una institución encargada de la educación primaria para todo niño o niña, quienes son atendidos integralmente, además de recibir atención médica, odontológica y psicológica.

Lejos de parecer un recinto penitenciario, parece una escuela como cualquier otra, expresó recientemente el diputado Yohalmo Cabrera, al referirse al lugar. Con el nuevo modelo penitenciario “Yo Cambio”, la Granja Penitenciaria de Izalco fue creada desde el año 2012, dicho programa permite que las madres eviten el ocio carcelario y dediquen su tiempo a trabajos y actividades de agricultura.

Raquel Alas, Directora del Centro de Desarrollo infantil de la Granja Penitenciaria de Izalco, conversa con diputados de la comisión de seguridad de la Asamblea legislativa. Foto Diario Co Latino.
Raquel Alas, Directora del Centro de Desarrollo infantil de la Granja Penitenciaria de Izalco, conversa con diputados de la comisión de seguridad de la Asamblea legislativa. Foto Diario Co Latino.

Mientras esto ocurre, sus hijos permanecen siete horas dentro de las instalaciones del CDI, con las profesoras que les brindan la formación parvularia, entre ellas algunas internas en fase de confianza.

“La educación es inclusiva con enfoque de derecho, en ese sentido somos garante que todo niño o niña independientemente haya o no una dificultad pueda que recibir ese trato digno, esa atención a la primera infancia, que le hace no estar en desventaja de cualquier otro niño o niña que vive en contexto de libertad en un ambiente normal, explicó Raquel Alas, Directora del Centro de Desarrollo infantil de la Granja Penitenciaria de Izalco.

La directora del CDI agregó que los niños son desplazados desde el lugar donde se encuentran, es decir la cárcel al centro de desarrollo infantil, que es una área más cercano a un hogar.

“En el almuerzo hay una pausa, para no negarle a la madre, ese vínculo que debemos promover, se los entregamos a sus madres y luego los volvemos a desplazar a la una de la tarde”, comentó.

La educación, aseguró la Directora Alas, es integral, el abecedario, las vocales, los colores, los números, son algunos de los temas que aprenden los estudiantes. Música, videos y juegos son algunas de las técnicas que utilizan las maestras para la educación de los niños y niñas.

En el lugar  existe un área materno infantil  ideal para los bebes y niños menores de dos años para una educación lúdica inicial. Pese a ello, de acuerdo a las leyes, una madre, privada de libertad, solo puede retener a su hijo e hija hasta los cinco años, momento en el que deben separarse para ella seguir cumpliendo su condena.

“Cuando cumplen cinco años, seis meses antes nosotros hacemos un periodo de desapego, para que ayude tanto a la madre como al niño para enfrentar ese periodo de separación”, explicó Alas.

Fachada del Centro de Desarrollo Infantil en la Granja deI penal de Izalco. Foto Diario Co Latino.
Fachada del Centro de Desarrollo Infantil en la Granja deI penal de Izalco. Foto Diario Co Latino.

Actualmente ya cuentan con un grupo de nueve niños, próximos a cumplir cinco años, por lo que ese periodo de separación ha dado inicio, recalcó la directora del CDI.

“Un gran porcentaje los niños y niñas que atendemos aquí, los padres también son privados de libertad, no tienen un padre que los va acoger allá afuera puede ser una abuela, un tío o un familiar pero en muchos casos, me atrevería a decir que en  un 85% ese familiar que pudiera servir como responsable, tampoco está disponible porque también está cumpliendo una pena en una cárcel”, agregó.

Ante esta situación, un familiar cercano recibe al menor, en caso contrario las juntas directivas de protección a la niñez deberán decidir enviar al niño o niña a un centro de atención como el Instituto Salvadoreño Para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA) o a un orfanato.  En el caso de Cristian, permanecerá al lado de su madre al menos por dos años más hasta cumplir con la edad requerida para salir, por lo que continuará, yendo diariamente al CDI, para seguir desarrollando su aprendizaje inicial.

Ver también

Barça debuta goleando en la Champions y el Inter remonta al Tottenham

París/Francia/AFP El Barcelona debutó en la Liga de Campeones 2018-2019 con una goleada al PSV …

A %d blogueros les gusta esto: