web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Deportes » Sepultados en la arena
Sepultados en la arena

Sepultados en la arena

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

La esperanza de levantar la “Copa Pilsener 2016” quedó nuevamente sepultada en la arena. La guerrera Azul de playa volvió a amargar su paladar al caer ayer en la finalísima ante la poderosa Portugal que sacó brillo a su campeonato mundial acreditándose un nuevo cetro en tierra salvadoreña.

Pusieron resistencia y pundonor los pupilos de Rudis Gallo, viagra pero dos errores puntuales de sus máximas figuras, sovaldi les costó la derrota 3-4 ante el combinado luso que le sacó el máximo provecho a los desaciertos, pharmacy principalmente a un balón que perdió Frank Velásquez en el último periodo.

Tal cual se esperaba, el encuentro fue parejo y cargado de emociones de principio a fin. Rubén Batres de tiro libre descorchó el festejo en el primer acto para la hinchada salvadoreña congregada en la Costa del Sol, pero todo fue efímero, pues en una jugada relampagueante casi de inmediato, José María colocó el 1-1.

En el segundo acto, cuscatlecos y lusos se subieron a un ring de boxeo, cada uno intentando dar su mejor golpe y en ese tramo fueron los porteros los que más trabajaron. Coimbra consiguió vencer a Herbert Ramos para el 1-2, luego de un mal pase de Agustín Ruiz;  y Frank madrugó a la zaga europea y en un saque de banda botó la cabaña de Elinton para el 2-2.

En el último periodo fue Portugal quien volvió a ponerse en ventaja. Sacó petróleo Magdjer a un tiro libre, y El Salvador tuvo la suerte que el árbitro juzgó mano en un balón que controló Coimbra con el pecho y Heber Ramos de tiro libre logró el 3-3.

El empate volvió a quebrarse en una desafortunada jugada de Frank que intentó driblar marcas y fue envuelto por los lusos que robaron el balón para que Belchior pusiera el 3-4 definitivo. Quedaba mucho tiempo en juego cuando este gol, pero la Azul playera perdió la calma, cayó en ansiedad y eso les llevó a errar una y otra vez en las jugadas decisivas.

Así llegó el final, con triunfo para la actual campeona del mundo y con otro sorbo amargo para los guerreros de playa que siguen sin ser profetas en su tierra.

Argentina de bronce

También el duelo por el tercer lugar generó un fuerte litigio entre argentinos y estadounidenses. Lo que parecía, sería un partido trámite para los gauchos se les terminó atragantando conforme el choque calentó y al final tuvo que llegar hasta la lotería para festejar.

Se paró mejor Argentina en los primeros minutos y producto de ello celebraron dos goles en el primer periodo. Maximiliano Holmerilla abrió la cuenta en segunda instancia después de fallar un tiro de penalti ante Bryan Perk. Para fortuna del goleador albiceleste el balón le retornó a su pie derecho y definió para el 1-0.

Luego, el mismo Holmerilla colocó el 2-0 al hacer efectivo un tiro libre que venció a Perk  tras dar un raro rebote en la arena.

Estados Unidos logró reaccionar en el segundo periodo y de ir perdiendo 2-0 terminó emparejando el partido 2-2, para llegar al episodio final en igualdad de condiciones. No hubo goles en los últimos 12 minutos y eso obligó a tiempo extra.

Los goles de norteamericanos, llevaron la firma de Jonathan Greenfield y Nick Perera. En tiempo extra apareció nuevamente Greenfield con el 2-3, pero Cristian Cuevas igualó, y se fueron a los penaltis.

Ahí se impuso Argentina 4-3 con goles de Nicolás Tarabini, Cuevas, Pedro Rigori y Holmerilla. Por Estados Unidos anotaron Perk, Pereira y García. Falló Jared Dombrowski, y los gauchos festejaron el bronce.

A %d blogueros les gusta esto: