web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Se siembra en el corazón y se reforma un mundo”
“Se siembra en el corazón y se reforma un mundo”
Mauricio Merino, Sacerdote de San Vicente, ofició la misa dominical en la cripta de Catedral Metropolitana. Foto Diario Co Latino / Jorge Rivera.

“Se siembra en el corazón y se reforma un mundo”

@AlmaCoLatino

En la misa dominical celebrada por el sacerdote Mauricio Merino en la Cripta de Catedral Metropolitana, doctor se enfatizó en la figura de Monseñor Romero, and quien es considerado como el pastor que dirigió el pueblo para construir una sociedad sin egoísmo, find unida, liberada y que disfrutara fraternalmente del bien común.

A criterio del padre Merino, es necesario el compromiso de todos para construir una sociedad justa, más fraterna y solidaria, donde haya mejores condiciones de vida para todos los salvadoreños, donde se pueda vivir en comunión y en paz.

“El buen entendimiento conlleva cambios de paradigmas, cambio de visiones, de principios y valores, de actitudes, de estructuras mentales y sociales, y la adquisición de determinadas actitudes que den criterios para vivir de una manera diferente, y significa cambio para nuestras comunidades eclesiales”, señaló el religioso.

Asimismo, durante la celebración eucarística se recordó el mensaje profético de Monseñor Romero, quien dijo en su momento, que se vive en un mundo donde el pecado está entronizado, pero, sin embargo, para esa lucha no se necesitan tanquetas, ni metralletas, espada o fusil.

“La lucha se bate con guitarras y canciones de Iglesia; se siembra en el corazón y se reforma un mundo, porque toda vocación es un agente de cambio en un mundo donde el pecado está entronizado”, afirmó Monseñor Romero en la homilía del 21 de enero de 1979.

En esa fecha el obispo mártir enfatizó que la violencia aun cuando tiene motivaciones justas, es siempre violencia y no es eficaz ni digna. La misma violencia de las armas, hace ser más brutos a los hombres.

Al momento de la oración de fieles, los miembros de la comunidad Monseñor Romero de la Cripta de Catedral pidieron de una forma muy especial por la conversión de la sociedad, a fin de cambiar y que los proyectos, ideas, obras, pensamientos y vida sean conforme a la luz de Dios.

A la vez, se elevó una plegaria porque todos los pueblos del mundo se dejen guiar por la senda de la justicia, la fraternidad y solidaridad; pero en especial para que los planes perversos de los violentos sean destruidos.

A %d blogueros les gusta esto: