web analytics
Página de inicio » Nacionales » Sin un 11 de noviembre sería difícil hablar de los Acuerdos de Paz: Ortiz

Sin un 11 de noviembre sería difícil hablar de los Acuerdos de Paz: Ortiz

Alma Vilches
@DiarioCoLatino

A los pies del monumento a los 402 héroes, en el cementerio La Bermeja, el Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) recordó el 32 aniversario de la “Ofensiva Hasta el Tope y Punto”, donde Oscar Ortiz, secretario del partido, destacó que el 11 de noviembre de 1989 hizo posible al mundo entender que nadie se podía imponer militarmente, sino era necesaria una salida política, negociada y dialogada.

 “Sin un 11 de noviembre sería difícil hablar de los Acuerdos de Paz, ese día lo que hizo fue empujar, forzar y construir las bases para un tratado de paz, que ha sido de los más profundos, significativos y valorados en el mundo y especialmente en América Latina; eso permitió que el 16 de enero de 1992 se firmaran los Acuerdos de Paz. Sin un 11 de noviembre jamás hubiésemos tenido lo que ahora hemos aprendido a construir en las últimas tres décadas”, afirmó.

 Asimismo, reiteró que fueron miles quienes entregaron la vida en esa larga jornada de lucha, cambio y transformación, los patriotas, revolucionarios, soñadores y luchadores ofrendaron lo más valioso de una persona, que es dar su vida sin pedir nada a cambio, solo el compromiso del sueño de la justicia y libertad.

 El líder efemelenista enfatizó que sin el valioso aporte y el enorme sacrificio de esos héroes, definitivamente la amenaza del conflicto no hubiese cambiado de rumbo y el país no habría logrado abrir un nuevo ciclo democrático.

“Cada 11 de noviembre se rinde tributo a esa generación de héroes y heroínas, campesinos, obreros, profesionales, madres, padres, hijos, hermanos, líderes comunitarios, sindicales, sociales, compañeros, valientes guerrilleros y militantes que hace 32 años entregaron su vida en la ofensiva que fue la más fuerte y poderosa de toda la guerra civil vivida en el país, la cual forzó al cese del conflicto armado y la firma de los Acuerdos de Paz”, manifestó Oscar Ortiz.

Según Ortiz, el Frente se ha convertido en el partido que ha provocado los mayores cambios, transformaciones y, sobre todo, el desmontaje de la dictadura, pues ningún proyecto político tiene el protagonismo y la contribución en la historia que el FMLN ha hecho. Sin el aporte del Frente sería imposible hablar de El Salvador actual.

 “Seguimos siendo una fuerza que no se queda en el ayer, cumplimos con la historia, ningún otro partido político puede decir que ha puesto la cuota de sacrificio, aporte y sobre todo legado que como fuerza política de izquierda le hemos dado al país. Debemos sentirnos orgullosos de lo que hemos sido, somos y de los que debemos seguir siendo”, externó el secretario del FMLN.

 Agregó que con los Acuerdos de Paz se abrió una nueva etapa de participación, diversidad, respeto al sistema de derechos individuales y colectivos, tolerancia y la posibilidad que en El Salvador se entienda que la democracia no es un solo acto. La lección dejada en la historia es que la democracia es un proceso el cual se debe cuidar permanente, porque esa se puede revertir, destruirse y debilitarse.  Uno de los factores desencadenantes de la ofensiva “Hasta el Tope” fue el atentado el 31 de octubre a las instalaciones de la Federación Nacional Sindical de Trabajadores (FENASTRAS), donde falleció la secretaria general, Febe Elizabeth Velázquez y 9 sindicalistas más.

La noche del 11 de noviembre de 1989 inició la ofensiva “Hasta el Tope” que finalizó después de 10 días, donde la guerrilla y la Fuerza Armada protagonizaron una serie de combates, principalmente en San Salvador, Soyapango, Ciudad Delgado y Mejicanos.

 Hace 32 años se desplegó desde diferentes departamentos del país, el operativo guerrillero cuyo objetivo principal fue tomarse las principales cabeceras departamentales y colapsar el ejército nacional y al gobierno de ese momento, dirigido por la derecha.

 Uno de los acontecimientos que causó gran conmoción durante la ofensiva Hasta el Tope fue el asesinato de los sacerdotes jesuitas que dirigían la UCA y dos de sus colaboradoras, hecho ocurrido el 16 de noviembre de 1989.

Para el FMLN, la única forma de honrar la memoria de los héroes y heroínas es continuar con el proyecto y lucha por el pueblo, así como ellos lo hicieron, es decir, atacar definitivamente las causas que habían originado el conflicto, así como defender la libertad y democracia.

Ver también

@DiarioCoLatino El cielo estará despejado por la mañana, con poca nubosidad aislada durante la tarde …

Un Comentario

  1. Los principios fueron alterados en el camino, es una lástima que personas inescrupulosas se hayan aprovechado del partido y dejarlo reducido a su condición actual, será difícil que la gente vuelva a creer en esos principios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.